Una entrega de premios que se puso política

Una entrega de premios que se puso política

Como buenas corresponsales de The Amaranta, teníamos todas las intenciones de cubrir el evento televisado por TNT. Sin embargo, bajo un velo de laca y mujeres en bikini, el Miss Universo le quitó protagonismo a la entrega de premios que se llevaba a cabo en simultáneo. Es evidente que el voto popular Latinoamericano se inclinaba más a ver si Harvey se equivocaba de nuevo leyendo los resultados, que ver si Meryl Streep añadía a su enorme estante de trofeos una estatuilla más.

Realmente no culpo el gusto de los televidentes, para ser honestos, nunca había visto una premiación de los SAG y estaba un poco feliz que gracias al favoritismo de las misses por encima de una premiación más, no me iba a pelar el certamen (por más que me cueste admitirlo).

Sin embargo, como era de esperar, la premiación fue transmitida luego de que coronaran a la bonita francesa como la mujer más linda del mundo y por estas maravillas del DVR pude dormir bien y ver los SAG Awards 2017 el siguiente día en paz.

Luego de buscar en google «¿qué eran los SAG y por qué nunca habían estado en mi radar durante la época de premiaciones?» descubrí que es un premio bien chévere en el que votan los actores por los mejores actores del año en cine y televisión. (Seguro la institución la inventó alguien como Leonardo Di Caprio que estaba cansado de que no le dieran su Oscar y se buscó un premiecito él mismo.)

Me hubiese encantado poder comparar lo que esperábamos de los SAG con lo que realmente pasó; sin embargo, con una matriz de información muy limitada (porque nadie recuerda los SAG Awards pasados), me tuve que conformar con reportar lo que vi que me sorprendió. Tal vez así creando una pequeña plataforma para evaluar la entrega un poco mejor el año que viene y no quedar tanto en ridículo.

Entonces, aquí está lo que más nos sorprendió de los SAG:

El tamaño de las mesas

A cada elenco le dan una mesa entera y son inmensas. Un poco torpes a la hora de voltar a la tarima durante la premiación o para caminar hacia ella para recibir el premio.

Los chamos de Stranger Things estaban

Realmente no sé si esto sorprendió. Hoy en día están en todos lados, ya la cosa en mi opinión no es tan simpática. Eleven se ve más cool con el pelo rapado.

Viola Davis ganó un premio y escuchamos su esperanzador discurso

Siempre nos encanta escuchar las palabras de aceptación de esta mujer.

¿Y cómo no mencionarlo?, Todo el mundo habló mal de Donald J. Trump

A pesar de ser un nombre que parece no salir de los titulares en las noticias alrededor del mundo, los actores galardonados en los SAG buscaron cualquier oportunidad que tuviesen para repudiar frente a un público internacional, las políticas migratorias y otras locuras que ha decretado el presidente republicano durante sus primeros días de gobierno.

Uno tras otro, los ganadores del Screen Actor Guild Award repitieron las palabras “Trump”, “migración”, “aceptación” y “consciencia” lo suficiente como para marearnos y gritar “YES!” frente al televisor, también como una loca.

Ashton Kutcher le dió la bienvenida a todos aquellos que sintonizaban desde aeropuertos como resultado de una caótica política migratoria.

“Everyone in airports that belong in my America. You are a part of the fabric of who we are. And we love you, and we welcome you.”

Julia Louis-Dreyfus cuando ganó por Veep, también hizo saber que ella era hija de imigrantes y satanizó de poco americano esta segregación.

“My father fled religious persecution in Nazi-occupied France,” Ms. Louis-Dreyfus said. “I’m an American patriot. And I love this country, and because I love this country, I am horrified by its blemishes, and this immigrant ban is a blemish, and it is un-American.”

Mahershala Ali, al aceptar su victoria por su papel en Moonlight, narró cómo se podían superar las diferencias religiosas con una anécdota personal sobre su madre católica y su conversión a la religión musulmana.

“My mother is an ordained minister. I’m a Muslim. She didn’t do back flips when I called her to tell her I converted 17 years ago. But I tell you now, we put things to the side, and I’m able to see her, she’s able to see me — we love each other, the love has grown, and that stuff is minutiae. It’s not that important.”

Viola Davis, Bryan Cranston, Emma Stone, Sarah Paulson y Lily Tomlin también hicieron referencia a organizaciones de derechos civiles y al ultraje que les parecía la situación política de Estados Unidos.

Parecía ya un hecho que todos los discursos iban a hablar de Trump, pero uno de ellos sobresalió por encima del resto. El espectacular discurso de David K. Habour en nombre del elenco de Stranger Things, dejó un lugar lleno de gente que simpatizaba con el sentimiento y avivada por el llamado a la acción.

Véanlo, muy Rock & Roll.

Además, las caras de Winona Ryder fueron épicas, por si no las han visto en millones de memes en Facebook.  

Supongo que era de esperar que una comunidad diversa e inteligente de actores con gran influencia social, iban a ser los principales oponentes de Trump; sin embargo, nadie lo esperó a estos niveles.

Los SAG fue una premiación muy presente y actual que esperemos el año que viene no tenga que criticar las decisiones de un ejecutivo cuestionable, sino que hable de otros temas de interés social como el cambio climático, o tal vez del nuevo presidente venezolano ¿quién sabe?.

We can only dream.

TheA logo
Más artículos
violencia doméstica cuarentena
El abrumador aumento de la violencia doméstica durante la cuarentena