La industria pornográfica también sufre debido a la COVID-19
industria pornográfica

La industria pornográfica está sufriendo debido a la COVID-19

La mañana del lunes 16 de marzo de 2020, la asociación comercial sin fines de lucro de la industria pornográfica de Estados Unidos denominada Coalición por la Libre Expresión (FSC, por sus siglas en inglés) hizo un llamado al paro voluntario de las producciones de contenido para adultos como una medida para seguir las recomendaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) con el fin de evitar la propagación de la COVID-19. Mike Stabile, vocero de la FSC, exhortó a las grandes compañías a detener las grabaciones y a los actores que generan contenido por su cuenta a evitar hacerlo con compañeros que no pertenezcan al mismo hogar.

“Esta es una situación sin precedentes. Como todos los sectores de la población, nosotros tendremos que encontrar un camino para lidiar con ella y ayudar a nuestros intérpretes y productores a sobrevivir”, aseguró Stabile. Incentivó a los actores a crear contenido por su cuenta sin dejar de lado las recomendaciones de higiene del CDC para que no se expongan al coronavirus. El vocero de la FSC explicó que aunque aún no se conocía ningún caso de la COVID-19 en la industria pornográfica, el llamado al cierre de operaciones era una decisión preventiva para hacer lo que esté en su poder para aplanar la curva de contagio en los Estados Unidos.

set industria pornográfica
Set pornográfico en construcción
Julie Jacobson/AP/Shutterstock

A pesar de que la paralización voluntaria de la creación de contenido para adultos empezó a mediados de marzo, muchas compañías de la industria pornográfica comenzaron a planificar cómo enfrentar la COVID-19 antes de que la situación empeorara en ciertos estados de EE. UU. y países de Europa. Según Mashable, Erika Lust Films —productora independiente enfocada en la mirada femenina en el porno — atrasó varios rodajes y la propia Erika Lust estaba buscando actores y directores en áreas menos afectadas para seguir generando material antes de que se declarara la pandemia global. 

Los más afectados por el paro de la industria pornográfica

Al detener la elaboración de material nuevo, los empleados de la industria pornográfica enfrentarán problemas financieros, al igual que muchos trabajadores de distintos rubros. Esto se debe a que la mayoría de los actores, camarógrafos y directores, entre otros, no tienen contratos con estas empresas, sino que trabajan como autónomos y su ingreso depende de que sean llamados para participar en el rodaje de alguna escena o película. Por ejemplo, en una entrevista con Buzzfeed News, Fivestar —directora y productora de Luster Productions, compañía que realiza porno de dominación femenina y crea contenido para transexuales— señaló que usualmente filman entre diez y veinte videos, y emplean entre treinta y cuarenta personas en un mes. Sin embargo, debido a la COVID-19, estimó que solamente podrán trabajar máximo con seis individuos para la edición y promoción de lo que ya tenían grabado. 

industria pornográfica escena
Fivestar filmando a Gia DiMarco y Draven Navarro en una escena de Filthy Femdom
Luster Productions

Muchas productoras de la industria pornográfica habrán tomado decisiones similares respecto a la cantidad de empleados que pueden contratar durante la cuarentena, y dependerán del material que tengan guardado por la duración de este periodo. Igualmente, los ingresos de muchos actores que generan contenido para plataformas como OnlyFans estarán vinculados a los videos que puedan grabar con otros intérpretes o en solitario desde sus casas mientras respetan las recomendaciones de higiene. No obstante, ni las compañías ni las estrellas del porno son las que van a sufrir las consecuencias inmediatas del paro debido a la COVID-19. Los individuos que trabajan detrás de la cámara exclusivamente serán los primeros en percibir los impactos financieros de esta situación. 

De por sí, según un reportaje de Consumer News and Business Channel (CNBC), los sueldos de los camarógrafos, técnicos de sonido, asistentes de producción, fotógrafos y maquilladores son los más bajos de la industria pornográfica. Estos oscilan entre los $100 y $700 por escena, mientras que las remuneraciones de los actores y directores varían entre $300 y $3.000. Por esta razón, si contaban con el dinero que obtendrían de sus trabajos con algún estudio para costear sus gastos de los siguientes meses, actualmente se encuentran en un limbo monetario que no les permite saber cómo cubrirán sus dispendios en los próximos días. 

Fivestar le explicó a Buzzfeed News que esa fue una de sus preocupaciones a la hora de determinar si debían acatar o no la medida de la FSC. “Sabemos que muchas de las personas que empleamos dependen de la paga que les facilitamos y ese problema ha tenido un peso importante en nuestras discusiones”, aseguró la directora. Sin embargo, la decisión de detener la grabación es un modo de evitar que alguien se contagie de la COVID-19 y que después se tenga que lidiar con una crisis de salud en el mundo del entretenimiento para adultos.

OnlyFans no es suficiente para combatir el paro debido a la COVID-19

Aunque los actores no serán los afectados inmediatos de la inactividad de la industria pornográfica, esto no significa que no vayan a enfrentar dificultades debido a esta. La mayoría de los intérpretes no reciben la mayor parte de sus ingresos de las escenas que realizan con las distintas productoras, ni del webcamming o la venta de material exclusivo en OnlyFans o JustForFans, sino que sus ganancias provienen de apariciones en eventos nocturnos y del escorting. El problema es que, por lo menos, la primera de estas actividades es imposible de realizar por los momentos debido a que estos establecimientos se encuentran cerrados para evitar la aglomeración de personas y prevenir el contagio de la COVID-19. Por otro lado, la segunda no es nada recomendable porque romper la cuarentena y trasladarse a la residencia de un cliente sería exponerse a la enfermedad. Adicionalmente, quien contrate a las estrellas del porno podría ser portador del coronavirus y no presentar síntomas, por lo que no es recomendable ofrecer este servicio durante la pandemia.

Las alternativas que les quedan a los actores de la industria pornográfica son las realizables desde casa. A través del webcamming o de plataformas como OnlyFans, los intérpretes ofrecen material audiovisual o encuentros por videollamadas que no requieren de una gran producción, y tienen la posibilidad de cobrar a los suscriptores el monto que más les convenga. Estas son las formas de trabajo más seguras para las estrellas porno durante la pandemia, pero eso no quiere decir que la COVID-19 no esté afectando el modo en el que las ayudan a generar ganancias. 

Las grabación de escenas con productoras de renombre son la principal fuente de promoción que tienen los perfiles de los actores en OnlyFans y JustForFans, pues estas compañías poseen un mayor alcance en redes sociales, además del presupuesto para comprar espacios publicitarios en sitios web, los cuales ayudan a que la audiencia sea redireccionada a las cuentas de los intérpretes en estas plataformas. Sin la difusión que ofrecen estas productoras, será más complicado que un público nuevo se entere de que esta opción existe. Lo bueno es que empresas como Luster Productions planean divulgar el material que creen sus empleados para que sus seguidores lo encuentren de un modo más sencillo y puedan apoyarlos.

Si bien el problema de la promoción tiene una solución gracias a la ayuda de las productoras, hay otros inconvenientes que son difíciles de resolver durante la pandemia de la COVID-19. Comúnmente, el contenido que ofrecen las estrellas del porno en OnlyFans o JustForFans involucra colaboraciones con otros actores. No obstante, así como no es idóneo reunirse con clientes para ofrecer servicios de escorting, tampoco lo es verse con algún colega. Las opciones que les quedan son filmarse en solitario o, si viven con una pareja o compañeros de piso que también trabajan en la industria pornográfica, hacerlo únicamente con ellos. Esto podría representar una desventaja, ya que sus fanáticos no estarían recibiendo parte del contenido al que están acostumbrados y esto podría llevarlos a cancelar sus suscripciones. 

Victoria Summers
Victoria Summers 
@officialvictoriasummers

Algunos actores porno tienen miedo de que el impacto de la cuarentena en distintos sectores de la economía influya en sus ingresos a través de OnlyFans. En una entrevista con Dazed, Victoria Summers —estrella de la industria pornográfica británica— expresó su preocupación porque muchas personas están perdiendo sus empleos debido a la pandemia de la COVID-19 y esto podría llevarlas a dejar de destinar parte de su presupuesto mensual a la pornografía, optando, en cambio, por cosumirla gratuitamente en Pornhub o Xvideos. Esta decisión tendría un impacto sobre lo que los intérpretes ganan gracias a estas plataformas, lo cual podría afectar sus finanzas durante el paro.

La guerra entre los tubes sites y las productoras independientes de porno 

Debido a la cuarentena causada por la COVID-19, muchas personas que se encuentran trabajando o estudiando desde casa han dedicado su tiempo libre a ver porno. Según las estadísticas publicadas por Pornhub en el último mes, el tráfico en este sitio web incrementó un 11.6% entre el 24 de febrero y el 17 de marzo, especialmente en países europeos como Alemania, Holanda y Suiza. Por otro lado, los países más afectados de este continente —Italia, España y Francia— tuvieron un aumento en el tiempo que pasan los usuarios navegando la página después de que esta ofreciera suscripciones gratuitas para estas naciones durante el estado de emergencia. Lo común sería pensar que estos números son positivos para la industria pornográfica, sin embargo, plataformas como Pornhub, Xvideos y Redtube, entre otras, pertenecen a los tube sites —sitios web en los que existe una gran cantidad de contenido para adultos gratis—, los cuales ayudan al crecimiento de la piratería que resulta en grandes pérdidas para las compañías de este negocio.

Aunque las promociones que permiten observar contenido exclusivo gratuitamente en los tube sites durante la cuarentena suenan tentadoras, una gran cantidad de productoras independientes aseguran que debido al paro de la industria pornográfica por la COVID-19, este no es el momento para dejar de pagar por el contenido para adultos que consumimos. “Es más importante que nunca que sigamos remunerando el porno que consumimos para ayudar a los directores, productores y actores”, aseguró Erika Lust en una entrevista con Dazed. “Al hacerlo, contribuimos a su bienestar para que sigan realizando su trabajo adecuadamente, permitimos que sigan funcionando los estudios pequeños comprometidos a crear espacios sanos de trabajo con prácticas laborales justas”, agregó la directora.

Erika Lust
Erika Lust junto a algunos actores en el rodaje de una de sus películas porno
Erika Lust Productions

Aunque las productoras independientes estén preocupadas por el crecimiento del tráfico en los tube sites, el archivo de videos que se encuentran en el proceso de edición es lo suficientemente grande para cumplir con el número de películas que usualmente se estrenan por mes durante los próximos tres meses. Esto se debe a que la industria pornográfica está acostumbrada a las suspensiones de actividades, como sucedió más de una vez entre 2010 y 2019 puesto que uno o varios actores obtuvieron resultados positivos en las pruebas del VIH. Por esta razón, las compañías tuvieron que dejar de filmar para corroborar si otros intérpretes se habían contagiado del virus en alguna grabación. Si bien en esta ocasión no se trata de una ETS, sino de la COVID-19, los estudios están más preparados para lidiar con el cese de sus labores que los actores o los individuos que trabajan detrás de cámaras.

Como no sabemos cuánto durarán la cuarentena o el paro voluntario de la FSC, no es posible predecir qué tan duro será el impacto a largo plazo que la pandemia de la COVID-19 tendrá en los empleados y las compañías de la industria pornográfica. Aunque ya muchos están teniendo problemas económicos debido a la falta de pautas, no nos podemos imaginar de qué modo la cancelación de suscripciones afectaría a los intérpretes que dependen de OnlyFans o a los estudios independientes. Tal vez muchos actores tengan que trabajar con alguna compañía que no esté respetando las medidas de la FSC y se expongan a contagiarse del coronavirus. Quizás algunas pequeñas productoras que se encargan de generar contenido que dignifican a las minorías que son fetichizadas por las grandes empresas del entretenimiento para adultos tengan que cerrar porque no tienen el presupuesto para subsistir. Y probablemente, muchos de los que laboran detrás de las cámaras tengan que buscar otros trabajos para poder vivir y dejen el mundo del porno. 

A pesar de que seamos capaces de formular diez mil escenarios sobre lo que puede pasar con los distintos eslabones que conforman la industria pornográfica, con suposiciones no lograremos nada. La única manera de contribuir a que se siga haciendo el contenido para adultos que queremos ver es pagando por él. Si tu consumo de porno creció gracias a la cuarentena, deseas colaborar y está en tus posibilidades, suscríbete al OnlyFans de tu pornstar favorita o al sitio web del estudio independiente que hace las películas eróticas que te gustan. Aportando dentro de nuestras capacidades es que ayudaremos a que no desaparezcan las miradas innovadoras y necesarias del porno durante la pandemia de la COVID-19.

TheA logo
Más artículos
swyp
Lo que Swyp de YouPorn dice sobre nuestros hábitos de consumo pornográfico