7 señales para identificar amistades tóxicas - The Amaranta

Cómo identificar amistades tóxicas

Es hora de decirles ¡adiós! y continuar con nuestra vida.
Author:
Publish date:
Matthew Wiebe

Matthew Wiebe

Las personas tóxicas están en todos lados. Puede ser tu jefe, alguien de tu familia, un amigo o nosotros mismos (sí, esa vocecita que a veces nos detiene o nos hace sentir inseguras, es tóxica). Nos cruzamos con personas que en vez de nutrirnos, nos consumen y se encargan de encaminarnos por la negatividad. Estamos acostumbradas a inspirarnos en nuestro entorno, pero cuando aparecen opacan nuestra creatividad y desequilibran nuestro bienestar.

Nuestra propia salud física y emocional depende de la calidad de la gente que nos rodea y su influencia en nuestras vidas. Así que lo que creíamos inofensivo, al final del día se vuelve una carga innecesaria.

Pero, ¿cómo identificamos a una persona tóxica? Luckily for you, detallamos 10 síntomas que te ayudarán a detectar cuándo es tiempo de dejar ir una amistad. Recuerda: si reconoces alguna persona que cumpla con estas señales, no te sientas culpables de alejarlos a una milla de distancia. Es tu vida y tu decisión, sano egoísmo.

GIPHY

GIPHY

1. Sus problemas son más importantes que los tuyos

Una ventaja de tener amigos es poder contar con ellos como terapeutas cuando algo no va bien. Pero, el problema con las amistades tóxicas es que subestiman tus dolores o malos ratos porque los suyos son más importantes que los tuyos. Pueden pasar horas hablando de sí mismos, pero en el momento en el que ofreces ayuda o posibles soluciones, ellos siempre encuentran un “pero” o un “no me entiendes”.

2. Habla más de lo que escucha

Se relaciona con la primera característica, solo que no solo subestiman tus problemas, también tus opiniones. Se supone que una amistad es de dos personas, y es necesario que ambas partes compartan sus pensamientos. Si no te escucha hay una gran probabilidad de que sea una amistad dañina.

3. No hay reciprocidad: das pero no recibes

La relación es desequilibrada y tienes que hacer o dar mucho para mantener a la otra persona contenta. Esto toma mucho de tu tiempo y constantemente demanda tu atención. Las relaciones están basadas en un give and take, no permitas que te consuma.

4. Te critica constantemente

Somos humanos e imperfectos, no hay necesidad de recordarlo cada cinco minutos. Cuando las críticas y comentarios hirientes forman parte del día a día, es momento de alejarse. Degradarte, gritarte o hacerte sentir menos puede ser un mecanismo para elevar su estatus por encima del tuyo.

5. Dejas de contarle cosas para evitar que se moleste

Siempre que estás a su lado debes medir tus palabras u omitir ciertas cosas para mantenerlo contento. Tiende a ser explosivo o posesivo cuando le cuentas anécdotas con otros amigos o conoces a nuevas personas. Si tienes que ocultarle algo tan básico como que saliste con otro amigo…es tóxica.

6. No se pone en tu lugar

Se molesta cuando sales con otras personas pero las reglas del juego cambian en el momento en el que te cancela porque va a salir con un amigo. Tú no tienes derecho a molestarte porque “no tiene sentido” o “eres muy celosa”. Equal rights baby.

7. Saca la peor versión de ti

La principal razón por la que debes alejarte de esa persona es si no te sientes bien junto a ella. La vida es muy corta como para pasar tiempo con personas que no nos hacen felices. Las personas que nos rodeen deben preocuparse por nuestro bienestar y ser sanas para nosotros. Las amistades no se tratan de cantidad sino de calidad. Pon límites y comienza a decir “NO”. Si después de comunicarle tu incomodidad no cambia de actitud, es tiempo para alejarse de él/ella.