Mientras muchos condenaron, estas mujeres marcharon en contra de "las fuerzas de temor y división" en Londres

Mientras muchos condenaron, estas mujeres marcharon en contra de «las fuerzas de temor y división» en Londres

Desde el atentado a las Torres Gemelas en septiembre de 2001 el mundo nunca volvió a ser igual, el miedo y los prejuicios pasarían a un primer plano para diversos ciudadanos del mundo.

Los grupos terroristas no solo se han enfocado en atacar a los Estados Unidos, de la misma forma lo hacen en países como Perú, Colombia, Argentina y en África. Cuando se trata de imponer ideologías extremistas es universal, puede ocurrir donde sea, no hay nacionalidades ni géneros.

La amenaza con el crecimiento de estos grupos en territorios se ha vuelto preocupante. Un día informan que un líder importante fue asesinado y tiempo después, se vuelven a reorganizar y a planear ataques.

Países en el mundo ya no hayan qué hacer, los gobiernos actualmente siguen buscando la unión para combatir en contra de esta amenaza. En lo que va de año ya han comenzado a ocupar la primera plana amenazas y altercados.

No estamos prestando atención al verdadero problema que ha creado y reforzado, la xenofobia. El ser humano al primer indicio de amenaza busca protegerse, pero caer en prejuicios incoherentes y conductas agresivas no es la solución.

Somos ignorantes, nos creemos tan inteligentes que no vemos nuestros errores. Han salido a la luz por las redes sociales y los medios de comunicación el “miedo” a los musulmanes y a las personas que creen en el Islam.

Porque un grupo de personas actúan de manera incorrecta no quiere decir que los demás lo hagan, ¿es complicado de entender? Lo peor que realizamos de costumbre es generalizar, una de las cosas por las cuales la sociedad no avanza.

La xenofobia es algo que ocurre todos los días y merece cobertura, la ignorancia nos separa y aleja de la humanidad.

El pasado 22 de marzo ocurrió en el centro de Inglaterra un ataque terrorista que dejó un saldo de cuatro muertos y cuarenta heridos. Un agresor sembró pánico en las inmediaciones del Parlamento, primero atropellando con un todoterreno a numerosos transeúntes y luego atacando con un cuchillo a los agentes que vigilaban el acceso al corazón de la democracia británica.

Esto produjo terror a la población, donde hay que tener cuidado cómo actuarán. Pueden haber individuos que decidan tomar acciones por su cuenta, creando un ambiente hostil.

Solo lean las noticias sobre persecuciones o maltrato psicológico a musulmanes inocentes. Se está saliendo de control.

El domingo 26 de marzo, un grupo de mujeres en el puente de Westminster mostraron solidaridad con las víctimas del ataque terrorista de Londres y demostraron que con actos se puede pensar en esperanza e inclusión.

El grupo se tomó de las manos en una línea durante cinco minutos cuando el Big Ben marcó las cuatro de la tarde.

Muchas de las mujeres llevaban pañuelos de cabeza en el homenaje y dijeron que llevaban el azul para representar la esperanza.

El evento fue organizado por el grupo Women’s March on London, que de la misma manera participó en una campaña internacional para destacar los derechos de las mujeres en el primer día completo de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Women’s March On London publicó en Facebook y Twitter, una imagen titulada “We Stand Together” y describió las razones para que la gente se uniera después del ataque del miércoles.

El post invitó a la gente a unirse en el dolor por los que murieron, apoyar a los heridos, desafiar lo que el grupo llamó «fuerzas de temor y división», y mostrar solidaridad por la igualdad, la justicia y la paz.

El grupo dijo: «Es importante que nos unamos en este momento cuando las tensiones se intensifican en nuestras comunidades».

La activista por los derechos de las mujeres, Akeela Ahmed, quien ayudó a organizar el evento del domingo manifestó que había sido «poderosa y envió un mensaje claro».

Después de darse cuenta de su poder con la marcha pasada en contra de temas como por ejemplo el racismo, igualdad de género y los derechos reproductivos las mujeres, se recordaron que pueden cambiar y trabajar por un mundo diferente, uno mejor.

Parece que se olvidaron que pueden luchar por lo que creen y por ello ahora me mantengo optimista después de esta manifestación en Londres, no actuar es peor que no hacer nada. Ojalá la xenofobia no siga siendo una amenaza. 

TheA logo
Más artículos
Portadas de Vogue
Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis