#BitchYouDumb: deja de salir con tipos que se van del país - The Amaranta
Nuestros impulsos idiotas a veces son más fuertes de lo que nos gustaría

Ponemos la mano encima de la estufa prendida solo para verificar que esta funcione, nos planchamos el pelo cuando lo tenemos mojado, comemos nuestro peso en helado a pesar de que somos intolerantes a la lactosa y tratamos de sacar el pan quemado de la tostadora con un tenedor.

Gracias a alguna fuerza superior y mística que nos frena cada vez que vamos a montarnos en el carro para grabar un video con la canción de moda, ninguna de estas estupideces ha terminado en un resultado grave más allá de cejas mutiladas y pieles rojas por usar aceite de coco en vez de bloqueador.

Ver relacionado: #BitchYouDumb: ‘No soy llama la atención’

Sin embargo, como el despiste persiste y el sentido común sigue siendo el menos común de los sentidos, esta sección dedicada a resaltar la falta de juicio y decisiones bobas usualmente cometidas por amigas, allegadas y en ocasiones hasta uno mismo, sigue siendo vigente.

El siguiente caso es producto de una economía inestable, una situación de inseguridad crítica y un gobierno corrupto que desemboca en un éxodo masivo de jóvenes venezolanos.

El #BitchYouDumb de hoy: “Me estoy enamorando y se va en 3 meses”

Oh honey…

Estando en mayo, ya esperaba fresca y preparada que vinieras a comentarme que el susodicho tenía planes de emigrar a otro país. Este es el momento decisivo en el que, o te salen los papeles y compras el pasaje, o te dejas crecer un bigote y pasas ilegal a un país fronterizo.

La respuesta va a ser la misma que el año pasado cuando te tenían en un merengue mal bailado con el tema de que tu nueva conquista “no tenía claros” sus planes de emigrar: SAL, CORRE Y NO MIRES PARA ATRÁS.

“Pero siento que esta vez todo es distinto, yo puedo intentar por él la distancia”.

Oh honey…

No, no lo puedes intentar porque no lo conoces. Dos mojitos de licor barato y un local de mala muerte no son el escenario perfecto para decidir si te enamoras de una persona. Las conversaciones por Whatsapp pueden ser muy románticas pero de noche todos los gatos son pardos y tu a este niño no lo has visto bajo la luz de un domingo sin alcohol.

“Lo odio, ¿por qué se tiene que ir?”

Oh honey…

¿Para ahorrar?, ¿tener un futuro?, ¿prospectos de mantener una familia?, ¿papel tualé y agua?

Todas las personas con un certificado de mediana sanidad mental en Venezuelan buscan migrar, y está bien. Pero mientras a nosotras no se nos dé el Kino, debemos proteger nuestros corazones y dedos pulgares de tener una relación a 6 horas de destiempo con un celular.

“Yo he visto que hay gente que lleva relaciones a distancia bien”.

Oh honey…

Entonces si has hablado con ellos sabrás que es más difícil que pelarle la concha a todas las uvas de nochevieja borracha. Lo común es que estas personas tenían años de relación antes de que alguna parte tocara pies en tierras extranjeras, y que además cuentan con planes de reunirse pronto. Tú, por otro lado, el plan más próximo que tenías con el personaje en cuestión era preguntarle su color favorito, si tenía hermanos o había cometido un crimen grave.

“Qué difícil salir en este país, todo el mundo se va”.

Oh honey…

Sí duele, pero eso significa que debemos esquivar cuanta relación asome la frase “Es que yo creo que me voy pronto”, porque sino vamos a terminar como Pocahontas, mal cogidas, mal pegadas y llorando en el país poco civilizado.

#BitchYouDumb: gajes de vivir en socialismo del siglo XXI.