‘Victoria’s Secret Fashion Show’: el declive de una fantasía

Menos diversidad, más polémica

El Victoria’s Secret Fashion Show, el espectáculo más esperado de la industria de la moda, se despide de la televisión, medio por el cual millones de personas disfrutaban de la espectacular y brillante presentación. Las exclusivas alas han recibido menos elogios debido a la pérdida de audiencia en la retransmisión de diciembre de 2018, cuya cifra de espectadores se encuentra muy lejos de las alcanzadas en los desfiles anteriores.

La firma de lencería recolectaba unos opulentos datos de audiencia que llegaban hasta los diez millones de espectadores por desfile, siendo este uno de los espectáculos más representativos de la moda. Desde 1995 han figurado top models como Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Gisele Bündchen, Heidi Klum, Alessandra Ambrosio y Adriana Lima, entre otras que han tenido una larga carrera antes de formar parte del equipo de Victoria’s Secret. Muchas de estas incluso han modelado para la submarca Pink antes de convertirse en los famosos ángeles esperados por un sinfín de personas que se preparan cada año para avistar sus caminatas al ritmo de la música por la reluciente pasarela del prestigioso evento.

¿Qué ha sucedido con ‘Victoria’s Secret’?

Gracias a movimientos como el Me Too y las protestas feministas, las críticas hacia los cuerpos perfectos han ido aumentando, así como el apoyo a la diversidad en la belleza. El desfile siempre ha mostrado a mujeres con esbeltas figuras, sometidas a un entrenamiento diario y a una dieta estricta. Antes de cada presentación es posible observar a través de las redes sociales de cada modelo su manera de ejercitarse y lo que comen para mantener cada músculo tonificado.

Sin embargo, algunas marcas han optado por agregar en su lista de modelos a mujeres de talla grande, así como también a las que tienen alguna imperfección y a transgéneros como Nathan Westling. La belleza inclusiva está ganando y distintas casas de moda apoyan el nuevo patrón, excluyendo de este círculo a Ed Razek —responsable de marketing de Limited Brands, casa matriz de Victorias Secret—, quien apuesta únicamente por los cuerpos esbeltos y esculturales, que relucen en lo que el director define como una fantasía de 42 minutos, el desfile más icónico de esa clase.

El show, aparte de destacar a mujeres blancas, tanto rubias como castañas, ha seleccionado a otras de piel oscura, asiáticas y a Winnie Harlow, la primera modelo con vitiligo en participar para la marca. A pesar de que la firma ha incluido estos rostros, no apuesta lo suficiente por la diversidad. En el desfile de 2018, a la conocida Barbara Palvin la ficharon como modelo plus size, lo cual no obtuvo buenos comentarios debido a que su estatura es de 1.75 metros y pesa 55 kilos. La molestia es justificable, puesto que una mujer con esa altura y medidas de 87-58-89 se ve completamente delgada. Imagínense, si eso es ser gorda, qué quedará para el resto de las mortales.

Barbara Palvin en el VS Fashion Show
Getty Images

No es un adiós

El CEO de L Brands, Les Wexner, desea crear un nuevo estilo de espectáculo e ir más allá de la televisión para que se aprecie aún más la hermosa lencería, puesto que asegura que exponer las increíbles y auténticas piezas en la pequeña pantalla no basta. Los canales que transmitían el majestuoso evento todos los años, CBS y ABC, ya no son prioridad para Wexner. Este profesional del mundo de la moda quiere optar por un cambio en el tradicional desfile y desarrollar algo más dinámico, atractivo e impresionante a través de otras plataformas. Estas declaraciones son un alivio para las personas que disfrutamos del show año tras año.

La marca desciende de manera inesperada

El último desfile solo obtuvo 3,3 millones de visualizaciones a través de la retransmisión, una consecuencia del deterioro de la marca a nivel global. Además, la famosa firma de lencería y productos de belleza ha tenido que cerrar algunas de sus tiendas y bajar los precios, los cuales han alcanzado un mínimo histórico. La casa de moda se está alejando de la popularidad que antes la representaba. Su ropa interior, sus trajes de baño y sus artículos para el cuidado personal son un ícono de la feminidad y es lamentable que ahora la firma se encuentre en esta posición.

Diferentes medios afirman que la razón principal es el rechazo social del público debido a que la marca no quiere apostar por la diversidad. Sin embargo, ahora la firma ha fichado a la española Lorena Durán como modelo plus size, por lo que se evidencia que están tomando un nuevo camino.

No obstante, Victoria’s Secret también se ha enfrentado a las críticas que surgieron tras la polémica del Fantasy Bra, un sostén confeccionado con abalorios de lujo que luce un ángel diferente cada año. En el desfile de 2018, la impactante supermodelo —y una de mis favoritas— Elsa Hosk fue la encargada de llevar esta pieza ataviada de diamantes unidos con hilos de plata, valorada en un millón de dólares. El problema apareció cuando descubrieron que el precio del sujetador era menor a lo estipulado por la firma lencera. El gemólogo y experto en diamantes, Grant Mobley, aseguró que la prenda cuenta con 71 quilates de $800 cada uno, por lo que la misma debería costar $56.800. Esta polémica generó disgustos en la audiencia y colaboró con el declive de la marca.

Elsa Hosk
Shutterstock

La fantasía del Victorias Secret Fashion Show es incomparable e hipnotiza a cualquier individuo que observe cada desfile, desde el primero hasta el último. Es lamentable que este magnífico y encantador evento desaparezca de la televisión. Incluso, con modelos plus size, de todas las tonalidades de piel o sin ellas, esta función se ha robado millones de corazones, incluyendo el mío. Sin embargo, es importante que la marca se decante por nuevos perfiles y se adapte a los parámetros de belleza que el público desea ver.

Solo nos queda esperar y ver cuál será el futuro dentro de la industria de la moda para la distinguida firma.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Los mejores vestidos de la historia de los Oscar