Una toma de posesión sin leyendas de la música

Músicos, personas que trabajan y cobran cantidades de dinero por cantar en un festival, inauguración, concierto o evento. Muchas veces se han presentado para magnates o personalidades millonarias en todo el mundo a pesar de su mala reputación, lo que importa es cumplir con el contrato. 

En Los Estados Unidos, el acto de posesión de un nuevo Presidente es un gran acontecimiento. (Si no lo notaron, toda la época de elecciones presidenciales fue como ver un reality show de E Entertainment.)

Trump, el magnate de los negocios y del entretenimiento sabe más que nadie que su acto tiene que ser inolvidable. Al convertirse en el hombre más poderoso del mundo, tiene que conseguir que la realeza de la cultura pop asista. Pero para el futuro presidente, no ha sido muy fácil encontrar que los artistas que quiere se presenten. Por eso, a continuación hicimos una lista de los famosos más emblemáticos que le dijeron un “NO” a Donald Trump.

Elton John

La leyenda de la música fue uno de los primeros en entrar en la supuesta lista de invitados. Anthony Scaramucci, parte del grupo de transición de Trump comenzó los rumores que se presentaría.

«Este será el primer presidente estadounidense en la historia de los Estados Unidos que ingrese a la Casa Blanca con una postura pro-homosexuales», señaló Scaramucci a la BBC. «Elton John va a estar haciendo nuestro concierto en el centro comercial para la inauguración».

El publicista de John, Fran Curtis, en una declaración al New York Times declaró: «Incorrecto, no se presentará».

En una entrevista en febrero del año pasado el músico pudo expresar sus opiniones sobre el presidente electo.

«Realmente no quiero que mi música se involucre en nada que ver con una campaña de elecciones en Estados Unidos, soy británico, conocí a Donald Trump, él fue muy amable conmigo, no es nada personal, sus opiniones políticas son suyas, las mías son diferentes. No soy un republicano ni en un millón de años, ¿por qué no le preguntas a Ted, Nugent, o a una de esas malditas estrellas de country?, lo harán por ti”.

Rebecca Ferguson

La cantante y compositora británica que saltó a la fama por el programa “The X Factor” se presentaría en el acto con una condición que compartió en su cuenta personal de Twitter.

“Me han preguntado y esta es mi respuesta. Si me permiten cantar «Fruta Extraña», una canción que tiene una enorme importancia histórica, una canción que fue puesta en la lista negra en los Estados Unidos por ser demasiado polémica. Una canción que habla a todos los despreciados y pisoteados negros en los Estados Unidos. Una canción que es un recordatorio de cómo el amor es la única cosa que conquistará todo el odio en este mundo, entonces aceptaré su invitación y los veré en Washington”.

Al final, fue un no para el magnate.

Andrea Boccelli

El tenor más famoso del mundo tuvo que decir que no por miedo a las fuertes críticas.

Bocelli se ha retirado, después de recibir una cantidad excesiva de comentarios de su base de fans, según Page Six informó.

«Bocelli dijo que no había manera de que aceptara el concierto … estaba recibiendo demasiado calor y dijo que no», informó una fuente a la columna.

Sin embargo, otra fuente ofreció un relato ligeramente diferente: «Trump le sugirió a Bocelli que no participará debido a la reacción, es triste que la gente de la izquierda le impidiera actuar en un día histórico».

Céline Dion

La leyenda era una promesa fuerte debido a que un seguidor, Steve Wynn, prometió al presidente que podría conseguir a Céline Dion para la inauguración. Wynn es un hotelero de Las Vegas, y Dion ha sido un artista con residencia en Las Vegas dentro y fuera desde 2003, por lo que Wynn probablemente tendría conexiones con ella. Pero Dion demostró no encontrarse interesada.

KISS

La banda estadounidense de hard rock no asistirá por tener el 20 de enero ocupado.

Shannon Tweed, esposa del bajista, Gene Simmons, manifestó a TMZ que el equipo de Trump se acercó a KISS para presentarse en la inauguración. «Ellos le preguntaron y él se negó cortésmente», dijo. Simmons dice que es debido a un conflicto de programación.

Además que en su campaña presidencial bandas como Queen y los Rolling Stones solo han sido algunos de los que le han prohibido utilizar su música. Definitivamente la relación de Donald Trump con los músicos, no ha sido la mejor.

Sin mencionar que ese día se tiene planeado una ola de protestas en su contra alrededor del país. Un número de congresistas demócratas, al menos 23, no acudirá a la ceremonia de toma de posesión del multimillonario Donald Trump como presidente de los Estados Unidos en señal de protesta contra el futuro mandatario.

Un acto de suma importancia que demuestra la popularidad y aceptación por sus actividades. Como si un carro presidencial llamado “La Bestia”, una cena de 2 horas y un baile de gala frente a las cámaras y al mundo no son suficientes pruebas para demostrar que esto es un acto de entretenimiento. Good luck Trump!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
7 momentos icónicos del Venezuela Aid Live