Cambiaron el nombre de la marca de Ivanka Trump para poder venderla

Cambiaron el nombre de la marca de Ivanka Trump para poder venderla

Las noticias sobre Ivanka Trump nunca dejan de sorprendernos. Primero porque tiene la misma habilidad de su padre para mantenerse en la agenda setting del mundo, y segundo porque en su vaivén entre “mi marca está pasando por su mejor momento” y “mi marca está pasando por su peor momento” no sabemos qué creer.

Quizás porque la firma de Ivanka Trump está teniendo los mejores números gracias a que nadie sabe que está comprando la ropa de la hija del presidente de Estados Unidos.

Para ser más específicas, G-III, la compañía propietaria de los derechos de manufacturación y distribución de la marca de Trump, admitió haber cambiado las etiquetas del inventario, sin la autorización de la firma, y lo vendió a la cadena de descuentos Stein Mart.

Stein Mart, con nada más y nada menos que 290 tiendas en 31 estados, ha estado vendiendo la ropa de Ivanka bajo el nombre de Adrienne Vittadini. Los mismos diseños, cortes y colores, solo que la etiqueta no coincide.

Aunque G-III no dio detalles sobre la razón por la que decidió vender la ropa de Trump bajo otro nombre, muchos suponen que tiene que ver con la necesidad de aumentar las ventas de la firma sin que esta fuese asociada con las tiendas minoristas de descuentos.

Al contrario del pensamiento común, Stein Mart aclaró que nunca había rechazado las colecciones de la hija del presidente porque “la cifra de clientes que quieren los productos es prácticamente el mismo que el número de personas que los rechazan”.

A todas estas, la respuesta de G-III fue un carta de disculpa y la promesa de que cualquier error sería enmendado cuanto antes porque “ya estaban tomando acciones correctivas”. Incluso, entre sus planes está retirar todas las piezas que fueron confundidas directamente de los clientes que las compraron. Así todas las personas que reclamaron cuando la noticia salió, podrían devolver las piezas sin ningún problema.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de las acciones de G-III, es que la cadena ni siquiera posee la marca de Adrienne Vittadini. Según el comunicado de la compañía que posee la licencia de producción y distribución de Ivanka Trump, la marca fue mal etiquetada por error; pero ¿cómo es un error si Adrienne Vittadini ni siquiera forma parte de su lista de clientes?

Mientras tanto, no sabemos cuáles podrían ser las repercusiones legales del cambio de etiquetas porque los términos de la licencia no se han hecho públicos. Los representantes de la manufacturación de la marca Adrianne Vittadini Studio no han comentado nada aun.

El punto es, que sea un error o no, muchas personas podrían estar usando la ropa de Ivanka Trump sin siquiera saberlo.

TheA logo
Más artículos
Portadas de Vogue
Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis