Un consumidor frecuente responde a expectativas de experiencias psicotrópicas

No todo es lo que parece

Actualmente existe bastante estigma alrededor del efecto de las drogas. Mucho de esto es fomentado tanto por representaciones erróneas en películas y series como por concepciones sociales que hay alrededor de consumir. Por ejemplo, a los padres especialmente les gusta describir cómo se te fríe el cerebro lentamente.

A pesar de que la ciencia hace un buen intento de explicarnos las implicaciones de tomar ciertas drogas y cómo estas impactan nuestro sistema nervioso, todavía no queda claro cómo se sentiría experimentarlas por nosotros mismos, por lo que no nos atrevemos a intentar. Ahí es donde entra Luis.

Luis es un amigo mío, estudiante de Administración en una universidad privada de Caracas. Hasta ahora ha probado 12 drogas distintas que disfruta recreacionalmente en diferentes tipos de ocasiones. Es bueno en actividades de negociación, manejando dinero y le gusta salir con sus amigos a discotecas. Tras recopilar las expectativas de personas que nunca han consumido estas sustancias, le pedimos a Luis que les respondiera con la verdad, así que vamos a preguntarle:

¿Cómo se siente consumir drogas?

Marihuana

Eugenia, 20: Creo que se sentiría como ir en cámara lenta. Todo pasa demasiado rápido y uno ahí pegado tratando de emparejarse. Te quedas tratando de entender, pero al final no comprendes nada y te ríes porque simplemente no das más. Luego terminas relajado por haber disfrutado sin hacer mucho esfuerzo en ese tiempo.

Luis: La marihuana sí te hace un poco lento, pero va más allá de eso. Cuando se fuma, tarda unos diez minutos en empezar a hacer efecto. Lo que se siente de forma más inmediata es una ligereza en la cabeza y una pesadez en los ojos. A los veinte minutos ya se debería haber alcanzado el pico y, dependiendo de la tolerancia de la persona, los efectos pueden variar drásticamente. Puede provocar un ritmo cardíaco acelerado que puede dar leves mareos acompañados de un peso en los párpados y a veces en la cara o el cuerpo. La boca se seca, nos volvemos propensos a reírnos y se puede dificultar el formular palabras. Podría describirse como una borrachera pero, en vez de cachondos y habladores de incoherencias, nos ponemos risueños y tenemos dificultades para hablar; ambas producen felicidad, desinhibición y placer, pero una te hace vomitar o intoxicarte, y la marihuana no.

Pastillas de éxtasis

Valeria, 22: Dos extremos ahí: buen trip o mal trip. En el mejor de los casos, puedes ponerte cachondo y excesivamente cariñoso con todo el mundo. Sería excelente andar con mi novio en ese caso porque, bueno, de que se goza se goza. Pero un mal trip me lo imagino como un video de la película Trainspotting que vi en una clase de música electrónica… Eso es asqueroso.

Luis: Es importante saber que este nombre viene del sentimiento eufórico que te da, pero el compuesto como tal es simplemente MDMA combinado con anfetaminas, cafeína o químicos que te “activen” que permiten ser comprimidos en pastillas, ya que el Molly solo no se puede comprimir. Las píldoras tienen muchas formas y colores, incluso hay unas con el logo de SoundCloud y una de Hello Kitty rosada. Luego de tomarse, tarda 45 minutos en pegar y cuando explota, como la mayoría de las drogas, causa un mareo intenso y adormecimiento en la cara y cabeza, y el cuerpo se siente ligero. Luego de la parte intensa inicial, vienen dos horas de felicidad extrema con menos mareos, y más euforia y actividad física. Se está extremadamente consciente de lo que pasa, a diferencia de lo que ocurre con la marihuana o el alcohol. Mucho sudor, bruxismo y ganas de moverte acompañadas de lo cachondo y amoroso que te pone. Sin duda es la mejor droga para fiestas y parejas de la mano con el Molly ya que son casi lo mismo.

via GIPHY

Molly

Daniel, 21: Creo que esta droga tendría un efecto terrible en alguien que no ha consumido nunca, como yo, dado que se origina en los laboratorios. Todas estas drogas producidas artificialmente, dependiendo de su pureza, pueden hacer que todo el cuerpo se desmorone al estilo de The Wolf of Wall Street cuando Jordan Belfort entra en un desfase masivo después de ingerir demasiados Lemmon Quaaludes y no logra diferenciar la realidad de la ficción, y no tiene la más mínima idea de lo que está pasando. A pesar de esto, creo que igual sería épico.

Luis: El Molly es éxtasis puro, es decir, MDMA (abreviatura del compuesto químico). Tal vez sea la droga recreacional más segura, consciente y sin posibilidad de adicción. Es un polvo  parecido a un Fun Dip de color Coca-Cola claro y a veces medio morado, con pequeñas piedras que parecen de cristal. Se consume al meter el dedo mojado en la bolsita que lo contenga y luego llevarlo directo a la boca. Tarda alrededor de treinta minutos en empezar a sentirse y no es tan diferente a las demás drogas, pues también provoca mareos y acelera el ritmo cardíaco. Lo que viene después es lo que hace al Molly y al éxtasis las drogas más populares de las “raves”: un estado de euforia completo. No hay tantas visuales, sino que el cerebro segrega hormonas de felicidad y placer extremo que se sienten exactamente así; queremos reír, bailar y nos sentimos bien así sea en un carro solos ―lo he hecho―. La recomiendo a cualquiera que no se drogue, incluso antes que la marihuana, ya que es un high consciente y eufórico. La adicción y los malos momentos han sido pocos en muchos años de experiencia.

LSD

Edward, 25: Yo creo que el LSD se debe sentir como cuando estás en un sueño súper loco y tu mente va a lugares extraños de tu subconsciente que no sabías que estaban ahí. Podría ser algo como la escena en la que Dumbo se emborracha.

Luis: Una tableta de ácido no es más que un cuadrado de cartón con lados de 0.5 cm. Este cuadradito viene de estar sumergido en LSD y se pone en la lengua hasta que se disuelva, incluso se puede tragar. Tarda entre treinta minutos y una hora en empezar a hacer efecto. Una dosis completa causaría presión en el pecho y la espalda acompañada de un leve mareo o ligereza de cabeza y cuerpo. Esta presión es provocada por la aceleración del ritmo cardíaco y se siente como si quisieras salirte de tu cuerpo, es algo difícil de entender hasta que te sucede. En mi caso, mis visuales se ven influenciadas por una falta de profundidad. Aparte de estos efectos que duran alrededor de dos horas, se experimenta una risa fuerte que va y viene, y una sensación de adormecimiento en la boca. Los ojos se pierden solos de vez en cuando y sientes que no puedes parar de caminar o moverte debido a ese deseo de salir del cuerpo. La nota dura aproximadamente dos horas. Todo esto de viajes espirituales son solo mitos, o por lo menos nunca me ha pasado. Es más una experiencia intensa e intermitente a nivel físico, con visuales psicodélicas y sensaciones de delirio eufórico temporales.

via GIPHY

Cocaína

Giacomo, 22: Creo que debes empezar sintiendo como se energiza cada parte de tu cuerpo, así como un rush de adrenalina que te despierta o activa a niveles que ninguna cantidad de shots de espresso podría lograr. A la vez, siento que toda esa energía te agita y te pone en un estado de hiperactividad que te lleva a buscar actividades que te ayuden a drenar. Algo así como la droga de 21 Jump Street.

Luis: La famosa cocaína para mí es la droga más sobrevalorada del mundo. Sin embargo, es entendible que se popularizara en los ochenta, cuando la generación de nuestros padres se drogaba con eso porque no existían o no eran populares cosas como el Molly. Luego de ser inhalada, tarda unos diez minutos en pegar. Entre sus efectos están una leve aceleración del ritmo cardíaco, el adormecimiento y la tensión de una parte de la cara y el cuerpo. El efecto permanece alrededor de unos 45 minutos y simplemente te pone un poco más activo física y mentalmente, pero no es algo que valga la pena; te mantiene sobrio, con claridad y ganas de rumbear, pero hasta ahí. Dura muy poquito y hay que estar consumiendo a cada rato, de ahí viene su peligro adictivo. Mi teoría es que solo se consume porque es extremadamente barata y está disponible en todas partes.

Popper

David, 24: Creo que se sentiría como derretirse.

Luis: Sí, exactamente. Pegas la nariz de un frasco de vidrio pequeño que contiene el químico e inhalas fuertemente. Cuando exhalas todo no botas humo ni nada, pero empiezas a sentir un mareo inmediato. Este se intensifica y sientes la cara y la cabeza pesadas. El pico ocurre a los 15-20 segundos de haber respirado y luego se termina con un minuto más de mareo. Realmente es una droga para acompañar otras que ya te metiste.

GHB

Alessio, 21: Siento que consumir esta droga sería un trance tipo Mátrix: todo es lento en el exterior pero tú vas rápido, esquivando golpes como si fuera rutinario. Es desesperante ver lo demás lento y tú estar volando. Inexorable debe ser el ratón moral que viene cuando pasa el efecto, más pesado que horno industrial en la espalda.

Luis: GHB, conocida como “Gi” o simplemente G pronunciada en inglés, es una droga no muy popular y extremadamente costosa —un litro de este líquido cuesta alrededor de $1500—, que se toma por medio de shots en la tapita de una botella de agua, la cual generalmente contiene la droga. Genera una nota muy eufórica, descrita a veces como una mezcla entre el éxtasis, el LSD y el alcohol. Una tapita se siente a los 15 minutos y provoca mareo, sensación de ligereza y aceleración del ritmo cardiaco. El pico puede darse a los veinte minutos y causar más ligereza de la cabeza y todo el cuerpo, euforia, sensación de placer y un mareo más leve que cuando “explota” la nota. Luego de este pico vienen unos treinta minutos de estos efectos seguidos de una hora de nota aproximadamente. Mezclar la droga con mucho alcohol eleva el mareo y ocasiona el “G’d out”, que es vomitar y desmayarse como si se tratara de la borrachera más intensa.

via GIPHY

Tusi (2CB)

Daniela, 22: Por como está hecho, asumo que se trata de una nota más calmada que la que provoca la cocaína. Sin embargo, yo siendo yo, entraría en un trip horrible de paranoia y siento que sería como cuando Chris de Get Out se cae en un hueco sin fondo.

Luis: El nombre proviene de su componente químico, 2CB. Este polvo rosado también es llamado cocaína rosada ya que es un polvo de un rosa/morado casi neón. Luego de ser inhalado, tarda unos 15 minutos en empezar a sentirse. Como la cocaína, acelera el ritmo cardíaco y da una sensación de hiperactividad acompañada de sudor y bruxismo. A diferencia de la cocaína, que es una de las drogas menos intensas, el Tusi altera las visuales y produce un mareo leve apenas empieza la nota. Hace que los ojos y la cara se entumezcan, que es lo que causa que se te vayan los ojos de repente. Además de eso, también es posible sentirnos atacados o encerrados en el cuerpo, por lo que se recomienda tomar estas drogas en espacios abiertos. Como la mayoría de este tipo de sustancias, viene acompañada de euforia y placer por los efectos químicos que provoca en el cerebro. Esto la convierte en una droga para rumbear por excelencia.

Ketamina

Oscar, 24: Pienso que me quedaría dormido en un estado profundo de viaje astral, a lo Doctor Strange cuando su alma sale de su cuerpo, pero este permanece en el mismo lugar.

Luis: Es un calmante para caballos. Si bien suena mal, en realidad es muy parecido al Tusi y de hecho lo venden como tal a veces, ya que es un polvo que puede ser cambiado de color y es más barato que el 2CB. Se inhala por la nariz por 15 o veinte minutos, y adormece la cara y el cuerpo mientras se producen mareos y una leve aceleración del corazón. Dura alrededor de una hora, no genera tanta euforia y tu cuerpo está activo pero tu mente está gomosa; es como ser una gomita bajo el sol. Básicamente el Tusi de los pobres.

Jarabe de tos

Adrián, 25: Creo que se sentiría como estar muy borracho: pensamiento y movimiento enlentecidos. Me da la sensación de que es como droga de newbies.

Luis: Popularizado por los raperos gringos, el jarabe de tos tiene muchos sobrenombres como “purple drink”, “purple” por su color y “lean” por su efecto. Tienes que buscar un jarabe que tenga en sus químicos codeína o dextrometrofano y te tomas medio pote. A los treinta minutos empiezan los efectos y las sensaciones son similares a las que describes: todo se adormece y se pone lento. Te derrites sentado en un mueble sin poder pararte y te da una nota mental de relax y felicidad. Es placentero, pero tomarlo en exceso hace que no te puedas mover.

Adderall

Samuel, 25: Creo esa droga te haría sentir como en Limitless: te enfocas en todo, ves más brillantes los colores y tu cerebro va a mil por hora.

Luis: Yo también pensé que sería como Limitless. No es así. Te tomas la pastilla y alrededor de treinta minutos después empiezas a sentir cosquilleos en la cara, aumenta la presión sanguínea y te sientes hiperactivo ya que el Adderall es anfetamina. Se usa para ser mezclado con el Molly y hacer pastillas de éxtasis. La nota no es eufórica pero sí hace que te enfoques y no te canses: me dejó quedarme despierto toda la noche haciendo un trabajo y estudiando, y en otra ocasión pasé cuatro horas seguidas escribiendo un trabajo a mano, a eso de las 5:00AM lo terminé y empecé a estudiar. Sin haber dormido y sin estar cansado, fui a la universidad y me tomé otra pastilla a las 9:00AM para presentar mi examen y entregar el trabajo. Pasé todo, pero no con las mejores notas.

via GIPHY

Xanax

Elena, 26: Bueno, asumo que te da una nota relajante, como cualquier tratamiento para la ansiedad. Debe ser algo así como despertarse en la playa después de haberse quedado dormido en una tumbona.

Luis: Exactamente. Da una sensación de relajación ya que estas drogas de opio son conocidas como “downers” y te dan una nota de adormecimiento y lentitud. Suele usarse para rumbear y, mezclada con alcohol, se siente como estar súper ebrio. No te acuerdas de nada, pero se siente bien.

via GIPHY

Doce drogas luego, creo que se hacen evidente los tabúes y preconcepciones que tenemos alrededor de este tipo de sustancias, muchas veces por desinformación. El propósito de este artículo no es que vayan a la farmacia buscando jarabe de tos para tú-sabes-qué, sino que entendamos un poco más sobre este mundo que se mueve debajo de nuestras narices en los bares, discotecas, callejones oscuros y hasta salas de conferencia.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Cosas que pasan durante el sexo que nadie dice