Cómo me hubiese gustado que mis papás me hablaran de educación sexual

Sexx baby 🍑
Author:
Publish date:
the talk-01 (1)

Toda la educación sexual que recibí mientras estaba creciendo fue totalmente inútil. Mis padres se limitaron a murmurar “usa condón”, y para cuando fue el turno de la escuela estaba en un pueblo rural de Estados Unidos durante los años de “solo abstinencia” de la administración de Bush. Todos apestaron gravemente.

Hablar de abstinencia como la única posible alternativa a los embarazos no planificados y las enfermedades venéreas no funciona. Hablar solo de métodos anticonceptivos es, sin duda, mucho más responsable y realista pero de todos modos no sirve mucho para prepararte para la vida real. Si pudiese volver en el tiempo y poner en riesgo el continuum tiempo-espacio para mandar a mis padres a dormir mientras me enseño a mi misma sobre educación sexual, sería mucho más sex positive.

Saber sobre todas las opciones de anticonceptivos y los riesgos del sexo sin protección es súper importante, pero esto es en lo que me enfocaría:

El 69 apesta

Hay una razón por la cual solo los pre adolescentes hablan “del 69”, porque una vez que creces y lo haces te das cuenta que es terrible. Es incómodo, nadie está pasándola bien mientras lo hace.

Alguien siempre tratará de convencerte de tener sexo anal

Siempre. Y todos los argumentos que usan son increíblemente sospechosos y ligeramente manipuladores.

Hay personas que odian el sexo oral. Esas personas están mal.

Todavía existen tipos que en una primera cita, hablan de que hacerle sexo oral a una mujer es incómodo. Esos tipos son terribles. Huye.

La gente es muy anti condón

De hecho, hay muchas personas que parecen ser más anti condón que anti chancro de transmisión sexual. “Es que no se siente igual”. Déjalos ir a su brillante futuro de súper sífilis.

El sexo dentro de un carro es terrible

En las películas se ve bien porque antes todo el mundo tenía un Malibú donde cabía una familia completa. Ahora todos los carros son minúsculos.

Todo el mundo odia a los furries, no intentes defenderlos

Son los veganos del sexo. El mundo puede tolerar fetiches de pies, de globos, de marcas geográficas y de personas adultas vestidas como bebés. Pero los furries siempre serán demasiado.