¿Qué está pasando con las cadenas televisivas en Estados Unidos?

¿Qué está pasando con las cadenas televisivas en Estados Unidos?

Independientemente de si vives en Gringolandia o no, es importante que sepas qué está pasando en el mundo del entretenimiento. Porque tarde o temprano afectará tu momento de ocio y espera a que nunca llegue ese día en el que no haya ninguna buena producción o peor que todas las producciones sean iguales e hijas de una sola corporación.

Chan chan chaaaaan.

La situación actual con las cadenas de televisión se trata prácticamente de un pez grande comiéndose todos los peces pequeños que encuentra en la pecera. Y eres fan de ver tráilers, premiaciones de películas y de, bueno, ir al cine; deberías tener miedo. Miedo de que solo quede un pez al final. Hasta ahora ese pez es Disney.

Antes de terminar el 2017, nos enteramos de la noticia de que Los Simpsons, Family Guy y casi todo lo que tiene que ver con Fox ahora pertenecerá a Mickey. Muchos lo vieron venir, como Los Simpsons en 1998 y a muchos otros nos tomó por sorpresa, en especial porque aunque sabemos que muchos programas no sufrirán el cambio de dueño, la televisión sí se verá afectada eventualmente.

«Alguien que me explique qué pasó»

Fox le demostró al mundo desde 1986 que el mundo no pertenece a unos pocos, pues para el momento de su auge, la televisión estaba controlada por la hegemonía de ABC, CBS y NBC.

Sin embargo, ya Disney es dueña de ABC y ahora de Fox. Pero con cambio de nombres en un contrato, ¿cómo me afecta a mí ese rollo? Todo es cuestión de dinero e intereses.

Todos los shows famosos de Fox seguirán al aire porque les conviene la cantidad de audiencia que llaman, aquí incluyo The Gifted, la franquicia de Alien, Avatar y hasta Alvin y Las Ardillas. Pero muchos otros, viejos mayormente serán desechados.

Claro, cuando haces un negocio de 52 millones de dólares, tienes que saber elegir qué te conviene y qué no. El trato incluyó que Fox seguirá siendo Fox en los espacios de noticias y de deportes (Fox News y Fox Sports 1), y además podrán conservar su enorme estudio ubicado en Los Ángeles.

Pero estemos claros, es el inicio de la desaparición de Fox, tal como pasó con MGM.

«Ahora, ¿con qué me como todo esto?»

Fox produjo 16 películas en el 2016 y 13 en el 2017, de las cuales la mayoría terminan siendo candidatas a los Óscar. Sin embargo, ¿cuántas produce Disney? No las suficientes. Así que parte del miedo cae en la cantidad y la calidad de las próximas producciones que les permitan hacer.

Por otra parte, el contenido en streaming sí puede ser más aprovechado. Hablemos de Hulu, la marca de streaming que le hace la competencia a Amazon y a Netflix (como si alguien pudiera tumbar a este del trono). Y realmente la razón por la que Hulu es medio nula, es porque tiene una merengada extraña en la situación de sus dueños.

Varias compañías tenían un porcentaje de Hulu, la que nos trajo The Handmaid’s Tale a nuestros corazones, entre ellas Fox y Disney por separado. Ahora Disney tendrá un pedazo más grande de la torta y por fin tendrá la oportunidad de participar en activamente con contenido para ver en internet. Oportunidad que lleva tiempo buscando y ahora podemos tener la certeza, o más bien la seguridad, de que será bien aprovechado.

¿Qué pasará ahora?

El contrato se cerrará en poco menos de un año y aún las medidas por tomar por parte de Disney, permanecen inciertas para los fans del buen entretenimiento, porque aceptemos que mucho del nombre de Disney está sobre películas que venden en taquilla pero no duran mucho tiempo en nuestras cabezas.

Quien era dueño de Fox, Robert Murdoch, ahora tiene un puesto en la directiva de Disney y 52 millones de dólares para seguir divirtiéndonos. Así que yo no sentiría mucha lástima por él.

Y lo único entonces que quedaría por definir (además de cuestiones financieras, de derechos de autor, franquicias y demás cosas de gente grande) es si Anastasia será reconocida como una princesa de Disney o no.

El pez más grande de la pecera tiene importantes decisiones por tomar. Esperemos que no nos defraude.