La gran disculpa de Harvey Weinstein

La gran disculpa de Harvey Weinstein

Durante décadas ha sido un secreto a voces que Harvey Weinstein es un acosador sexual. No estoy exagerando, Seth MacFarlane hizo una broma al respecto en el 2013, desde el 2010 se ha hablado de los susurros abiertamente en blogs, un año antes hubo un blind item que todo el mundo atribuyó a Weinstein inmediatamente, y desde hace al menos una década Rose Mcgowan ha estado insinuando fuertemente que Weinstein la acosó, de hecho, según ella, le dijo a Ben Affleck y Matt Damon, entre otros.

Yo vivo al menos a 35 mundos de distancia de Harvey Weinstein y había escuchado de sus acosos sexuales, su temperamento Trumpiano y sus prácticas de marketing shady a la hora de lograr Oscars para sus películas. Lo que quiero decir es que nada con respecto a este tipo es un misterio. El tipo es un gigante del PR y aún así la información fue capaz de llegar a un súper outsider como yo, obviamente estaba disponible para los que están más cerca.

Su comportamiento, en todo este tiempo, nunca mejoró. Weinstein se aprovechó de su situación una y otra vez. No buscó ayuda, solo llegó a acuerdos. Una persona no llega a acuerdos si no tiene consciencia de que lo que está haciendo está mal.

Todo eso nos trae al fallout después del artículo del New York Post. Lo primero que hizo Harvey, como hombre de negocios, fue “disculparse”. Y dudo que haya tenido mucho tiempo para corregir su disculpa porque es el texto más extraño que he leído este año. Debería ser enseñado en las escuelas como ejemplo de cómo nunca jamás en la vida deberías disculparte.

Lo primero que hace es una gran justificación con oraciones diseñadas para lavarse las manos:

La mala justificación

Crecí en los 60s y 70s, cuando las reglas del comportamiento y trabajo eran diferentes. Esa era la cultura en ese entonces.

Hace más de 40 años que salimos de los 70’s. ¿De verdad se necesita tanto tiempo para aprender cómo ser una persona decente y respetuosa?

Desde entonces he aprendido que no es una excusa, ni en el trabajo ni fuera de él. Para nadie.

Y sin embargo, empezar una disculpa diciendo eso es, en efecto, usarlo como excusa. 

Me di cuenta hace tiempo que necesitaba ser mejor persona, y mis interacciones con las personas con quien trabajo han cambiado. Sé que la manera en que me comporté con mis colegas en el pasado causó mucho daño, y me disculpo por eso. Sin embargo, estoy tratando de ser mejor y sé que me falta mucho. Mi propósito ahora será aprender más de mi mismo y conquistar mis demonios. 

Hay una aceptación de que sí cometió actos asquerosos, pero como casi cualquier disculpa, no es suficiente. Cuando quitas las excusas, lo que queda es esto “…so, hay gente que me ha medio dicho que tengo que cambiar. Y bueno, yo soy así, ¿qué se va a hacer? Pero ahora que me descubrieron voy a empezar a mejorar”. Y f*ck you, Harvey Weinstein. Si ahora está tan consciente de su grandísima cagada, ¿por qué esperó a que saliera el artículo antes de buscar ayuda? Harvey ha estado trabajando duro para ponerse en la posición de una víctima que buscará ayuda y regresará cambiado y súper woke. Supongo que porque en su carrera, ya ha tenido que hacerlo otras veces por mal manejo de sus compañías.

Pero, ok, esa es la parte standard de una pésima disculpa. Lo que vino después fue el PR stunt. La inclusión casual de cierta información para:

  1. Vender un proyecto
  2. Venderse a sí mismo en una narrativa de víctima
  3. Minimizar lo que hizo. Kris Jenner es un genio en hacer esa clase de movidas, Weinstein el legendario, fue más un amateur.

La parte en la que te escondes en las faldas de tu mamá

En el último año le pedí a Lisa Bloom que me aconsejara. Ella ha reunido un equipo de personas y terapistas. Planifico dejar de trabajar en mi compañía un rato para lidiar con el problema de frente. Respeto mucho a todas las mujeres, lamento mucho que esto pasó.

Bueno, Lisa Bloom no es la mamá de Harvey Weinstein, pero es la figura materna protectora by proxy. Bloom es una figura importante en la defensa de los derechos de las mujeres. Como abogada, ha defendido víctimas de abuso exitosamente durante los últimos años. Lo que ambos esperaban era que el público dijera “ohhh, Weinstein está trabajando con Bloom, debe ser verdad que se está recuperando”, seguido de “Bloom es súper aspiracional, ¿viste como lograr cambiar a los hombres malos?”. Lo que el mundo dijo fue, “Bloom, wtf?”.

Pronto tuvimos la respuesta, Weinstein estaba produciendo una película basada en un libro de Bloom. Más que estar avanzando la causa de derechos igualitarios para las mujeres, Bloom estaba vendiéndose al enemigo. Después del backlash se retiró del team Harvey.

La parte en la que intentas tener street cred

No sé qué tan fanático es Harvey Weinstein de usar la lógica de un piedrero que tienen 5 días consumiendo piedra y anfetas e imaginando teorías conspirativas, pero lo que hizo en la siguiente oración pareciera indicar que ese es su método preferido para tomar decisiones… hasta que te enteras que Jay Z es productor en la película del libro de Lisa Bloom. Su siguiente oración:

Jay Z escribió en 4:44 “I’m not the man I thought I was, and I better be that man for my children.”. Esto mismo me ocurrió a mi. Quiero otra oportunidad en la comunidad, pero sé que tengo que trabajar para obtenerlo. 

Una disculpa no es el momento para hacer una sútil promoción de tu próximo proyecto.

La parte en la que empiezas a caer en un abismo de demencia

Quiero señalar que esta disculpa se supone que trata sobre las acusaciones de asaltos sexuales. Creo que es importante tener en cuenta eso antes de leer los delirios del último párrafo:

Voy a necesitar canalizar mi ira, por eso decidí que le iba dar al NRA mi atención absoluta. Espero que Wayne LaPierre disfrute su fiesta de jubilación. Voy a hacerlo en la misma fecha que hice mi Bar Mitzvah. Estoy haciendo una película sobre nuestro Presidente, capaz lo podemos hacer en conjunto. Hace un año empecé a organizar una fundación de 5 millones de dólares para otorgarle becas a las mujeres directoras de USC. Aunque esto debe parecerles coincidente, llevo trabajando un año en esto. 

Ok, so ¿necesita distraernos haciéndonos rcordar la NRA? ¿Por qué es relevante que utilizará el mismo lugar donde se convirtió en hombre? ¿Lanzar dinero a una organización que forme más mujeres que pueda acosar es algo bueno? La única razón para este desastre de párrafo es para distraernos de sus actos asquerosos… y lo peor es que funcionó para muchas personas.

Harvey Weinstein aceptó que lo que hizo está mal y que es culpable de acoso sexual. Sacó una disculpa mal hecho y aún así Lindsay Lohan está defendiéndolo, Donna Karan dijo que sus víctimas estaban pidiendo el abuso, y el comentario general de la gente que lo defiende es “vamos a ayudarlo, pobrecito”. El asunto es que sí, si alguien se disculpa -genuinamente, no con este desastre- y se hace responsable de sus actos, absolutamente deberíamos disculparlo, enseñarle, y ayudarlo a ser una mejor persona. Pero una parte que se les está olvidando a todos los que quieren una “segunda oportunidad” para Harvey, es que las acciones tienen consecuencias y este tipo, hasta ahora, no había tenido que enfrentar ninguna. 

TheA logo
Más artículos
Portadas de Vogue
Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis