Hollywood también nos puede educar

Hollywood también nos puede educar

“Actores”. Los queremos, los odiamos y no se nos escapa ningún detalle sobre su vida profesional, ni personal. Están con nosotros por la televisión, cine, radio y redes sociales; poseen una cantidad exorbitante de dinero, ropa y seguidores; algunos tienen fundaciones, son embajadores y participan en proyectos para recolectar dinero.

Una vida lujosa (no hay duda de eso). Sin embargo, es constantemente criticada. Se les acusa (a la gran mayoría de celebridades) de ser falsos, superficiales y hasta malos ejemplos para las generaciones más jóvenes. Pero, de vez en cuando, prendemos la televisión y nos encontrarnos con uno actor o artista aprovechando su fama para promover iniciativas, llamar la atención hacia un problema o hacernos reflexionar acerca de un tema. 

La influencia que genera aparecer en una premiación es de suma importancia. Muchos actores y artistas han encontrado una ventana donde expresar sus posiciones y pensamientos sobre los problemas que aquejan el entorno. Los años van pasando, y cada vez son más los que se llenan de valor y con un micrófono comienzan a recitar un mar de verdades.

Los temas preferidos son el feminismo, raza, política, violencia, guerras, homofobia y la paz. Cada artista deja una huella diferente y construye una vía para el respeto y el debate en las redes y en la calle. Por eso, hicimos una lista de algunos de los famosos que nos han dado enseñanzas con a través de sus discursos de aceptaciones. 

1. Jared Leto

El cantante y actor, Jared Leto, realizó un discurso en 2014 para apoyar a Ucrania y a Venezuela, así poder comunicar las dificultades que estaban atravesando.

“A todos los soñadores en el mundo que nos están mirando esta noche, en lugares como Ucrania, Venezuela, quiero decirles que estamos aquí mientras ustedes luchan por lograr sus sueños, por vivir lo imposible. Estamos pensando en ustedes esta noche y esto es increíblemente especial porque hay muchas personas que me han ayudado a lograrlo. A todo el equipo de «El Club de los Desahuciados», esto es para los 36 millones de personas que han perdido la batalla contra el sida y para aquellos que han sentido injusticia por las personas que aman. Esta noche estoy parado ante el mundo con ustedes y para ustedes«.

Antes de la ceremonia de los Oscars, varios usuarios de Twitter, Facebook e Instagram le pidieron que hablara sobre los problemas políticos que estaban atravesando sus países, consiguiendo que en los premios más aclamados de actuación se recordará la solidaridad y el apoyo para estos ciudadanos. De hecho, emocionó a muchos.

2. Lupita Nyong’o

Ese mismo día, Lupita Nyong’o se alzó con la estatuilla como “Mejor Actriz de Reparto” por la película 12 Years of Slave, una adaptación de la autobiografía de Solomon Northup, un mulato que habla sobre sus años como esclavo en Luisiana, Estados Unidos.

“No se me escapa por un momento que tanta alegría en mi vida es gracias a tanto dolor de alguien, quiero saludar al espíritu de Patsey por su orientación”.

Lupita se consagró como actriz al rodar la película que causó impacto por la crudeza de la historia sobre el maltrato físico y mental de los esclavos negros en tiempos pasados. Una historia para que generaciones futuras puedan ver y no cometer los mismos errores.

Terminó de cerrar su participación con la siguiente frase ese día: “Cuando miro hacia abajo esta estatua de oro me recuerda a mí y a cada niño pequeño que no importa de donde vengas, tus sueños son válidos”.

3. Leonardo DiCaprio

Un año después, Leonardo DiCaprio al ganar como “Mejor Actor” en los Oscars del 2015 decidió abordar el cambio climático.

“Y por último, sólo quiero decir esto: Hacer el Revenant era acerca de la relación del hombre con el mundo natural. Un mundo que nos sentimos colectivamente en 2015 como el año más caliente de la historia”.

Un hombre que lleva años realizando activismo para proteger el planeta en que vivimos. Participando en conferencias, documentales, programas para regar la voz sobre un problema que se puede resolver si actuamos ahora.

“El cambio climático es real, está sucediendo ahora mismo. Es la amenaza más urgente que enfrenta nuestra especie entera, y tenemos que trabajar juntos y dejar de procrastinar. Necesitamos apoyar a líderes de todo el mundo que no hablan por los grandes contaminadores, sino que hablan por toda la humanidad, por los pueblos indígenas del mundo, por los miles y miles de millones de personas desfavorecidas que estarían más afectadas por esto”.

4. Viola Davis

En los Emmys del 2015, Viola Davis ganó como “Mejor Actriz de Drama” por la serie How To Get Away With Murder.

“Déjenme decirles algo, lo único que separa a las mujeres de color de cualquier otra persona, es la oportunidad. No puedes ganar un Emmy para papeles que simplemente no están ahí. Así que esto es para todos los escritores, todas las personas increíbles que son Ben Sherwood, Paul Lee, Peter Nowalk, Shonda Rhimes. Personas que han redefinido lo que significa ser hermosa, ser sexy, ser una mujer destacada, ser negra”.

Viola ganó siendo la primera vez nominada, la recordamos también por su papel como Aibileen Clarck en The Help junto a Emma Stone. Una película sobre las señoras de limpieza negras y nanas de niños blancos que a todos, nos recordó el lado más cruel de la discriminación y el racismo.

5. Meryl Streep

En los premios de la 74 edición de los Golden Globes, la ganadora del premio Cecil B. De Mille fue Meryl Streep, una de las actrices más respetadas y reconocidas de la actualidad.

En vez de hablar sobre su carrera, compañeros o su historia a lo largo de su vida siendo actriz, se atrevió a dar un discurso sobre un mandatario de los Estados Unidos sin siquiera nombrarlo.

“Pero, ¿quiénes somos, y qué es Hollywood de todos modos? Es sólo un montón de gente de otros lugares. Nací y crecí y me eduque en las escuelas públicas de Nueva Jersey; Viola Davis nació en una cabaña en Carolina del Sur y se crió en Central Falls, Rhode Island; Sarah Paulson nació en Florida, criada por una madre soltera en Brooklyn; Sarah Jessica Parker era una de siete u ocho hermanos de Ohio; Amy Adams nació en Vicenza, Veneto, Italia; Y Natalie Portman nació en Jerusalén. ¿Dónde están sus certificados de nacimiento? Y la bella Ruth Negga nació en Addis Abeba, Etiopía, creció en Irlanda y está aquí nominada por interpretar a una chica de Virginia. Ryan Gosling, como todas las personas más agradables, es canadiense. Y Dev Patel nació en Kenia, creció en Londres, y aquí está interpretando a un indio criado en Tasmania. Así que Hollywood está repleto de forasteros y extranjeros, y si los echamos a todos, no tendrán nada que ver sino fútbol americano y las artes marciales mixtas, que no son las artes”.

En las últimas líneas todos nos dimos cuenta de quién estaba hablando. Nada más ni nada menos que de Donald Trump, presidente electo en noviembre del año pasado. A Trump, durante la campaña presidencial los escándalos lo persiguieron. Uno que fue señalado fue su rechazo a los inmigrantes.

“Pero hubo una actuación este año que me aturdió, me clavó estacas en mi corazón. No porque fuera buena, no tenía nada de bueno. Pero fue eficaz y cumplió su función. Hizo que su audiencia pretendida riera y mostrará sus dientes. Era el momento en que la persona que pedía sentarse en el asiento más respetado de nuestro país imitaba a un reportero discapacitado. Alguien al que superó en privilegios, poder y la capacidad de responder. Me rompió el corazón cuando lo vi y todavía no puedo sacarlo de la cabeza porque no estaba en una película, era la vida real. Y este instinto de humillar cuando es modelado por alguien en una plataforma pública, por alguien poderoso, gotea en la vida de todo el mundo porque da permiso para que otras personas hagan lo mismo. La falta de respeto invita a la falta de respeto, la violencia incita a la violencia, y cuando los poderosos usan su posición para intimidar a los demás, todos perdemos”.

Para quienes apoyan o no a Trump, no pueden negar que Meryl tiene talento para la palabra. Su discurso llegó en un momento duro para el mundo, la población de inmigrantes sigue en aumento por los problemas de los gobierno con mal manejo.

Todos estos nombres mencionados anteriormente tienen algo en común: son famosos y saben utilizar sus influencias para el bien.

Estos actores fácilmente al ganar un premio podrían concentrarse en dar las gracias y hablar de ellos mismos, pero no lo hacen. Es por ello que es importante señalar este tipo de actos ahora. 

A Hollywood se le acusa de ser superficial, hipócrita, manipulador, etc. Por escándalos de algunos, se piensa que todos los que pertenecen al grupo son iguales: gente adinerada que lo único que hace es posar para las cámaras. 

No es así.

Queremos aplaudir a las celebridades que utilizan su fama para el bien y el cambio.

Así que, gracias a todos esos actores, cantantes y celebridades que ayudan al mundo con sus fundaciones, proyectos y discursos que trascienden fronteras y tiempo para enseñarnos sobre la vida.