No

Noah Calhoun y Allie Nelson, dos adolescentes de Carolina del Norte que, a pesar de vivir en dos ambientes sociales muy diferentes, se enamoraron profundamente y pasaron juntos un verano inolvidable, antes de ser separados, primero por sus padres, y más tarde por la guerra, aunque ambos mantienen vivos en sus corazones el recuerdo del otro. 

Cuando años después Noah regresa de la guerra, Allie ha salido irrevocablemente de su vida pero no de su corazón. Aunque Noah lo ignora, Allie ha vuelto a Seabrook, el lugar donde se enamoraron. Pero está comprometida con Lon, un rico soldado que conoció mientras hacía trabajos voluntarios en un hospital militar. 

Décadas después, un hombre lee una vieja y descolorida libreta a una mujer a la que visita regularmente en la residencia de ancianos. Aunque sus recuerdos se han desvanecido, le fascina la emotiva historia de Allie y Noah y durante unos momentos es capaz de revivir la época apasionada y turbulenta en la que juraron pasar el resto de su vida juntos. 

Es una historia de amor, del primer amor que nunca se olvida... hasta que esa cruel enfermedad, el mal de Alzheimer, lo hace olvidar todo. Pero el gran amor y la persistencia de un anciano en leerle el diario de su vida a su pareja logra el milagro de devolverle, aunque sea a ratos, la memoria.

Esa es una sinopsis que conseguí de Yahoo! respuestas de The Notebook. Eso es una película. Hay que aprender la diferencia entre la vida real y un libro de Nicholas Parks llevado a la pantalla grande.

El #BitchYouDumb de hoy:

“Es que estoy segura de que todo lo que me imagino, está pasando.”

Oh honey…

Ahí es cuando te equivocas. Un corazón roto, o peor aún, celoso, es capaz de recibir todos los estímulos externos y transformarlos en un hilo narrativo parecido al de una tragedia griega.

No, que haya estado en la misma fiesta que la niña a la que le tienes culebra, no significa que conoció a tu ex suegra y que ya hizo que él se deshiciera del peluche de mal gusto que le regalaste en el aniversario de 2 años.

“¡Es que mira los likes en Instagram! Estoy demasiado segura que salieron a comer, además los Bitmojis aparecían en la misma zona. Más o menos.”

Oh, honey...

La crítica que le hacías a la mamá de tu amiga que suponía que por quedarse en una fiesta después de las 2 de la mañana, su hija estaba comprometida en orgías, ritos satánicos y un intercambio de heroína; es la misma conducta psicótica en la que te estás comprometiendo.

La mente a veces es el peor enemigo de un corazón dolido y saltar a conlusiones es más fácil que afrontar la realidad. Esa realidad es que quienes deciden partir por caminos distintos no lo deben hacer con un espejo retrovisor.

Pa' lante amiguita, que nada bueno sale de andarse haciendo mente por cosas que no te competen.

“Pero si tú fuiste la que me dijo que como terminamos, de seguro la loca esa iba a ir detrás de él.”

Oh, hon...

Es que este #BitchYouDumb no es solo para ti. Nosotras somos las co-escritoras de esta película que se va a llevar el Oscar para Best Original Screenplay.

A nosotras nos duele casi tanto como a ti cuando te hacen daño, y en ánimos de tratar de ser tu sistema de ayuda, lo que hacemos es avivar las llamas de una fogata de creatividad celópata sin precedentes.

El resumen es que en vez de estar revisando redes sociales, la cura a esta nueva afición por el cine es 1) borrar números de teléfono, 2) empezar a referinos al ex por otra cosa que no sea su nombre, 3) buscar un plan divertido y 4) darle motivos a él para que piense que sus provocaciones nos resbalan como el sudor de la frente de la señora que prepara empanadas en Margarita.

#BitchWeDumb: si en verdad enfocáramos energías en una comedia romántica seríamos millonarias y contrataríamos a un ex modelo de Abercrombie para que satisfaga nuestras necesidades amorosas.