United Airlines prohibió los leggings en sus vuelos

United Airlines prohibió los leggings en sus vuelos

Los leggings se han ganado la peor fama; a menos de que sean de tela gruesa o exclusivamente para hacer ejercicio, todo lo que tenga estampado de leopardo o la bandera de varios países estilo collage entra automáticamente en la lista negra de muestra versión improvisada de fashion police.

Y al parecer, también entran en la lista negra de United Airlines.

Como obviamente no hay suficientes medidas de seguridad que tomar últimamente cuando de aeropuertos se trata, la aerolínea estadounidense con sede en Chicago, Illinois, prohibió que dos adolescentes embarcaran uno de sus vuelos usando leggings, y requirió que una de sus acompañantes se pusiera un vestido encima después de que el agente de la puerta decidiera que los leggings que tenía puestos “eran inapropiados” (cabe acotar que esta última era una niña)

Todo el incidente fue reportado por Shannon Watts, una de las pasajeras que estaba presente cuando la seguridad de la aerolínea estaba “obligando” a las niñas a cambiarse. Antes de subir a su vuelo tuiteó toda la situación, y para cuando aterrizó, ya el incidente se había vuelto viral.

Unas horas después, y millones de tweets críticos y quejas hacia la empresa aérea, United Airlines defendió su decisión con su normativa, que según ellos, respalda que no se permita abordar a los pasajeros descalzos o vestidos inapropiadamente.

Hacemos una pausa para recordarles que estamos hablando de spandex, no tela transparente.

Como era de esperarse, las redes sociales se convirtieron en un arma de doble filo para United Airlines; desde grupos feministas hasta clientes que viajaban regularmente por la aerolínea se manifestaron en contra de las “políticas” de la empresa. Incluso celebridades y personalidades del medio aprovecharon la discusión para dejar sus comentarios. 

Por su cuenta de Twitter explicaron que la razón por la que las niñas no pudieron abordar con esa vestimenta es que las tres tenían puestos de “pass riders” (empleados o allegados a los empleados de la empresa que consiguen descuentos o pasajes gratis para viajar), por lo cual, según su “sentido común”, no era posible que vistieran leggings porque, en cierta forma, también representaban a la empresa. 

Mientras la controversia se hacía más grande, Jonathan Guerin, uno de los voceros de la empresa, le ofreció declaraciones a The Guardian para aclarar que su movimiento no fue sexista. “It’s not that we want our standby travelers to come in wearing a suit and tie or that sort of thing” dijo en la entrevista. “We want people to be comfortable when they travel as long as it’s neat and in good taste for that environment.”

Aunque la empresa se esforzó por justificar sus acciones, la mayoría de los comentarios negativos no pararon solo con el argumento de que las niñas eran pass riders. Mucho menos lo hicieron después de que United Airlines publicara un comunicado titulado “To our regular customers, your leggings are welcome”.

Primero porque los leggings realmente no son “inapropiados” y segundo, porque su argumento de pass riders no justifica que las dos niñas hayan tenido que quedarse en Denver por un pedazo de tela. Sí, esta puede ser la primera vez que estamos a favor de los pseudo-pantalones de licra. 

TheA logo
Más artículos
fútbol femenino
El mundo del deporte finalmente está cambiando y es gracias al fútbol femenino