Nicaragua, otro país víctima de un gobierno opresor

Nicaragua, otro país víctima de un gobierno opresor

Desde la llegada del chavismo al poder, de las protestas del 2014 y las del 2017, los venezolanos ya estamos más que familiarizados con la censura a los medios de comunicación, la impunidad, las violaciones de derechos humanos y de la corrupción, por lo que la situación de Nicaragua no nos es ajena.

La tierra de Rubén Darío, aquel poeta famoso por Margarita, hoy se ha convertido en calles llenas de barricadas, quemas de cauchos y miles de manifestantes en las calles para protestar contra las reformas al seguro social que fueron aprobadas por decreto presidencial.

Sin embargo, teniendo en cuenta lo repentino de las protestas sería de esperar que tengamos algunas interrogantes sobre lo que está sucediendo en el país centroamericano:

¿De qué va esa reforma que causa tanta molestia?

Las reformas establecen que a partir del 1 de julio los trabajadores tendrán que aportar al INSS un pago del 7%, en lugar del 6,25% actual.

De igual manera, las empresas y empleadores deben contribuir su cuota de aporte a partir de esa fecha, pasando del 19 al 21%, este aumento continuará hasta llegar al 22,5% en 2020.

Mientras que los jubilados, que son más demás de 200.000 que en su mayoría reciben pensiones de entre US$300 y US$500, tendrán que aportar un 5% de éstas.

¿A qué se deben estas reformas?

El gobierno de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua y uno de los pocos de Latinoamérica que todavía apoya a Maduro, argumenta que estas reformas son “necesarias para salvar al INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) de la quiebra”.

Sin embargo, los manifestantes consideran que el gobierno «les está robando» lo ganado durante décadas de trabajo.

Además es importante tener en cuenta que estas reformas no son precisamente “legales” porque al ser aprobadas por decreto presidencial de manera unilateral violan la Constitución y otras leyes vigentes en el país, pues debería ser aprobado por la Asamblea Nacional.

¿Podrán las reformas solucionar el problema del INSS?

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), aseguró que «la reforma no solucionará el problema», pues en un comunicado explicaron que los gastos de esta institución “aumentaron en 4,2 veces desde 2002 mientras que sus ingresos lo hicieron en 3,2 veces».

El papel de Rosario Murillo en las protestas

Así como en Venezuela con Jaime Lusinchi, muchos aseguraban que quien realmente gobernaba el país era su amante Blanca Ibáñez, en el caso de Nicaragua muchos acusan a la vicepresidente y esposa de Daniel Ortega, Rosario Murillo, de gobernar el país y de “haber echado más leña al fuego” a las protestas.

Pues la mujer, acusó de «vampiros que reclaman sangre» a los manifestantes y tuvo un papel muy importante en lo que se refiere a la policía, pues muchos aseguran que la acción excesiva de los funcionarios no fue aislada, ya que «Murillo fue una de las líderes intelectuales en desmontar el modelo de una policía civil nacional y regresar al modelo de policía sandinista partidario de los 80».

Con todo lo anterior, no es de extrañar que un grupo de nicaragüenses tumbaran los “árboles de la vida” que se instalaron por iniciativa de “la chamuca” (diabla o bruja), como conocen a la primera dama del país por sus creencias religiosas tan conservadoras.

¿Quiénes conforman el grupo de los manifestantes?

En un artículo publicado en BBC Mundo, aseguran que a diferencia de protestas anteriores en dicha nación, estas son diferentes debido a que “están teniendo lugar en la capital nicaragüense” y en ellas están participando “sectores que anteriormente han sido partidarios del gobierno, como las universidades públicas»

También es importante tener en cuenta que las manifestaciones fueron convocadas por la empresa privada. Por su parte, la Iglesia Católica del país, también ha jugado un papel importante al rechazar abiertamente las acciones del gobierno contra la población, teniendo en cuenta que en el pasado esta se mantuvo “poco crítica” con respecto al ejecutivo.

A nivel de la web, el grupo Anonymous hackeó varias páginas del gobierno de Nicaragua, por lo que los sitios web de la Asamblea Nacional, la Procuraduría General de la República y la Juventud Presidente se encuentran caídos.

Respuesta del gobierno ante las protestas

Ante las manifestaciones, el gobierno sandinista decidió enviar a la policía a reprimir a los estudiantes que manifestaban, además Ortega sacó al Ejército a las calles en la norteña ciudad de Estelí y enfrentó a las tropas antidisturbios con los universitarios.

El resultado ha sido más de cuatrocientos detenidos y alrededor de 43 muertos, aunque las cifras varían. Además del ataque contra los medios de comunicación y periodistas, una prueba de ello fue el asesinato de Ángel Gahona, periodista y director del noticiero El Meridiano, debido a un disparo y la salida del aire durante seis días del canal 100% Noticias, por órdenes del gobierno.

Cualquier parecido con el chavismo en Venezuela es pura coincidencia, esperemos que la semejanza entre las protestas de Nicaragua y las de Venezuela se quede solo allí y que no terminen con el mismo final: un sentimiento de derrota amarga y sin ningún cambio.

TheA logo
Suscríbete
Sabemos que suena sospechoso... pero hazlo