Cómo podemos definir a un “fuckboy” - The Amaranta
Una criatura que nos ha jodido bastante por su variado camuflaje

Los fuckboys siempre han existido. Solo que ahora tienen ese nombre distintivo que los diferencia del resto de los mamíferos.

El “fuck” porque su objetivo no es precisamente llevarte a comer hamburguesa y conocer a tus papás; y el “boy” para denotar que no saben lo que quieren (además de cogerte), como un niño que quiere papitas fritas pero luego de la primera, le provoca comer helado y así sucesivamente.

La cruda verdad es que todas sabemos lo que es un fuckboy. No es tan difícil en la teoría. En Venezuela usamos otra palabra que me atrevería a decir que es la favorita de Beatriz: mamagüevo. Pero distinguir a un mamagüevo en la práctica es difícil. Más fácil es ayudar a tu mamá a desmontar todas las celebraciones de tu casa en un día.

Los fuckboys pueden estar en cualquier parte y asumir cualquier forma. 

Antes:

Después de decirles que quieres salir con ellos:

También son algo así como los boggarts de Harry Potter que asumen la apariencia de lo que más te asusta, bueno, estos chamos toman la forma de chicos lindos (y feos también). Desde el niño cuchi de tu clase que te ayuda cuando ves chino en la pizarra hasta el guitarrista que toca sin camisa en una banda más mala que los mendigos del metro. 

Ese es un golpe difícil de tragar porque no estamos a salvo en ninguna parte y muchas veces no vemos las señales, por eso nos dejamos joder.

Sin más preámbulos, esto es lo que dicen las expertas en el espécimen “fuckboy/mamagüevo”:

“Alguien que constantemente te pide fotos nudes por alguna razón” -Andrea.

“El carajo awkward de alguna reunión que no conoces muy bien, y cuando vez que abrazas a alguien cuando lo saludas se acerca y te pregunta “¿oye y mi abrazo? :)” -Victoria.

“Es el pana que cambia de ‘novia’ con la misma frecuencia que cambia sus interiores” -Daniela.

“Un fuckboy es un chico que sabes que tiene novia e igual te echa los perros porque tienes vagina y un par de tetas” -Lucía.

“Con quien, si acaso (y mejor que no), estás una vez, y de vaina” -Odalys.

“Un webón que te lanza una súper labia y después de dos semanas ves que hace exactamente lo mismo con otras cinco chamas” -Ariana.

Hay de todos los tipos, tamaños y colores. Pueden ser los tipos con más plata con cinco negocios, tres licenciaturas; hasta un chamo humilde que vive con su abuela y su comida favorita viene en un pote de arroz chino.

Un fuckboy es un chamo que no busca nada personal, la mejor forma de ahuyentarlos es nombrar la palabra “sentimientos” y saldrán corriendo como si se tratara de una bomba nuclear, pues están emotionally unavailable.