La depresión, ¿qué es y cómo tratarlo? - The Amaranta
De manera que este Día Mundial de la Salud Mental sea bien aprovechado

Hoy es un día en el que hay que resaltar un tema que se subestima de una manera alarmante: la salud mental.

Es el estado de completo bienestar emocional, psicológico y social. Afecta las emociones y pensamientos, por lo que define la conducta, reacción y manejo de cualquier circunstancia que se enfrente una persona. También influye en la toma de decisiones.

Es vital desarrollar la salud mental adecuadamente en todas las etapas de la vida: niñez, adolescencia, adultez y vejez. De no tener una salud mental estable, pueden surgir trastornos mentales o síndromes que la afectarían negativamente. Uno de los estados mentales más perjudicial es el depresivo.

En honor al Día Mundial de la Salud Mental, hablaremos de la depresión con la ayuda profesional de la Dra. Beatriz Manrique, especialista en bebés, niños y adolescentes.

Se dedica a la investigación social y psicoterapia individual y grupal de niños, adolescentes y familias.

Leer más:

La depresión

Es un trastorno mental caracterizado por el sentimiento de tristeza y bajos estados de ánimo. Según la especialista en niños y adolescentes, existen dos tipos de depresión: la genética y la reactiva.

Con carácter genético

Tiene una predisposición genética que consiste en que hay genes vinculados a algunos trastornos psiquiátricos. Las mismas partes del ADN que ayudan a definir la personalidad de una persona son las que pueden afectar al desarrollo de problemas de salud mental tales como la depresión y ansiedad.

“Con este carácter genético, ante un problema muy grande en donde se sientan muy frustrados y no sepan cómo resolver, tienden a deprimirse por esta predisposición genética,” señala.

Esto se debe a que hay genes que implican la generación de mitocondrias (orgánicos celulares que suministran energía a la actividad celular), y la energía tiene mucho que ver con la formación de un trastorno. Pero en caso de emerger, dependerá del ambiente, informa la psicóloga.

Reactiva

La causa son las frustraciones junto con la inmadurez emocional que evita que se lidie apropiadamente con los problemas que sufren. “Sobretodo si es adolescente,” por el proceso de maduración que pasa al estar en el período de transición de niño a adulto.

"Con problemas muy graves que no los saben resolver, entonces se deprimen," indica Manrique.

Síntomas

  • Falta de motivación y ánimo
  • No hacen actividad física alguna
  • Exceso de sueño
  • Aislamiento
  • Evasión de problemas
  • No se encargan de su higiene personal adecuadamente
  • De escalar, surgen pensamientos suicidas

"¿Cómo se deprimen? No les provoca nada, pierden motivación por todo, es como una apatía. Algunos quieren estar acostados todo el tiempo, y dormir es evadir. No quieren ni siquiera bañarse, sienten que no tienen fuerza para nada," expresa.

Sienten una apatía que no les permite verle solución a los problemas. 

¿Cómo detectarlos?

Principalmente, la mejor manera es a través de la observación, en fijarse si la persona posee alguno de los síntomas nombrados.

En los adolescentes se puede detectar comunicándose con ellos, y poco a poco llegar a la raíz del sufrimiento. Hay que atacar los síntomas apenas se manifiesten, y normalmente el motivo de ellos es el problema que piensan que no pueden resolver. "Ya el adolescente de por sí es emocionalmente inmaduro y no siempre sabe enfrentarse a los problemas," informa.

Identificar la depresión en los niños es más fácil, porque son más espontáneos. Sin embargo, es peligroso no detectar este estado mental porque "pueden morirse", indica Manrique. No por cometer suicidio, sino emocionalmente. "Los niños se pueden morir de tristeza, pero puedes sacarle fácilmente qué es lo que lo tiene deprimido".

"Una depresión en un niñito es dificilísimo porque si tú lo distraes se puede reír y jugar y crees que salió de la depresión. Hay que fijarse en la mirada y hablar y hablar con ellos hasta que te cuenten qué pasa. Allí inmediatamente debes trabajar el problema".

La tristeza se ve en los ojos, ya que la mirada de los infantes es lo suficientemente transparente.

Tratamiento

Los tratamientos son profesionales y personales. En ambos se debe canalizar la energía del paciente apropiadamente. El ser humano es un sistema de energía. "Es como el agua," compara Manrique, "Tú eres un sistema de energía que se canaliza bien o no, por eso yo lo comparo con el agua. El agua es vida o muerte, igual es la energía del ser humano. El del agua es electricidad, el agua es vida, pero si se desborda, ¿qué sucede? Un tsunami. Lo mismo con los humanos. Realizan actividades, se divierten, van a fiestas, interactúan, todo lo que debe hacer un muchacho normal. Si esa energía no se canaliza, y se desborda, pasa lo del agua. Te deprimes, piensas en cómo suicidarse, y es peligroso porque pueden hacerlo".

Profesional

  • Psicoterapia
  • Antidepresivos
  • Antidepresivo y psicoterapia
  • Terapia grupal al ver mejoras

“Muchos psiquiatras les mandan antidepresivos, pero en ocasiones la psicoterapia es mucho más eficiente,” dice la doctora. La mezcla de ambos tratamientos son efectivos igualmente, pero hay que tener cuidado que el antidepresivo sea favorecedor para el organismo del sujeto.

El método favorito de la profesional es la psicoterapia y la actividad física, para que el paciente canalice la energía de manera acertada. Da la fuerza que necesita.

Personal

  • Apoyo de los padres y amigos
  • Canalización eficaz de energía
  • Evitar el aislamiento

Se basa en el apoyo incondicional de familia y amigos. Recalca la responsabilidad de los padres, que son quienes tienen el peso mayor en la recuperación de su hijo/a. El psicólogo o terapeuta del paciente debe entablar conversación con sus responsables, ya que es necesario que sepan las condiciones de su hijo así como las mejores maneras de brindarle su asistencia.

“Se deben sentir apoyados y queridos. Necesitan amor y saber que no están solos,” dice la especialista."Es estar con él, no dejarlo solo, darle apoyo para que no maquinen maneras de suicidarse".

Si con toda la terapia y el apoyo no hay resultados y continúan los síntomas, el paciente es recurrible a un antidepresivo.

En síntesis, el apoyo es lo primordial en la recuperación de un paciente depresivo. Con eso y la canalización correcta de energía, podrá alcanzar una buena salud mental que lo fortifique.

Espero que esta información les haya aportado más conocimiento en esta área, hay que concientizar más sobre esto, ¿y qué mejor día que este?

ur-not-alobe