Nike invierte en el fútbol femenino

El pasado 17 de marzo el duelo entre el Atlético de Madrid y el Barcelona batió el récord de asistencia de un partido femenino a nivel de clubes. El Wanda Metropolitano registró una entrada histórica de 60.739 espectadores, un último ejemplo de la magnitud que ha alcanzado el fútbol femenino no solo en España sino en la esfera global. Este tipo de datos explican el porqué de la fuerte inversión de la empresa de Oregón en este deporte.

El fútbol femenino es rentable.

Son palabras de Bert Hoyt, vicepresidente de Nike al diario MARCA. La multinacional estadounidense presume de una relación muy estrecha con el fútbol femenino, una que le ha llevado a obtener acuerdos de patrocinio con 2.500 futbolistas, con 500 clubes y a vestir hasta 14 de las 24 selecciones que disputarán del 7 de junio al 7 de julio el que se prevé como el Mundial femenino más mediático de la historia. Francia, país anfitrión en esta octava edición, captará todos los focos este próximo verano de un torneo que batirá todos los récords de audiencia.

Nike se hizo con los derechos de los balones de la UEFA

Independientemente de quien gane, Nike tiene muchas posibilidades de estar en la final. Según las apuestas deportivas al mercado de ganador, Estados Unidos, Francia, Alemania e Inglaterra son por este orden las selecciones con más posibilidades de levantar el trofeo, y todas menos la alemana visten de la marca estadounidense. Pero aquí no acaba la relación de Nike con el fútbol femenino. Recientemente, se ha asegurado poner el balón de los principales torneos europeos de clubes y selecciones hasta 2021, es decir, de la Champions League y la Eurocopa también. En otras palabras, su apuesta es total por la mujer. No en vano, destina hasta 12 millones de dólares en promover la campaña de ‘Made to Play’, enfocada al sector femenino.

Duggan, uno de los iconos de Nike

Los datos y estudios parecen justificar las elevadas sumas de dinero que empieza a mover el fútbol también en su vertiente femenina, y no solo por la asistencia que registró el duelo directo entre el Atlético y Barça en mazo. Un informe de Nielsen Sports revela que el 84% de los consumidores de deporte tienen interés por el deporte femenino y el 51% de los mismos son varones. Sirva como referencia que la última final de la UEFA Women’s Euro 2017 tuvo una audiencia mundial de 150 millones.

La figura de la mujer como deportista profesional es un imán para que otras se inicien en la práctica deportiva. En el plano comercial esto un filón para las marcas. Nike ha explotado todos los recursos posibles en cuanto a vestimenta para el running y el fitness, y va por el mismo camino en el fútbol. Como ocurre con Ronaldo o Neymar en el fútbol masculino, dispone de sus propias embajadoras de marca. Entre ellas, destacan Sam Kerr (Australia), Alexia Putellas (España) o Toni Duggan (Inglaterra). Todas marcan tendencia, y su imagen entra dentro de las campañas de la firma de Oregón.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
#Muéstranos: la campaña de ‘Dove’ que impulsa la belleza inclusiva