Situaciones en las que puedes decidir aunque seas muy indecisa - The Amaranta
Porque estas son las verdaderas decisiones de la vida

Vivir en la incertidumbre es casi tan trágico como cuando en quinto grado se te escapaba una toallita sanitaria de tu “cartuchera especial” o bolsillo secreto y se reafirmaba ante la luz pública el mito de que las mujeres, en este caso tú con frenillos, cachetes y una pollina mal cortada, sufrían la menstruación ciertos días del mes.

Sin embargo, así como ahora puedes gritar “tampones” y lanzar toallas diarias directamente a especímenes masculinos, la incertidumbre también se supera. 

Y no precisamente lanzándote al mundo con la misión de decidir y expresar tus opiniones sobre cualquier asunto que se te atraviese.

Sino, en los espacios más libres, poco a poco, adoptando la posición decisiva que permite a cualquier ser humano no pasar tres horas decidiendo qué comer del menú, pero que te retiene de elegir entre carne o pollo.

Ver relacionados:

¿Cuál es el momento justo en el que tienes que dejar de ‘sobrepensar’ y tomar una decisión?

Decisiones que decidí no tomar en mis veinte

Lo que el Internet me dijo que tenía que hacer para tomar buenas decisiones

Es por eso que para celebrar el espíritu firme que sabemos que hay en ti, te ofrecemos situaciones más amigables con tu naturaleza indecisa que no requieren de una evaluación de pros y cons para llevarse a cabo.

Alterar una receta

No hay nada más empoderador que tomar la decisión de modificar una receta ya preestablecida; ya sea cuadrar otras medidas, agregar más vainilla, incluir nuevos ingredientes o, dependiendo de lo arriesgada que te sientas, añadir otro huevo.

Eso sí es tomar las riendas del mundo.

Pon un cronómetro

Actívalo justo antes de abrir el menú, ingresar a tu perfil de Netflix y montarte en el carro para decidir a dónde vas a ir a comer. La meta es llegar a una conclusión antes de los treinta segundos, pero ya que sabemos que eso puede dar pie a una crisis emocional -puede que hablemos desde la experiencia, quién sabe-, tienes hasta el minuto para soltar una respuesta.

Decide cosas estúpidas

Entiéndase decidir si quieres tu YouTube en modo “tema oscuro” o blanco, si comprarás té de durazno o limón, si prefieres a Cardi B o a Nicki Minaj. Esas son las decisiones que se necesitan hacer en el mundo.

Además, también debes decidir si vas a seguir perdiendo tiempo leyendo este artículo. La respuesta siempre es sí.

Desecha a esa amiga fastidiosa

Sabes en quién estás pensando. El arte de decidir está en que también puedes elegir lo que te hace bien y si diseñas meticulosamente un círculo de amigos que en realidad te haga feliz, vas a vivir más años para seguir decidiendo qué película ver con la extensa lista de razones de pros y cons.

Si quieres un extra en tu comida

Ni siquiera lo intentes. No tenemos tanta plata para eso.

--

Después de lograr todas estas cosas, la próxima decisión que puedes tomar es qué vas a hacer con tu vida.

Obviamente.