En busqueda de la mejor pizza de Caracas - The Amaranta
Es, fácil, el mejor reto que alguien podría hacer

La semana pasada salí en búsqueda de la mejor pizza de Caracas, estos fueron mis criterios de evaluación:

Sabor: es una pizza, no la guerra de Troya, quiero que todos los ingredientes combinen, se lleven bien y no se opaquen unos a otros.

Ambiente: qué tan posible es para una persona, felizmente sin hijos y odiosa profesional del reggaetón y el heavy metal, sentarse a comer.

Staff: sencillo, qué tan bien eres atendido. ¿Parecieran estar todos híper ladillados de ti como cuando llegas a Farmatodo a las 10:59 p.m. un miércoles porque eres fastidioso o todo bien?

Bolsillo: qué tan posible es ir a comerse una pizza sin terminar a fin de mes mudándote debajo de tu puente más cercano.

Bordes: digan lo que digan, totalmente creo en hacerle fat shaming a los bordes de las pizzas. No deberían tener todo el protagonismo y eso no está en discusión. A menos que agreguen algo más que “pan horneado” a la ecuación, deberían ser pequeños en comparación con la pizza y no deberían estar quemados.

Intención de volver: bastante self explanatory, ¿es un sitio a donde iría frecuentemente?

Estos son los resultados de mis 5 días seguidos de pizza:

Día 1: Tosca

Total: 8.3

Ninguna foto le hace justicia a la mediterránea de . Verla llegar a la mesa es como ver a Ryan Gosling usando un traje hecho a la medida. Se ve perfecta. La presentación es limpia, la pizza es ligera, y está preparada con amor y cuidado.

Ese día fui con una amiga que ha trabajado con ellos así que conocí al chef, Reison Frioni, quien nos explicó que la masa de sus pizzas pasa por un proceso de fermentación de 48 horas antes de ser usada. Eso se traduce en: te cae muchísimo mejor. La mediterránea es una pizza individual, tiene queso mozzarella, queso de cabra, una salsa casi imperceptible y berenjenas que tienen que haber sido cocinadas por ángeles celestiales. Todo se mezcla de una manera balanceada, sorprendente porque el queso de cabra suele opacar todo lo que tiene alrededor.

El ambiente es lo más agradable que puede ser tomando en cuenta que estás en una terraza de un centro comercial y tienes camiones de cemento justo detrás de ti. Aún así, lo que falta en ambiente lo compensa en precios, atención, y sabor. Mis enemigos de toda la vida, los bordes, estaban proporcionados y bien cocinados, no tuve excusas para dejarlos.

  • Sabor: 15/15
  • Ambiente: 5/10
  • Staff: 10/10
  • Bolsillo: 8/10
  • Bordes: 10/10
  • Intención de volver: 6/10

Día 2: In Tre

Total: 5

Si esto hubiese sido un reto de pastas In Tre tendría 10/10. Y si hubiese sido acerca de staff más comprensivo con gente terrible como Carla y yo que elegimos una pizza y a los 5 minutos querían cambiarla por otra, tendrían 20/10.

Pero el mundo es injusto, aquí estamos hablando de pizzas, y aquí In Tre es como el underdog que quieres que gane a pesar de no tener oportunidad. Acá nos fuimos por la Tutti una pizza individual que lleva cebolla morada, anchoas, pimentón, pepperoni, y aceitunas negras que cambiamos por maíz. Carla, la recuerda con precisión 4 días más tarde y quedó completamente enamorada. A mi me costó recordarla, no hay nada particularmente impresionante en ella.

Pedimos para llevar, de todos modos In Tre es básicamente una caja de fósforos, es un poco incómodo comer ahí, sobre todo en horas pico. Lo bueno es que despachan absurdamente rápido. Más tardamos esperando por el punto de venta que por la pizza. Los bordes estaban quemados.

  • Sabor: 8/15
  • Ambiente: 2/10
  • Staff: 10/10
  • Bolsillo: 7/10
  • Bordes: 4/10
  • Intención de volver: 2/10

Día 3: Pizpa

Total: 6

En Pizpa pedimos una degustación y necesitan urgente un fotógrafo porque esa pizza es muchísimo más deslumbrante en persona. Es la Gal Gadot de las pizzas, abrumadoramente hermosa cuando la vez la primera vez.

Lo que llama la atención de Pizpa son los sabores extraños, inicialmente no estaba muy emocionada por comer una pizza de reina pepiada, hamburguesa, o tacos, pero lo hacen funcionar al menos en la degustación. No me imagino comiendo una pizza entera de ninguna de esas combinaciones porque son absurdamente pesadas. Son increíbles, pero no hubiese podido con más de un slice de ninguna.

Además hay un detalle, la mayoría de las pizzas son bastante accesibles pero esta cuesta poco menos que un sueldo mínimo. Es inmensa pero sigue siendo un poco excesivo el precio. Así que no es exactamente algo que puedas repetir mensualmente. El ambiente es ligeramente incómodo porque claramente no quieren que te quedes a comer ahí, pero está súper bien decorado y la atención es inmejorable. Y encima, los bordes pasan totalmente desapercibidos.

  • Sabor: 13/15
  • Ambiente: 2/10
  • Staff: 10/10
  • Bolsillo: 5/10
  • Bordes: 8/10
  • Intención de volver: 1/10

Día 4: Sette

Total: 9.2

Sette tiene un problema molesto, les faltan un montón de ingredientes del menú y el staff no te lo dice hasta que ya has elegido. Entonces, ¿cómo tiene la mayor puntuación hasta ahora? Así de buenas estaban las pizzas.

Acá probé la Sette que tenía mozzarella, tomate, jamón, cebolla, pimentón y anchoas que no había así que cambiamos por rúgula, y la Ciriana que lleva mozzarella, tomate, queso de cabra, cebolla caramelizada y jamón serrano. Ambas son genuinamente lo mejor que probé durante el recorrido.

Sette tiene pizzas gigantes por menos de lo que te costaría comprar dos pizzas en In Tre y Tosca. Y a pesar de lo inmensas que son se sienten livianas y los ingredientes se sienten súper frescos. El ambiente es agradable, espacioso, sin demasiado ruido, y con una decoración simple pero agradable. Si estuviera soltera este sería el sitio donde tendría todas mis primeras citas (soy una persona de hábitos). La mayoría de los bordes tenían queso lo que los hacía tolerables pero alguno de ellos eran excesivamente grandes.

  • Sabor: 15/15
  • Ambiente: 10/10
  • Staff: 8/10
  • Bolsillo: 9/10
  • Bordes: 8/10
  • Intención de volver: 10/10

Día 5: Pizza Caracas

Total: 6.3

Carla y yo éramos las únicas caraqueñas que nunca habían ido a Pizza Caracas. Carla no sé porqué, yo porque detesto las colas con todas mis fuerzas aún cuando lleven a pizzas.

Yo perdí mi virginidad con un slice de Capresa, Carla con uno de tocineta y cebolla, y terminamos compartiendo uno de pepperoni. Fuera de que el sitio es genial y la atención es buenísima, no entiendo el appeal. La pizza es más borde que cualquier otra cosa y entiendo que eso da el feeling de “rústico” pero es excesivo y además sabor no tiene nada en particular.

  • Sabor: 10/15
  • Ambiente: 10/10
  • Staff: 10/10
  • Bolsillo: 4/10
  • Bordes: 1/10
  • Intención de volver: 6/10

Al final este top 5 quedó así:

5. In Tre

4. Pizpa

3. Pizza Caracas

2. Tosca

1. Sette

Y yo iré a comer ensaladas por 3 meses o hasta que pueda volver a ver una pizza.