Del modelaje a la pornografía infantil: el caso Belankazar - The Amaranta

Del modelaje a la pornografía infantil: el caso Belankazar

El mundo del modelaje está lleno de caminos verdes

Si buscamos en Google las agencias de modelaje más famosas de Venezuela, seguramente la primera que aparecerá es la Academia y Agencia de Modelos Belankazar. Con una trayectoria de treinta años en la industria del modelaje, Belankazar es famosa por ser una de las agencias más inclusivas en el mercado, por la cantidad de alianzas que tiene con otras empresas, marcas, concursos y academias relacionadas con el gremio, y, más recientemente, por un escándalo que involucra la presunta venta de contenido pornográfico en internet.

A finales de agosto, un hilo de Twitter denunciaba el canal de YouTube de la Agencia Belankazar, señalando que las niñas utilizaban ropa y maquillaje poco apropiados para su edad y que, además, el sitio web de la agencia ofrecía la posibilidad de obtener acceso a fotos y videos exclusivos de las niñas a través de distintas membresías pagas que cuestan entre $20 y $200.

Capturas de pantalla y fotos muestran cómo las membresías, además de ofrecer todo el material público de la agencia, también les permitían acceso a videos especiales, privados y exclusivos a quienes las compraban. Esto por sí solo debió despertar algunas alarmas, pero la gota que derramó el vaso para la dueña de la cuenta fue el hecho de que la única forma de pagar esta membresía es utilizando Skrill, una billetera virtual parecida a PayPal, o con criptomonedas. 

El uso de monederos virtuales y criptomonedas pudo haber sido innovador hace unos cinco años, pero antes de eso ya era algo común en los rincones más profundos de la web. Al utilizar criptomonedas, la identidad del comprador es completamente anónima y muy difícil de rastrear, es por eso que son el método de pago favorito para quienes se involucran en negocios ilícitos online, como lo es la distribución de pornografía infantil.

Otro problema que señala la cuenta es que las niñas se encuentran altamente expuestas en las redes, con maquillajes y ropa que las hacen ver mayores de lo que son y atraen la atención de hombres que las sexualizan.

El hilo se hizo viral inmediatamente y en menos de dos días ya había campañas en redes contra la agencia, apoyadas por artistas, y modelos venezolanos expresaron su disgusto ante la situación. Luego, el 2 de septiembre, el influencer Irrael Gómez publicó en su cuenta de Instagram fotografías que supuestamente vinculaban a Belankazar con la prostitución y la difusión de pornografía infantil. 

Al mismo tiempo, el primer comunicado de Belankazar exigía una investigación exhaustiva para comprobar su inocencia, mientras instaban a las personas a utilizar el hashtag #yoapoyoaBelankazar en las redes. En este texto también dejan claro que la agencia sí vende su material para mantener a la empresa en funcionamiento, pero que todo lo que se registra es aprobado por las alumnas y sus representantes, en caso de que sean menores de edad.

Otros testimonios no tardaron en aparecer y un día después de la publicación de Gómez, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) comenzó con las investigaciones del caso. La búsqueda terminó con la detención de la directiva de Belankazar y el allanamiento de una de las dos sedes de la agencia para recuperar material de las computadoras.

Toda la situación fue una sorpresa para padres y clientes de la agencia, quienes en un principio utilizaron el #yoapoyoaBelankazar, pero ahora piden que se lleven a cabo todas las investigaciones. Algunos incluso testifican que la agencia realizó sesiones de fotos sin su consentimiento y esto solo destapa cada vez más la entramada red. 

La industria del modelaje en Venezuela está llena de este tipo de escándalos, por lo que no es una situación exclusiva de Belankazar. JiaMei Feng, quien comenzó su carrera como modelo en 2016, cuenta que es muy fácil caer en el mundo de la prostitución si perteneces a este negocio, pues ella misma tuvo experiencias de esta índole cuando formó parte de una agencia de modelaje.

La prostitución en el mundo del modelaje, en mi experiencia, está a una puerta de distancia y ni siquiera tienes que querer pertenecer, solo de pronto te das cuenta de que estás allí. Mi propio booker, quien se supone que era mi salvaguarda y a quien yo tenía que acudir ante todo, siendo menor de edad, muy tranquilamente me decía ‘Eso son $2.000 mínimo’ en respuesta a mensajes con propuestas de fotógrafos, por ejemplo, para supuestamente ser parte de una colección de desnudos artísticos privada de una página web a la cual solo puedes acceder por suscripción. Yo lo tomé como un mal chiste, pero un par de años después me enteré de que él estaba bastante involucrado en ese mundo.

JiaMei Feng

Ahora, Feng es modelo independiente y gestiona su propia imagen, lo que le permite evitar estar atada a un booker, pero hace que su trabajo dependa únicamente de su relación con fotógrafos, directores de casting y, por supuesto, su reputación tanto nacional como internacionalmente.

Feng explica que fuera del país es incluso más fácil caer en este tipo de redes, pues las agencias grandes no siempre se ocupan de mercadear a todas sus modelos. Esto hace que sea difícil conseguir buenos trabajos que paguen la deuda con la agencia y los gastos básicos de la persona, por lo que muchas terminan como damas de compañía o hosts.

Con las propuestas de modelaje en el exterior también se tiene que ser sumamente cuidadoso. Irse para México, por ejemplo, es jugarte la lotería. Es por esto que algunas terminan trabajando en discotecas y restaurantes como hosts y en estos lugares te encuentras con narcos, con dealers, con cualquier clase persona, buena y mala.

JiaMei Feng

Parte de la dificultad de pertenecer a este mundo es el nivel de competitividad que hay. Realmente son pocas las jóvenes que terminan siendo representadas por la agencia y los contratos cambian dependiendo de la misma. Compañías como Belankazar ofrecen a las mejores modelos de sus cursos un contrato de representación exclusiva y un curso de formación como instructoras profesionales patrocinado por la agencia. Este fue el caso de Gabriela Arias, quien estaba graduándose como instructora cuando estalló el escándalo.

Los únicos mánagers y patrocinantes que tenemos como estudiantes son ellos. Cuando nos inscribimos, firmamos un contrato en el que se especifican las normas y políticas de la agencia, entre ellas: no podemos firmar con otras agencias o participar en concursos sin autorización de la directiva y autorizamos a Belankazar para que utilice nuestra imagen para la publicidad de la agencia. Luego firmas otro contrato como egresada o modelo profesional.

Gabriela Arias

Arias destaca que durante toda su experiencia en Belankazar nunca recibió ninguna propuesta fuera de lugar por parte de la agencia o de terceros, tampoco ha escuchado de otros modelos que hayan tenido este tipo de experiencias. Igualmente, asegura que jamás tuvo percances en las sesiones o los desfiles. A pesar de firmar un contrato que le da pleno derecho a la agencia de utilizar su imagen, Arias dice que durante las sesiones el fotógrafo les muestra el material a los modelos y espera la aprobación de estos y sus representantes. Sin embargo, este no es el caso de todas las modelos, ya sea trabajando con una agencia o de forma independiente.

Muy pocos fotógrafos realmente te dejan agarrar la cámara para revisar las fotos y borrar las que no te gusten. Eso es comunicación. Si tienes un booker, el que las veas dependerá de si le importas o no. Siempre deberían dejarte ver el material porque eres tú en la fotografía a pesar de que los derechos le pertenezcan al fotógrafo.

JiaMei Feng

A raíz de las acusaciones contra la agencia, muchas modelos de Belankazar han sido señaladas de forma negativa, pues lo que antes era un símbolo de orgullo para ellas, se convirtió en una mancha negra en sus carreras a partir de ahora. 

Decir que vienes de Belankazar será objeto de discriminación y repudio, y esto está muy mal. Así como yo me esforcé, lo hemos hecho todas y ver cómo tu trabajo se desmorona es frustrante. Por mi parte, siento que es bueno hablar de esto porque no hay nada malo, no hay nada que ocultar y es justo y necesario hablar del tema.

Gabriela Arias

Hasta ahora, no hay más declaraciones por parte de la agencia, cuyas sedes se mantienen abiertas, pero vacías a excepción de uno o dos empleados. El viernes 6 culminó la audiencia y el tribunal declaró que Belkis Pereira, directora administrativa, Alexander Velásquez, director ejecutivo, y Hernán Pereira, director general de Belankazar, permanecerán en la cárcel hasta que se dicte la sentencia. En Venezuela, la pena por pornografía infantil es de entre 16 y 20 años.

pornografia infantil belankazar
Getty Images

El caso todavía se mantiene abierto, pues las autoridades no tienen certeza de cuán involucrada está la agencia en actividades delictivas, pero si algo sabemos es que esto servirá como referente futuro para la industria del modelaje. 

Este tipo de comportamientos ocurren desde hace décadas y todos parecemos obviarlos, pues quedan ensombrecidos por una fachada llena de brillo y glamour. Es momento de ver las dos caras de la moneda y, así como lo hizo Hollywood con el #MeToo, hacer un llamado para prestar más atención al mundo del modelaje.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Taylor Swift nunca ha sido dueña de sus grabaciones, Scooter Braun sí