La pederastia como ‘condición sexual’ no lo excluye de ser delito

Hay conceptos que deben ser aclarados, y uno de ellos es el de la pederastia y pedofilia. ¿Son condiciones sexuales? ¿Deben ser justificadas?

Desde que salió un video controversial de TEDx sobre la pedofilia el tema ha destacado enormemente, así que aprovechemos para poner las cartas sobre la mesa y educarnos sobre ello.

Ver relacionados

¿Qué es la pedofilia y qué es la pederastia?

Las definiciones varían. Según la Real Academia Española (RAE), la pedofilia es la “atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes”, y la pederastia es “la inclinación erótica hacia los niños, o el abuso sexual cometido con niños”.

Puede ser un poco confuso, por eso es mejor recurrir a fuentes más científicas que extiendan estos conceptos. En el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV) aparece la definición de parafilia al empezar la sección de Trastornos sexuales y de la identidad sexual, y es necesario saberla para entender la pedofilia.

La parafilia se “caracteriza por impulsos sexuales y recurrentes, fantasías o comportamientos que implican objetos, actividades o situaciones poco habituales. Estos trastornos producen malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo”.

En otras palabras, la parafilia representa a los patrones de comportamiento atípicos en la sociedad. Incluye a la pedofilia, así como el sadismo y masoquismo sexual, entre otros. 

 Ahora abordemos el concepto de pedofilia. Esta “supone actos sexuales con niños prepúberes (generalmente de 13 o menos años de edad). La gente que presenta pedofilia declara sentirse atraída por los niños dentro de un margen de edad particular”.

La pederastia no está incluida en el DSM, por lo que recurrí a Google, que señaló que es la “práctica sexual con niños” y añadió que “es un delito que se paga con la cárcel”.

Diferencia

Si bien parecen similares, ni siquiera se les considera sinónimos. La diferencia el trastorno del delito. La pedofilia se refiere más a la atracción hacia menores de edad y la pederastia es actuar sobre dicha atracción. Una es una inclinación y la otra un delito.

Sin embargo, existe un debate que se centra en la justificación de estas. Esto empezó a viralizarse gracias a un video de la organización sin fines de lucro TED, que se dedica a la difusión de ideas por medio de charlas.

En una de estas conferencias, la psicóloga Mirjan Heine dio una charla sobre la pedofilia titulada Pedofilia como orientación sexual natural en la Universidad de Würzburg, en donde alega que este trastorno es una orientación y no un crimen.

Se entienden sus intenciones con las palabras que dice, el mensaje que quiere dejar es que no todos los pedófilos son pederastas. Sin embargo, trata de justificar la pedofilia calificándola como una orientación sexual, tal y como lo es la heterosexualidad y la homosexualidad, cuando es en realidad un trastorno y no forma parte de la comunidad LGBT.

Más que todo recalca la diferencia entre la pedofilia y el abuso sexual de niños, indicando que uno es una condición y otro un crimen, y que no todos los abusan de niños. Dice: “Los pedófilos son 99% hombres, entre un 1-2% de la población. Es decir, 60 millones de personas alrededor del globo son pedófilos. Por lo tanto, no es un fenómeno irrelevante. Tiene factores biológicos, sociales y psicológicos, entre otros”.

Según Heine, hay estudios científicos que afirman que del 100% de abusadores de niños, solo “entre 20 y 30% son pedófilos”. Esto da más razones para que la pederastia no sea una condición, ya que es un delito exclusivamente causada por una inclinación, no por un trastorno, que en dicho caso tampoco se justifica.

Esta charla causó tanta controversia que fue eliminada del canal oficial de YouTube de TEDx Talks. Sin embargo, prevaleció en otras plataformas. Además de ese video, TED publicó otro dado por Madeleine van der Bruggen, una psicóloga y criminologista que trabaja para la policía alemana.

Plantea que los pedófilos no deben ser excluidos, que se debería buscar la manera de ayudarlos para combatir sus preferencias sexuales evitando escenarios de odio y rechazo.

A pesar de ser una propuesta lógica, su intención de normalizar la pedofilia da a entender que se deben perdonar casos de pederastia que no fuesen “tan graves”, cosa que es inaceptable. Delito es delito, sin justificar el trastorno, ya que inflige daño físico y emocional en otro ser humano (menor) que no tiene conciencia sobre la sexualidad ni edad para ejercerla.

¿Que se le debería bajar la intensidad al odio hacia estas personas? Sí, porque mientras menos odio haya, más ayuda buscan y más segura puede estar la sociedad al tratar este trastorno abiertamente.

¿Que se debería normalizar? No, porque querer tener relaciones sexuales con menores de edad no es normal, es una preferencia causada por factores que solo psicólogos y especialistas pueden tratar.

Opiniones profesionales

La psicóloga infantil Beatriz Manrique declara que la pedofilia “no es una condición, en algunos casos es preferencia, en otros perversión. No estoy de acuerdo”.

La abogada Rosemary Thomas dice sobre la pederastia: “No se justifica, es una aberración humana. En Venezuela tiene pena de presidio (prisión) agravante cuando es contra menores de 12 años, cuando se trata de un ascendiente o tutor”.

La licenciada en Educación, María Alejandra Alemar, quien también tiene estudios en bioética, dice: En el caso de la pederastia, suponiendo el hecho que fuera una condición, igualmente es una desviación conductual con un trasfondo psicológico que afecta al entorno. Entorpece el desarrollo físico, psicológico y social del afectado, que además forma parte de una población vulnerable. Violentar la integridad de un niño no tiene justificación, por más leve que sea la forma de violencia, ni siquiera si está “consentida” por el niño, quien hasta su adolescencia tardía (18-20 años) no tiene la madurez suficiente para medir las consecuencias de su consentimiento”.

La sexóloga Ysabel Velásquez dice que: “No, no es una orientación más porque el niño no tiene conciencia de la conducta sexual adulta. El pederasta ejerce un abuso de poder sobre el niño, haya o no contacto físico. Puede exponerlo. Muchos pederastas fueron abusados de niños, ellos justifican que es solo una preferencia pero no, porque el niño no puede dar consentimiento. No solo los adultos son pederastas, cuando hay marcada una diferencia de edad pueden ser adolescentes, por ejemplo uno de 16 años y un niño de cuatro años. Es una patología a nivel del administrador del estímulo sexual”. Continúa: “Sí, hay algunos que saben que es indebido y buscan ayuda. Estos no están tan mal como quienes justifican su conducta. Con terapia se puede ayudar, pero el abordaje debe ser multidisciplinario, con un equipo conformado por un sexólogo, psiquiatra y endocrino/urólogo para ver el componente hormonal. Son pacientes que van a requerir medicación para controlar sus deseos”.

Según la ciencia y las opiniones profesionales, la pedofilia no es una orientación ni una condición, por lo que no justifica la pederastia. Por eso es que suponiendo que la pederastia fuera una “condición sexual” no lo excluye de ser delito.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Las consecuencias de una falsa acusación de abuso sexual