Por qué el aire acondicionado está disminuyendo nuestra capacidad de soportar el calor

Quizás quieras pensarlo dos veces antes de agarrar el control...
Author:
Publish date:
'Birth of The Cooling.' de National Geographic

'Birth of The Cooling.' de National Geographic

El calentamiento global hace que el clima varíe a tal punto que la bipolaridad del calor no solo se reserva para los días de verano. Mientras buscamos desesperadamente el control del aire nos preguntamos cómo las personas sobrevivían al calor atemporal antes de que existieran los ventiladores o los aires acondicionados.

Pues la respuesta a este misterio es simple, no lo hacían. Millones de personas murieron por la intensidad de las temperaturas. Incluso ahora con las facilidades de la tecnología, más de 2000 personas han muerto por la ola de calor en India.

Ante las predicciones sobre el cambio climático los especialistas consideraron que la solución para combatir las muertes por el clima era instalar acondicionadores en espacios públicos a partir del año 1930. Y la costumbre se extendió a mediados del siglo 20 a las viviendas de las personas.

Mientras más aumentaba la cantidad de aires, menores eran las probabilidades de muertes a manos del calor. En contraparte, las investigaciones sobre las consecuencias de estos electrodomésticos iniciaron. Para años después demostrarnos que recurrir a ellos para enfriarnos lo que está haciendo es despojarnos de nuestra capacidad de soporte a ciertas temperaturas.

Giphy

Giphy

¿Recuerdas lo que siempre nos decían sobre la teoría de la evolución de Charles Darwin? Aunque en el momento parecía que no la necesitábamos para nada más allá del examen de biología, algo parecido está ocurriendo con la relación de nuestro cuerpo y temperatura.

Piénsalo así, cuando dejas de exponer tu cuerpo al calor, el comienza a acostumbrarse al clima frío y poco a poco deja de practicar la lucha contra las altas temperaturas. Prácticamente como cuando eres adicto a la cafeína y llega un momento en el que necesitas más cantidad para saciar las ansias; solo que el aire acondicionado es la cafeína y nosotros los adictos.

Al pasar el tiempo el aire exterior se sentirá más caliente, no solo psicológicamente, sino que literalmente la energía que se gasta en la refrigeración residencial y el rápido aumento de usuarios hace más caliente al mundo.

Los científicos llaman a esto el "modelo de confort adaptativo": tras la premisa de que nuestra temperatura ideal depende de la temperatura a la que hemos sido expuestos. "Si experimentamos más calor, podemos tolerar más calor" expuso el científico Stan Cox.

Y por más incómoda e intolerable que parezca la solución a este problema: es necesario que dejemos de recurrir todo el tiempo a los acondicionadores si no es estrictamente necesario. A veces soportar un poco de calor puede garantizar una generación con más capacidades para sobrevivir a un fin de mundo, o mejor conocido como “calor veraniego”. 

Giphy

Giphy