#CuéntameMás: le preguntamos a las personas sus experiencias con el karma - The Amaranta
Le preguntamos a las personas sus encuentros con el lado agridulce de la justicia

El karma existe; a veces nos ataca en forma de personas, otras veces con acciones y en los casos más “trágame tierra”, en situaciones de las que no podemos huir sin parecer lunáticas corriendo lejos de sus responsabilidades sociales.

Una vez que pasamos la faceta de negación y reconocemos al karma como un ente justiciero sin piedad alguna, la vida se hace mucho más fácil. Incluso dejas de mentir y empiezas a cederle el puesto a las viejitas en el estacionamiento.

Mientras que eso ocurre, siempre existirán buenas historias por contar.

Ver relacionados:

Agradezco al karma, el destino o lo que sea por estas cosas

Historias de dulce venganza

¿Qué es lo peor que te ha pasado por no hacerles caso a tus viejos?

“Le dije a mi jefa que mi computadora se había dañado y por eso no podía cumplir con el deadline, aunque la verdad era que se me había olvidado hacer lo que me había pedido. Al día siguiente mi computadora se dañó” - Carlos.

“Mi ex-novia me montó cachos y a la semana le robaron el celular, unos euros y le chocaron la camioneta” - Leidy.

“Perdí mi tarjeta de crédito, maldita sea” - Rebeca.

“Una vez me desaparecí del mundo para que el niño con el que estaba saliendo no me fastidiara más y cuando me empezó a gustar, él hizo lo mismo” - María Gabriela.

“Cuando el karma ataca y mi día es horrible, para redimirme le doy la cola a alguien en la universidad” - Mate.

“Cuando era estúpida y no sabía nada de la vida pensaba que en un robo, si la víctima estaba con su celular afuera o despistado, era su culpa. Después me robaron y descubrí que no” - Daniela.

“Solo voy a decir que involucra cachos” - Paúl.

“Me reí de mi prima porque perdió su cédula rumbeando y como al mes yo perdí mi celular” - Mariana.

“Me las tiré de echón y le hice bullying a un amigo porque se estaba volviendo loco con la universidad y su trabajo; le dije que el del problema era él porque no sabía cómo organizarse. Se me volteó la tostada porque llevo como dos semanas pensando en renunciar a mi trabajo porque el tiempo no me rinde. Es el cuento más nerd que vas a tener” - Erick.

“Siempre criticaba a mi novio porque era demasiado celoso; no me importaba e igual iba a reuniones y salía. Ahora en el trabajo le está cayendo una chama y estoy a una sonrisita de pedirle que renuncie” - Aili.

"Soy el karma hecho persona. Cada vez que critico algo, se cumple. Siempre odié a las personas que se empatan con gente de su mismo salón: terminé saliendo con literalmente el chamo del pupitre de al lado; siempre critiqué el modelo del carro de un amigo: es mi carro ahora; una vez me las estaba echando porque nunca se me había partido la pantalla del celular: al día siguiente me lo robaron y lo recuperé completamente roto. La lista es infinita" - Mafe.

--

Ya sea con un ex, en el trabajo o en una salida de amigas, el karma está dispuesto a hacerte una visita para recordarte que todas tus acciones tienen consecuencias.

Sin embargo, tenemos que darle las gracias por hacerle justicia a nuestros exes infieles.