#CuéntameMás: ¿Qué NO querías ser cuando fueras grande? - The Amaranta

¿Qué NO querías ser cuando fueras grande?

Cambiamos de sueño a cada rato, pero de pesadilla no
Author:
Publish date:
Untitled design (9)

La infancia y la falta de golpes de la vida nos convence que podemos ser astronautas, bomberos, presidentes o incluso novias de uno de los Backstreet Boys.

Y aunque honestamente no tengamos idea de qué pasó con esos sueños o qué es de la vida de las boybands de nuestra infancia, algunos sí logramos recordar qué era esa única cosa en la que no queríamos convertirnos. Pero para nada.

En mi vida he querido ser arqueóloga, cantante, chef, directora de cine, y lo más actual: escritora. Sin embargo, como muchos otros, solo pedí no convertirme en una conformista que pasara su vida sentada en un escritorio de 8 a 5 de la tarde.

Un robot con horario de oficina siempre fue mi pesadilla, así que pregunté por ahí cuál era la de los demás.

“Yo iba cero pendiente de ser un político o un embajador. Esos tipos son todos unos mentirosos, aunque se vean decentes” - Pablo, 21.

“Creo que en retrospectiva, yo no quería ser gente. Solo quería leer libros” - Arianne, 22.

“Sonará imbécil, pero desde que era pequeña y veía The Simple Life me dije que nunca sería una idiota como Paris Hilton. Era y es demasiado hueca y que la amiga a la que insultaba terminara siendo más famosa que esa pana, me dio la razón” - Lucía, 21.

“Yo estaba claro que no quería ser médico. Simplemente porque mi abuela quería que lo fuera” - Andrés, 21.

“Yo no quería ser como Aquaman, era muy nulo. Ahora sí quiero, pero como Jason Momoa” - Luis, 19.

“Yo nunca he querido ser una de esas personas aburridas que ves haciendo la cola del banco y que no te provoque para nada sacarle conversación. Siempre he querido ser el tipo de chama a la que quieres conocer y con la que quieres hablar” - Paola, 21.

“Mi miedo de toda la vida es ser un maldito mantenido” - Samuel, 20.

“Cuando era pequeño me la pasaba viendo películas de niños de los 80, de esas que peleaban contra los vampiros, buscaban tesoros y luchaban con monstruos. Desde entonces no quería ser uno de los pendejitos que perseguían a los líderes sin hacer nada. Quería ser protagonista” - Mauricio, 23.

“Yo no quería (ni quiero) ser como mi papá” - José, 20.

“Naguará, cuando era chamo no quería ser adulto. A mis 24 todavía estoy en estado de negación” - Ricardo, 24.

“Yo no quería ser como mi abuela. Se dejó joder por mi abuelo que la engaño, se divorció y la dejó sin nada. Que le eche bolas el que quiera joderme a mí” - Alessandra, 19.

“Sé que lo único que no quería ser cuando creciera era ser contador. ¿Alguna vez has escuchado una historia de un contador que haya hecho algo arrecho? He ahí mi punto” - Juan Pablo, 22.

Es cómico pensar que nunca estuvimos claros sobre lo que queríamos, o al menos no hasta llegar a los veinte. Pero desde pequeños siempre estuvimos claros de en qué no queríamos convertirnos.

Por mi parte, sigo evitando convertirme en una conformista y me quedé pensando en lo de los contadores.