A veces el alcohol te hace otra persona… literalmente

Emborracharse es parte de la vida, ya sea en alcohol, risas, Netflix, la mirada de tu novia o el discurso de Juan Guaidó al juramentarse presidente de Venezuela. Trae un sinfín de sensaciones, unas buenas y otras no tanto, pero a algunas personas les trae toda una personalidad.

A esto le llamo el “alterego del borracho”, ese ser que sale solo bajo la influencia del alcohol. Es el inconsciente literalmente personalizado, y para honrar este fenómeno gracioso le hemos preguntado a distintas personas: ¿Quién eres cuando estás borracho?

Ver relacionados

“Bueno, la llamé Patricia, como la película de Split. Literalmente me pongo toda mamá, a darle agua a todo el mundo y a hablar del gobierno”. -Daniela, 20.

“Yo hablo en inglés, y recreo las propagandas de English Live y Open English, es raro jajajajajaja”. -Oscar, 20.

“Cuando estaba en Venezuela hablaba en inglés, pero ahora es como normal”. -María Valentina, 20, a quien extraño mucho desde que se fue a EE.UU.

“Se llama Kassandra, ahorita obviamente no sale a la luz porque estoy empatada, pero vivimos muchas cosas juntas. Algo que sigo haciendo es que le pregunto a la gente si es cualquier otra persona, como ‘¿Epaaa tú eres Troy Bolton/ Jacinto Convit?’ Hay personas que me siguen la corriente”. -Ana Cecilia, 20.

"Yo paso por dos facetas, pero siempre es impredecible, nunca sé cuál saldrá. Una es que literalmente hago lo que me digas, si me mandas a un sitio voy y cosas así. Soy súper obediente. La otra es que me desmayo o me quedo dormido. Me pueden echar agua o cachetearme y no me levanto hasta que mi cuerpo descanse”. -Raul, 21.

“Sin falta, me pongo a correr como Naruto”. -Luis, 20.

“Yo borrachita soy mega activa, me pongo a correr por todos lados”. -Marianna, 20.

“Me pongo gritón y ya. También agarro confianza y me pongo a rapear”. -Gabriel, 20.

“La llamé Dory, porque no importa cuánto intente, nunca me acuerdo de nada”. -Erika, 19.

“Empiezo a hablar como Capriles, lo imito muy bien. Es algo fastidioso para quienes me rodean pero mi alter ego es ser la mejor imitación de Capriles”. -Carlos, 22.

“Se llama Perla Teresa y es demasiado terca, nunca quiere que la ayuden. Solo quiere bailar y que no la molesten. Además, cuando se pone quesua le cae a cualquiera”. -Victoria, 21.

“Hablo un británico súper fluido, canto los Beatles y me pongo horny. La llamé Elizabeth James, como la mamá de Lindsay Lohan en Juego de Gemelas -María, 21.

“Mi alter ego no tiene nombre pero lo único que hace es hablar de más y no modular cuando lo hace”. -Valentina, 18.

“La llamé Raquel, se caracteriza por su apariencia estilo secretaria p*ta, promiscua con lentes. Se da los besos con los amigos de su hermano”. -Manuela, 19.

“100% tengo un alter ego borracho, lo que hace es bailar y llorar”. -María Gabriela, 20.

La mía se llama Maco con ‘C’, y en verdad es una versión exaltada de lo que ya soy. Es decir, una santa (y no, no digo esto porque mi familia lea mis artículos a veces).

banner