Cómo los movimientos #MeToo y #TimesUp están (o no) afectando las premiaciones

Cómo los movimientos #MeToo y #TimesUp están (o no) afectando las premiaciones

En la primera y pasada premiación del año que fueron los Globos de Oro, las celebridades se vistieron de negro para apoyar al movimiento que condena los abusos sexuales y el acoso en los espacios de trabajo.

Después de lo que se ha conocido como the sexual harassment reckoning y de todas las estrellas caídas como Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Aziz Ansari, Casey Affleck y otras decenas más; muchos han manifestado sus opiniones sobre si esto tiene una intención verídica y comprobable o solo una “cacería de brujas” como dicen otros.

Solo que esta vez, las estrellas quisieron aprovechar la ocasión que fue sintonizada en todo el mundo para no solo decir sino demostrar su repudio a cualquier comportamiento de este tipo, y así inspirar a otras mujeres y hombres a hacer lo mismo.

Pero, ¿fue suficiente? ¿Fue la moda la única forma de demostrar que no estaban de acuerdo con los abusos y el acoso?

Esta vestimenta estuvo acompañada de discursos inolvidables de Oprah, Frances McDormand, Laura Dern y muchísimos más. También fueron activistas del brazo de actrices, entre ellas Tarana Burke (la fundadora del #MeToo) y en fin, fue un evento bastante distinto de todos los demás.

Ahora además de todo esto, recordemos todo lo que pasó en los premios per se.

  • Todos los nominados a directores fueron hombres.
  • James Franco (señalado como acosador por cinco mujeres) ganó un Globo de Oro por The Disaster Artist.
  • Kirk Douglas (actor acusado de violación) recibió gran reconocimiento y ovación de pie por parte de los presentes.
  • Todos los hombres usaron negro, pero ¿por apoyo a la causa o simplemente porque siempre se acostumbra que los hombres vayan de negro y ya?

Sin duda es un debate del cual es difícil defender una opinión personal y profesional.

Lo mismo ha pasado durante décadas con el caso de Woody Allen, un dios en el mundo del cine, acusado de abuso sexual por parte de menores y aun así ha sido el ganador y nominado de varios Óscar y Globos de Oro en la década pasada. Y no solo eso sino que muchas actrices que ahorita apoyan a morir el movimiento que condena a hombres como él se han hecho las locas con respecto a él.

Por otro lado, muchas han hecho público su arrepentimiento de haber trabajado con Woody Allen, entre ellas Ellen Page, Rebecca Hall y Greta Gerwig (directora de Lady Bird que actuó en Rome With Love).

Se ha hecho mucha condena, es cierto, pero aún hace falta más ruido y un poco más de coherencia por parte de la prensa, los jurados y la Academia.

Porque el problema es real y siempre lo ha sido, pero a veces cuesta creer que su empatía lo sea. Esperemos que para las próximas premiaciones nuestra hambre de reckoning quede satisfecha.