La ilusión de Venezuela

Como bien se sabe en todos lados, Venezuela, a partir del 12 de febrero de 2014, ha padecido una serie de fuertes protestas políticas y sociales debido a la situación deplorable de calidad de vida en la que se encuentra su ciudadanía. De esa fecha hasta el día de hoy, la pobreza, el hambre y la delincuencia se han ido devorando ferozmente al 90% de la población venezolana, la que actualmente no sabe de dónde vendrán las comidas del día siguiente.

A raíz de este estado de emergencia, figuras importantes, artistas, políticos venezolanos y de otras nacionalidades, se han manifestado públicamente para comunicar al resto del mundo la cara realista del país que evidentemente, a la vocería del Gobierno Venezolano no le conviene difundir.

En noviembre del año 2015, los artistas Nacho y Víctor Muñoz nos deleitaron con un temazo dedicado a Venezuela y la situación llamado “Mi Felicidad”. Bellísima. Todos nos la sabemos y cada vez que la escuchamos se nos arruga un poco el corazón pensando en que sino fuese por la maldición chavista, Venezuela seguiría siendo el país más feliz del mundo; poblado de todas esas personas allegadas que no les quedó otra que buscar esa calidad de vida en otra parte. Así que definitivamente para muchos, a tu lado, Venezuela, sí está la felicidad.

Casi un año después, luego de más inflación, más hambre y más dictadura; el mismo combo se lanzó otro tema dedicado a Venezuela, pero esta vez junto con Los Fantásticos y Franco de Vita. “Valiente”, destaca la resistencia que han desarrollado los venezolanos para sobrevivir todo ese caos, e invita a recuperar los ánimos perdidos mediante la esperanza de que pronto saldremos de esta tiranía.

Porque de pana, no vemos el día en que podamos “caminar en libertad, ir por las calles así normal”.

Siete meses después, en el estado más crítico social de la historia de Venezuela, siguiendo en la onda de los artistas venezolanos opositores, el dúo SanLuis junto con Voz Veis y Apache sacaron al público una canción llamada “Mis Ilusiones”. La cuestión de este tema es que, en el video musical resalta la simplicidad de los cantantes, la presencia de personajes venezolanos importantes y un grupo de niños que ocupan protagonismo en la letra de la canción.

Maite Delgado, Edgar Ramírez, Gaby Espino, Carlos Cruz-Diez, Tomás Rincón, Greivis Vázquez y Omar Vizquel son las caras que representan la sencillez de la canción y que a la vez, por ser figuras públicas importantes, dejan un mensaje fuerte y muy nostálgico en los oyentes.

Pero lo más bonito de todo el tema no es la cara de Edgar en toda la pantalla, ni el hecho de que Voz Veis está cantando en conjunto otra vez; no. El toque especial que tiene “Mis Ilusiones” es que cada vez que la canción es reproducida, se realiza una donación a la fundación Comparte Por Una Vida, encargada de entregar alimentos y medicinas a niños necesitados en Venezuela.

Como nombré anteriormente, la desnutrición ya se apoderó de la gran mayoría. Pero si un padre de familia hace lo imposible por llevar a su mesa lo que consiga, así sea de la basura; ¿quién responde por los niños huérfanos que viven en la calle? ¿o por los niños abandonados en los hospitales?

Es imposible escuchar esta canción y no pensar en las consecuencias sociales que nos ha traído este período, ni en lo mal que la está pasando la más baja de las clases; para luego llorar de la tristeza. Sean niños, adultos o ancianos, viven condiciones inimaginables que estoy segura pasarían como estado crítico frente a cualquier organización internacional.

Por lo tanto, labores como “Mis Ilusiones”, los venezolanos en el extranjero que mandan contenedores de comida al país, la fundación Barriga Llena Corazón Contento, el Canal Humanitario, o simplemente entregar arepas en la calle, tienen TODO el mérito del mundo. Es donar una necesidad de primera instancia a seres humanos que por X, Y, o por Chávez, padecen la Venezuela más dura de todas.

Así que Las Ilusiones de Venezuela no son ni Apache, ni Maite, ni Cruz-Diez; son los niños que ajenos a las causas, viven lo peor; son los niños vecinos de la delincuencia que deciden tomar el otro camino; son los niños que colaboran con el sustento económico familiar, y lo más importante; son los niños con la Venezuela del futuro en sus manos.

¡Cómo dueles Venezuela! 

TheA logo
Más artículos
¿Qué pasó el 23 de enero en Venezuela?