Cómo reconciliarte con tu amiga - The Amaranta
Alguien las tenía que escribir

Existen demasiadas cosas ridículas e inservibles en el mundo. Los aros de los sostenes, el dedo meñique del pie, los pitillitos del café, los cables de los cargadores que son cortos, los mosquitos, la aplicación de Health, aprender a dividir sin calculadora, los lentes de sol de colores que no cubren el sol, las gorras de noche y la tabla del ocho. Por ejemplo.

Entre otras cosas ridículas: pelearse con una mejor amiga por algo estúpido y que el orgullo sea más fuerte que un shot de ron a las 6:00a.m. un martes.

Capítulo 20 de The Girl Code: Siempre deberás velar por la reconciliación justa y honesta.

Ver relacionados:

Girl Code: siempre mentirás en situaciones necesarias

The Girl Code: ‘Sí, te acompaño a salir con el tipo raro’

The Girl Code: siempre que puedas, ayudarás a una mujer en una emergencia menstrual

Toda mujer hecha y derecha que se ofenda cuando le digan “señora” en el automercado (porque ella no es tan vieja como para merecer tal trato) deberá jurar por la santísima existencia de Beyoncé, que a pesar de las peleas, siempre velará por una reconciliación pronta y sincera entre mejores amigas.

Si la pelea ha sido provocada por opiniones distintas, situaciones triviales u otro acontecimiento no tan grave, ambas partes deberán proceder a realizar los siguientes pasos:

1. Preguntarte si tenías razón.

2. Preguntarte si deberías pedir disculpas.

3. Concientizar que eres mejor que tu versión Jersey Shore de quinto año de bachillerato y que las peleas bobas no merecen más de 2 días de regla del hielo.

4. Pedir disculpas (si fuiste la criminal).

5. Sugerir que te pidan disculpas (si fuiste la víctima).

6. Prometer que la intención de reparar el daño es honesto.

7. Escuchar el otro lado de la historia.

8. Llorar juntas como cuando Stich se va de casa de Lilo porque no cree ser un miembro merecedor de su familia.

9. Prometer que más nunca vas a dejar a una amiga botada en una fiesta porque te fuiste con un chamo.

10. Echarle el cuento de lo que pasó después de la fiesta con el chamo a tu amiga.

Si la pelea fue ocasionada por un hecho tan severo que si le cuentas a tu mamá, ella no va a querer ver a tu amiga más en la casa, deberás proseguir con lo siguiente:

1. Quema aquella camisa que te prestó y nunca le regresaste porque esa bruja ya no merece ser amiga tuya, la escala de medición “Ya le conté a mi mamá, y ella te odia” nunca falla para saber si la falta de la otra parte merece perdón.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 20 de The Girl Code.

¡HOOZA!