Quizás el Miss Universo sí puede lograr la paz mundial

Hace unos días escribí sobre el estereotipo clásico que acompaña a las misses desde que el primer “world peace” fue pronunciado, y entre todo el research que hice, concluí que el Miss Universo solo quería mujeres que sonrieran, se preocuparan por el ambiente, los animales, su familia y la paz mundial.

Contra todo pronóstico, decidí que lo más lógico era convertir la ceremonia de este año en la tesis que probaría mi hipótesis. Reuní a mis dos mejores amigas, una fanática de los concursos de belleza y otra con complejo de «missóloga anti-miss», comida chatarra (porque no pueden faltar durante la pasarela en traje de baño) y nuestra mejor disposición para ver la noche especial sin dejar que nuestro instinto venezolano nublara lo que pretendía ser un criterio objetivo, si es que eso siquiera existe en este tipo de eventos.

La evaluación previa al Miss Universo fue lo que nos hizo preguntarnos qué tan diferente podría ser esta entrega de las otras 64 ceremonias. La campaña que le hicieron a las concursantes tanto en redes como en los comerciales televisivos, nos invitaba a conocerlas como personas, más que a una cara linda y un cuerpo con medidas exactas.

En efecto, el evento principal también siguió el mismo patrón. El Miss Universo fue totalmente diferente a lo que habíamos visto en todos los anteriores, y aunque el primer enfrentamiento nos chocó, pensar que los concursos de belleza están haciendo un intento para seguirle el ritmo a la belleza real, nos hace sentir como si de verdad estamos en el 2017.

No es coincidencia que el eslogan, el tema promocional y la serie de videos del Miss Universo sean sobre mujeres “confidently beautiful”; además de que estaban enfocados en mostrarnos una faceta que no habíamos visto antes en las misses: la persona detrás de la corona.

Al contrario de todos los concursos anteriores, la prioridad de la noche fue cada participante y su personalidades. En vez de ir por una sola sesión de preguntas, implementaron más segmentos para dejar entrever la estructura de pensamiento de cada una, en vez de solo medir su habilidad de responder coherentemente en segundos, como estábamos acostumbrados. Además de las nuevas preguntas para el top 13, el Miss Universo 2016 volvió a celebrar la tradición de preguntarle lo mismo a las últimas tres finalistas en ánimos de resaltar lo más importante antes de tomar la decisión.

Ya que mi objetivo principal era comparar mi hipótesis con las respuestas que dieron en la noche especial, solo tomaré en cuenta la sesión de preguntas que le hicieron a las seis finalistas:

Preguntas diseñadas para medir la capacidad de las misses de dar una respuesta concisa, coherente y políticamente correcta bajo presión ✅

Obviamente, Steve Harvey no esperaba que las concursantes encontraran una solución viable para salvar el mundo, sino que Miss Kenya pudiese hablar del hombre más controversial de Estados Unidos con un tono alentador y motivacional para el pueblo estadounidense, por más de que todo el mundo sabe que Donald Trump es lo menos alentador para el futuro de América.

Miss Haití también recibió una pregunta orientada a la situación Trump-Estados Unidos. Cuando Harvey la cuestionó sobre su opinión con respecto a las marchas de las mujeres, ella tomó la oportunidad para resaltar, más allá del contexto político, la importancia del respeto mutuo.

La intención de las participantes a orientar todas sus respuestas a la paz mundial ✅

A Miss Filipinas le preguntaron qué cambio significativo ha visto en los últimos diez años, y ella respondió que ver personas reunirse por eventos como Miss Universo. Sí, el Miss Universo. “As one nation we are all together”. De igual manera, Miss Colombia aprovechó el micrófono para hablar de la educación de los niños como una solución viable para erradicar la violencia.

Los mejores statements ocurren detrás de las cámaras ✅

Si bien no hubo ninguna pregunta lo suficientemente mala como para hacernos rodar los ojos, las mejores respuestas que obtuvimos de las participantes fueron las que no formaron parte de la sesión de preguntas. Su razonamiento y fluidez eran completamente diferentes cuando no sentían la presión de las luces, las cámaras y millones de ojos esperando algún argumento debatible.

Si el Miss Universo continúa priorizando la personalidad de participantes y dedicándole más tiempo a los momentos claves en vez de a la pasarela en traje de baño, quizás la revolución de los concursos de belleza está más cerca de lo que pensamos. No porque ahora hay niñas “gordas” (ni siquiera me hagan hacer un comentario sobre esto) o porque las finalistas sean de diferentes razas, sino porque el núcleo de los concursos será ofrecer una voz a las concursantes que están dispuestas a exponer los problemas que enfrenta el mundo y no solo a las que “desean” la paz mundial.

Aunque sé que dije que no comentaría sobre Miss Canadá, solo quiero dejar esto por acá: 

View this post on Instagram

"It takes discipline to have the body of a Miss Universe." It also takes discipline to be accepted into Law School. It takes discipline to run a marathon. It takes discipline to be true to ourselves in a world that is constantly trying to shape us into something we are not. People have asked me if I changed my body to prove a point. No. Our lives are fluid, dynamic and ever-changing. So are our bodies. To be truthful, I restricted my food intake intensely at previous pageants and was miserable, self-conscious and I never felt good enough. No matter how little I ate and how much weight I lost, I constantly compared myself to others and felt like I could still lose more. My mental perception did not match the physical body I saw in the mirror. There were days I would eat a protein bar, workout for hours and struggle to fall asleep because I as so hungry. My body is not naturally lean and that's okay. I am healthy. I am fit. I am confident. I am me. This is who I am right now and I'm okay with it, so you should be too. My fellow ladies, remember that true beauty, and validation start from within. 💛 #confidentlybeautiful #missuniverse

A post shared by Siera Bearchell | Miss Canada (@sierabearchell) on

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Sorpresas en las nominaciones de los Oscar