#BitchYouDumb: ‘Pásame el aceite de coco para quemarme más’ - The Amaranta
Oh honey...

Las modelitos de Instagram tienen todas ciertos rasgos obligatorios que las categorizan como personajes influenciadoras de redes sociales:

  • Impecable maquillaje con un aire para nada forzado.
  • Un novio tatuado con aire de bad boy que lo más delincuente que ha hecho en toda su vida es comerse 3 cucharadas de emulsión de Scott.
  • Promocionan una marca de ropa con precios exabruptos y fingen que si no les pagaran por decirlo, de todas formas comprarían en esa tienda.
  • Fotos en el gimnasio con una bebida detox que sabe a crema de apio sin sal.
  • Una foto tocándose el pelo, viendo al piso y desprevenida justo antes de salir de fiesta Kylie Jenner style.
  • Un bronceado sin marcas que hace que su piel brille como sol sobre la Toscana a las cuatro de la tarde.

Nosotras, mortales con redes sociales semi vergonzosas, criticamos a las modelitos de Instagram mientras secretamente deseamos que alguien quisiera pagarnos por usar la falda fea, que el Gustavo Elis estuviese enamorado de nosotras, tener tiempo de ir al gimnasio y sobre todo, lograr un bronceado sin parecer un mapache con sarna luego de estar bajo el sol.

El #BitchYouDumb de hoy: 

“Pásame el aceite de coco para quemarme más”

Oh honey…

Ver relacionados:

#BitchYouDumb: ‘No voy a salir, yo sé que él va a estar allá

#BitchYouDumb: ‘No sabes manejar

#BitchYouDumb: ‘Es que estoy segura de que todo lo que me imagino, está pasando

Suponiendo que puedes trabajar un bronceado digno en las tres horas que nos quedan de sol, te vas a insolar como una estúpida, igual que la última vez.

“Para nada, es que yo me quemo rojo y luego me pongo negra”

Oh honey…

En verdad no puedo creer que vi la necesidad de escribir un artículo para que entendieras que es una estupidez tomar sol sin usar protector.

Además de hincharte como Violet la de Charlie en la Fábrica de Chocolate, no poder usar ropa ajustada porque te va a arder como si te tocara Satanás, la quejadera de semanas mientras te echas crema y la cara de boba que te queda cuando salimos en la noche y pareciera que te tragaste el blush; no ponerse protector trae consecuencias reales y graves.

Seguro te lo dice tu mamá, pero de todas formas te lo repito: te salen manchas, te colmas de pecas, te arrugas, eres más propensa a verte como una pasa cuando cumplas 30 y TE DA CANCER.

Además, hija, tu piel de Nicole Kidman tropicalizada nunca se pone negra.

“Claro que sí, además me puse protector justo antes de salir de la casa”

Oh honey…

Te deberías retocar el protector casi tanto o más como te afincas en ir a taparte la pepa mientras estás en una fiesta.

Verte como una papita frita encima de una toalla de Piolín se ve mucho más estúpido de lo que crees. Todo el mundo sabe que vas a pasar la semana siguiente dejando rastros de tus pasos porque vas a crear un camino de pedazos de piel que estás mudando como una culebra.

Una culebra más fea y menos interesante que una tragavenado.

#BitchYouDumb: porque estoy segura que igual te estás bañando en aceite Menen y vas a terminar viéndote como un supositorio de glicerina bajo el sol del Litoral Central.