Mejor conocida como Miss Whitie

Tapujos, tabúes, concepciones sociales y convencionalismos; estamos rodeados de prejuicios y "reglas" sociales que muchas veces nos cohíben de expresarnos como realmente queremos. 

Sin embargo, ese no es el caso de Claudia De Lima. 

Claudia comenzó a autorretratarse cuando aún estaba estudiando en el colegio, sin contarle a nadie sobre su arte ni de sus escritos, sus desnudos la ayudaron a conocerse y encontrarse en todo el mar de inseguridades que a veces nos abruma. 

Ver relacionados:

Némesis artísticas, catarsis y rituales creativos con una artista venezolana

Le preguntamos a artistas femeninas sus experiencias en el mundo de la música

La espontaneidad creativa de Constanza Tapia

Se desnudó física y emocionalmente a través de una pantalla, y nosotras, haciéndole honor a nuestra naturaleza curiosa, la bañamos en preguntas para conocer su proceso. 

Les presentamos a Claudia De Lima

¿Cómo comenzaste a subir autorretratos a Internet?

Tenía como 13 o 14 años cuando comencé a tomarme fotos, pero eran fotos súper inocentes. Cuando estaba en mi casa sola y me daban la ganas de vestirme bonito y de maquillarme, era como un ritual.

Poco a poco me di cuenta de que me gustaba mucho lo que estaba haciendo y quise adentrarme en el mundo de la fotografía. Mis papás compraron una cámara y aprendí a usarla, me gustó mucho lo que podía lograr con ella porque digamos que yo hacía retratos más experimentales, con collages encima de las fotos.

Luego me di cuenta de que era muy bonito todo, pero tenía que hacer más de lo que ya me encontraba haciendo y ahí fue cuando entraron los desnudos. Obviamente, yo ya tenía un interés, pues había estudiado un poco la fotografía, cuáles eran los tipos de fotografía y lo que más me llamó la atención fueron los desnudos; también porque me di cuenta de que en Venezuela era algo muy mal visto, muy sexual y yo no estaba de acuerdo con eso, entonces ese era mi statement.

Así que es algo que vino del research que hiciste ¿O fue un día que dijiste: "Voy a hacer desnudos"?

No diría que lo pensé demasiado, no tuve ninguna duda sino que fue algo de lo que me di cuenta; de que poco a poco tenía que empezar a hacerlo. Si la gente ve mis primeros retratos, eran nulísimos; era yo estando desnuda, pero tapándome toda porque era un tema de descubrirme a mí misma. Entender que  estaba bien tal y como era, tanto por dentro como por fuera porque una de las cosas que también habla mucho en mis fotos es el hecho de que no sientas miedo de dar tu opinión con respecto a algo.

Yo era una persona demasiado tímida, me daba pena discutir o tener un conflicto con alguien porque tenía una opinión distinta a la que esas personas tenían, entonces me limitaba mucho a estar en mi zona y no ir más allá. Con la fotografía me di cuenta de que podía ir más allá sin necesidad de tener un conflicto con la gente.

¿No hubo un momento en el que dijiste "quizás esto no es lo mío"?

Ha habido momentos en los que me he dado cuenta que todo el trabajo que he hecho ha sido demasiado fuerte y creo que a veces uno no se da cuenta del trabajo emocional que estás haciendo porque no es algo así como una pirámide que vas viendo cómo se va construyendo, sino que es algo que está dentro de ti y que a veces no tienes la manera de expresar ese crecimiento y tú mismo no te das cuenta hasta que te sientas y ves todo a tu alrededor y es comoWao, sí, he cambiado mucho, mi percepción del mundo ha cambiado mucho”.

Pero sí había momentos en los que sentía que era muchísimo peso porque una niña de 15 años está haciendo esto y se enfrenta al mundo, porque lo está haciendo por Internet, pero nunca sentí que iba a dejar de hacerlo o que no era lo mío. Siempre sentí que era lo mío y era lo que tenía que hacer. Sabía que de repente iba a pasar por momentos en los que iba a querer mostrar más o menos, pero que era parte de la evolución, nunca pensé en parar.

Ese momento justo en el que le estabas dando click a "publicar" a tu primer desnudo, ¿qué pasó? ¿Qué estaba pensando Claudia en ese momento?

Lo primero que pensé fue: “Ok, me estoy metiendo en un p*o, pero totalmente voy a afrontar esto” y no me esperaba que la gente iba a ser tan receptiva con lo que estaba haciendo, digamos que era una usuaria activa en redes y la gente en Twitter me conocía porque tenía un blog en donde escribía cosas, pero lo terminé borrando porque era una tontería. Era una niña de 14 años. Cuando saqué estas fotos, había muchísima gente que me seguía y que le gustaba mucho lo que había escrito, entonces muchas personas que no conocía de frente a frente me escribieron y me dijeron: “Wao, eres demasiado valiente” y tuve mucho apoyo que no esperaba .

Y de las personas que conocen a esta Claudia tímida y después ven que está desnuda en una red social, ¿cómo fue? ¿Te abordaron o hubo secreto a voces?

Fue muy cómico porque yo no le conté a nadie. Tenía a mis amigos del colegio, pero no era ese tipo de amigas que escribe para decir: “Mira, voy a hacer tal cosa”. También en ese momento no había una mensajería tan instantánea y no todo el mundo usaba Tumblr, pero muchísimas amigas se enteraron porque se corrió la voz dentro del colegio y me dijeron: “Qué fino lo que estás haciendo" y "Qué bolas que no nos dijiste nada”, fue más como una preocupación porque no les había dicho nada.

Además de conocidos, el tema colegio y familiares ¿Cómo reaccionaron?

Eso fue súper fuerte porque obviamente mis papás no sabían, mis papas supieron como uno o dos años después. Mi papá, que siempre se lo toma todo a joda, lo que hacía era joderme e inventarme nombres. Se enteraron por mi hermano, yo nunca les había dicho nada a mis papás porque quería separarlos mucho de eso. Además sabía que de repente podía tener algunas consecuencias legales por lo que estaba haciendo, aunque yo incluso intenté informarme acerca de eso en el ámbito legal porque por más de que yo sentía que no estaba haciendo nada malo porque era mi decisión y era algo que yo estaba haciendo para mí, podían meterse en problemas.

Cuando se enteraron; mi mamá no reaccionó de la mejor manera, pero tampoco me prohibieron nada, más bien desde que supieron que me gustaba la fotografía trataron en lo posible de apoyarme.

Por otra parte, sí tuve algunos encontronazos con mi familia, con mis tías sobre todo, incluso hubo un tiempo en el que tuve que dejar de tomarlas porque me empecé a esconder, traté de hacerlo de la manera más anónima posible dentro de las redes, pero llegó un punto en el que mis papás entendieron que yo no iba a dejar de hacer eso porque alguien me lo dijera. Mis tías decidieron no meterse más.

A todas estas, ¿consideras que para desnudarse en las redes sociales tienes que ser valiente?

No para desnudarte, sino para todos los comentarios negativos que tienes que estar dispuesta a recibir. En general, para cualquier trabajo artístico que pongas en Internet o cualquier trabajo en general, tienes que estar preparado mentalmente para que la gente te vea y opine. 

Yo creo que el tema de los desnudos  es un tema muy polémico y es algo que le va a llamar mucho la atención a la gente y obviamente muchísimas personas van a querer dar su opinión al respecto, como muchas de las cosas que están pasando ahorita porque no es el tema de que tengo que ser lo suficientemente valiente para desnudarme, pues la gente se desnuda todos los días para bañarse, vestirse, para lo que sea, sino que tienes que estar preparado para que haya gente que no esté de acuerdo con tu opinión.

Con esto de que la gente no está de acuerdo: te han cerrado varias veces las cuentas, ¿no te has desanimado pensando en que tienes que comenzar desde cero?

La primera vez que me la cerraron fue por una joda que me hicieron en el colegio unos “amigos”, pues les pareció comiquísimo reportarme y lograron que me la cerraran. En ese momento sí me sentí súper mal porque no es tanto que haya gente que está en contra de lo que estoy haciendo, sino que hay gente que no se lo toma en serio. Me da muchísima más rabia el hecho de que alguien no se tome en serio lo que estoy haciendo con tanto esfuerzo, a que una persona no esté de acuerdo con mi opinión.

Las siguientes veces que me la cerraron siempre seguía con el que “si a la gente no le gusta, lo voy a seguir haciendo” porque es totalmente una rebeldía y estoy clara de eso, pero creo que si tú no buscas la manera de ser rebelde en algo, salir de tu zona de confort no tiene sentido el buscar ser exitoso.

¿Nunca te ha dado miedo que esto pueda afectar tu trabajo o a una posible pareja? ¿Te has enfrentado a esos escenarios?

En el trabajo no y eso era una de las primeras cosas que me decían, que nunca iba a conseguir trabajo, pero he tenido tantos trabajos que ahora me pregunto dónde era que me iban a decir que no podía trabajar.

Pero sí siento que desde el punto de vista que vivimos en un país súper machista, en el tema de las relaciones sí ha sido algo limitante. Yo he salido con muchos chamos que al principio me dicen que eso no les importa y que es algo normal, pero después sí se complican porque se dan cuenta de todo lo que conlleva tomarse fotos desnuda. Más allá de que me estoy desnudando, es toda la polémica que trae el estar con una persona que esté constantemente creando una matriz de opinión dentro de las redes sociales porque quizás si no existieran las redes sociales y fuese una persona que se toma fotos desnuda y no las subo a ningún lugar, a nadie le importaría.

A raíz de eso, ¿no crees que exponerte a ese nivel le ha hecho creer a la gente que tiene poder de opinar sobre ti?

Todo lo contrario, me ha pasado demasiado que hay chamos que me han dejado de hablar o personas que les da demasiado miedo hablarme porque piensan que soy una persona muy imponente cuando en persona no soy así. La gente me dice: “Ay, no sabía que eras tan cuchi”, “pensé que eras más alta” y ese “pensé que eras más alta” es algo tan poderoso e importante porque es el hecho de que las personas te están viendo como más imponente de lo que en realidad eres, entonces el lenguaje que estoy manejando dentro de mis redes sociales está haciendo pensar a la gente que soy un tipo de persona, que físicamente no soy. Es muy interesante el hecho de que una foto o la manera en la que tú abarques un lenguaje dentro del arte, pueda hacer que la gente te vea de una manera, a pesar de que tú seas otra cosa.

¿Crees que esta exposición te ha dado pie a proyectos muchos más grandes?

Totalmente. Creo que la gente cuando ve mis fotos, más allá de ver el proceso de "esta c*raja toma fotos bonitas", es de “wao, esta chama tiene creatividad, es constante en lo que hace”. La gente ve las cosas que les sirve para ciertos proyectos, por ejemplo con el tema de la personalidad me ha pasado demasiado. Estoy haciendo ahorita una sección en la radio y cuando me dijeron que querían hacer una sección en La Mega FM, yo dije que podía con todo y cuando llegué me di cuenta de que hablar en radio es mucho más complicado de lo que pensaba. Sobre todo hablar de temas tan delicados como el feminismo y siento que sí me ha llevado a proyectos más grandes y también me ha llevado a darme cuenta de que puedo ser muy creativa y responsable, pero eso no quiere decir que sepa hacer todas las cosas que me vayan a ofrecer.

¿Qué estás cocinando ahorita?

Ahorita quiero sacar un podcast, más que todo como ejercicio, por lo que te comentaba deque me sentía demasiado insegura haciendo radio. En la radio yo tengo que hacer un guión de una manera súper estructurada. No puedo decir groserías y tengo que hablar del tema desde un punto de vista demasiado equilibrado y que no vaya a afectar a la gente porque al final lo está escuchando todo el mundo, pues estoy siendo la cara de un programa nacional, lo cual es una responsabilidad muy grande.

Pero en el podcast que estoy subiendo por YouTube, que se llama Tu feminista de confianza, tengo la libertad de grabarlo varias veces y como yo quiera, además de tener la presentación y despedida que más me gusten y las secciones que yo quiera, lo cual me da muchísima más libertad creativa, sobre todo para cometer los errores que dentro de la radio no puedo. El podcast es tan sencillo que puedo borrarlo si pasa algo malo y ya, o puedo dar la cara como yo, Claudia De Lima y listo.

Preguntas rápidas:

¿Qué es pudor para ti? Falta de confianza.

El mejor comentario que te ha hecho tu papá sobre lo que haces: me apodó Claudia Canales.

¿Con qué palabra describirías a Miss Whitie? Lacra, porque mi lema es “cuando eres lacra no te olvidan”.

Tres verdades de la vida según tú:

  • Si das amor, se te devuelve.
  • No importa lo que digan, la hamburguesa es lo mejor.
  • El Internet no es malo, sino que las personas son las que lo usan de mala manera.

Autorretrato favorito: hice una serie en la que estaba muy triste, estaba llorando. No se nota mucho, pero ese día me di cuenta de que me estaba desnudando emocionalmente también.

¿Crees que creaste un alter ego? Sí, con la radio me di un coñazo, me di cuenta de que no podía hacer de todo. Aunque al final del día creé un monstruo, but you have to fake it till you make it.

--

¡Muchas gracias, Clau!

Si quieres conocer más del arte de Claudia, puedes seguirla por Miss Whitie y escuchar su podcast aquí: