Descifrando el extraño mundo de los sorteos de Instagram

Entre rumores y verdades, se encuentran los famosos “Giveaways”
Author:
Publish date:
givv

Hola, mi nombre es Carla y soy adicta a los sorteos de Instagram. Aunque si son amigos míos o alguna vez me conocieron y se les ocurrió seguirme en esta plataforma, seguro ya están hartos de recibir notificaciones mías y lamentan ese trágico momento en el que le dieron Follow, no he sido la afortunada ganadora de ningún sorteo.

Just my luck.

Sin embargo nunca me rendiré. 

Y más que no rendirme, hice la modesta tarea de conocer a fondo este terreno desconocido para poder conquistarlo algún día. Será entonces que recibiré una bella notificación en mi celular y dejaré de participar porque, ¿quién gana la lotería dos veces seguidas? Solo basta uno para demostrar tu fiereza al universo y a todos los que dudaron de ti diciéndote “si eres galla, cheeca”.

Hasta entonces, responderé esas preguntas que yo misma me hice mentando madre sobre por qué nunca ganaba y que seguro esos sorteos eran una mafia más poderosa que los Corleone. Las respuestas solo me demostraron lo paranoica que soy y que el mundo no es un pañuelo como a uno le gusta creer.

En la mayoría de los sorteos te hacen requisitos mínimos para poder participar. Muchas veces sirve como filtro para diferenciarte de todos los que cumplieron a medias. Te piden seguir todas las cuentas asociadas al sorteo, mencionar a varias amigas (reales y no perfiles de famosos), darle like a cierta cantidad de fotos por cuenta y “listo”, ya estás participando y entregándote a un mundo extraño y lleno de misterios.

Para mi investigación acudí a dos fuentes: Una marca que hace sorteos con frecuencia y Adicta Pérez (cuya identidad se mantendrá oculta) que me contó algunos rumores. La marca se llama Tornasol Vibes (@tornasolvibes) y me contestaron algunas preguntas frecuentes una vez que publicaron este post:

¿Cuál es su modus operandi al momento de hacer un sorteo?

Como somos varias cuentas, cada una se encarga de tomar un grupo grande aleatorio de personas que han comentado en la imagen del concurso posteada en su perfil. Tomamos en cuenta que hayan cumplido todos los pasos y reglas. Luego de eso, se dan esos usuarios y se eligen al azar con algún sistema o aplicación random picker.

¿Tienen idea de cuántas personas aproximadas participan en estos sorteos?

Todo depende de qué se regale y cuántos pasos la persona debe cumplir. También cuántas cuentas deben seguir, porque mientras más, a la gente le molesta y le fastidia participar por lo que la cantidad es mucho más reducida.

Una vez contestadas las generalidades, acudí a mi amiga Adicta Pérez que, al igual que yo, está obsesionada con participar en cualquier sorteo que llegue en su scrolling time. Su experiencia ha llegado a los lugares underground de esta red social, por lo que confío plenamente en lo que ella me dice.

¿Es cierto que hay grupos clandestinos que acaparan todos los concursos posibles en Instagram?

Sí, se trata de una especie de “bachaqueros” (personas que revenden artículos que son gratis o reguladas, a precios que superan los viajes Apolo). Comentan cientos de veces de forma que sea casi imposible que gane alguien más. Son personas que hacen de esto su trabajo, es decir, mientras tú estás sentada en una oficina cualquiera, ellos están en pantaletas en su casa y comentando post de Instagram, pues les pagan por eso. Nunca se quedan con los artículos que regalan.

¿Alguna vez has conocido a alguien que ganó un sorteo de estos?

De bol*s, de otra forma no caería en eso.

¿Qué otras trampas conoces?

La clásica es que las personas que realizan estos concursos se dejen comprar. Pero es difícil, por ejemplo eso no pasa en sorteos en los que participan siete marcas o más porque ya muchas personas están involucradas, pero cuando solo es una marca hay ocaciones en los que los community manager aceptan dinero a cambio de determinar un ganador de preferencia.

Pero eso no pasa mucho, es por eso que existen esos grupos clandestinos.

¿Ya participaste en el sorteo de la cuenta que me contestó las preguntas?

Estabas tú chiquita.

Como todo en la vida, siempre hay una forma de engañar a la suerte, pero creo que en este caso, aunque tengas un amigo community manager sin ética laboral, solo tienes que hacer los pasos que te dicen los concursos, rezar diez Ave Marías, quince Padrenuestro y los rituales vudus raros que hacen los de las cartas astrales.

Good luck.