Cuando todo era felicidad y no sabíamos lo que de verdad era trabajar

En esta época del año, estando justo a la mitad, nosotros los jóvenes de este milenio solemos pasar por los siguientes eventos:

Vacaciones escolares.

Reparación si raspaste algo.

Fiestas de graduación.

El mundial de fútbol cada cuatro años.

Y como siempre es de esperarse, las caravanas escolares con reggaetón a toda mecha, haciendo que tu vía a la oficina un martes a las 2:00 p.m. sea mucho más tediosa.

Siendo The Amaranta un portal para jóvenes interesados en contenido entretenido y de profundidad, en este #CuéntameMás nos pusimos a preguntar las mejores locuras que han hecho jóvenes recién graduados del colegio o la universidad.

Ver relacionados:

#CuéntameMás: pálidas que has pasado en moteles

#CuéntameMás: ¿Y tú qué has sacrificado por el fútbol?

#CuéntameMás: canciones que has o te han dedicado

"En mi caravana de graduación hice pipí en la calle". - Andrea.

"Recién graduados nos fuimos a un preescolar a lanzarle huevos a los niños". - Carlos.

"En la caravana rallamos todo el túnel de la Trinidad con el nombre del colegio y la promoción, y a raíz de eso nos quitaron el acto de graduación". - Federico.

"No hice ninguna locura, llegué a mi casa y dormí como por 14 horas seguidas". - María Laura.

"Toda la promoción nos pintamos el pelo de azul y nos duró hasta la fiesta". - Grace.

"Mi hermano y sus amigos se desviaron de la caravana y se fueron a la playa". - Ana Isabel.

"Salimos de clases y botamos todos los exámenes del año por el balcón del edificio". - Corina.

"Esto no tiene que ver con locuras de recién graduado, pero como por cinco años me dediqué a colearme a la mayor cantidad de fiestas de graduación que pude". - Fernando.

"En mi fiesta de graduación había una niña con el mismo vestido que el mío. Formé un escándalo y le dije que se fuera. Qué pena". - Alexandra.

Lo importante es que una vez graduados, con todas las locuras encima, no sabemos que nos espera el verdadero mundo miserable del trabajo y estudios.