La lucha feminista contra el Manspreading tiene éxito en Madrid

No importa si es en el metro, el carrito por puesto o el autobús, todas hemos experimentado en algún momento esa sensación de incomodidad al estar sentada junto a un hombre que tiene las piernas tan abiertas que pareciera que se fuera apropiar de los dos asientos.

Esa postura de sentarse con las piernas abiertas se conoce en inglés como manspreading y no es de extraño que haya sido el objeto de una nueva lucha feminista en España, pues es muy egoísta por parte de otra persona tener esa postura que te está robando parte del puesto en el que estás sentada.

Es por eso que, de acuerdo con The Huffington Post, en la capital española se van a incorporar señalizaciones en el sistema de transporte público que prohíban a las personas sentarse de esa manera. Estas van a ser similares a las que hay en Nueva York y Japón.

De acuerdo con un comunicado que publicaron el martes a través de su página web: “La Empresa Municipal de Transportes (EMT) va a incorporar a la señalización informativa al usuario que se encuentra en el interior de su flota de autobuses un pictograma específico para evitar el ‘manspreading’ (término inglés que denomina la postura de los hombres que abren excesivamente sus piernas cuando se sientan ocupando los asientos contiguos al suyo).”

La iniciativa se dio gracias a que el grupo Microcorrelatos Feministas inició una campaña de firmas para que el gobierno tomara en consideración este problema, la petición consiguió más de 11.000 firmas.

En la petición del grupo feminista se puede leer que: “No es algo que ocurre de forma esporádica, si te fijas te darás cuenta de que es una práctica muy común. No es difícil ver a las mujeres con las piernas cerradas y muy incómodas porque hay un hombre a su lado que está invadiendo su espacio con las piernas.”

Esta misma iniciativa se llevó a cabo hace tres años en Nueva York con el nombre de “Dude, stop the spread please. It’s a space issue”. Por su parte, la agencia Sound Transit de Seattle usó la imagen de un pulpo morado extendido para pedirles a las personas que no hicieran manspreading y que ocuparan un asiento.

Seguro pensarás que ya era hora de que implementaran esta señalización, pues después de todo esto no se trata únicamente de una lucha feminista, es una cuestión de respetar al otro porque a nadie le gusta que le invadan su espacio personal ¿verdad?

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
El drama entre Tati Westbrook y James Charles terminará arruinando alguna de las dos carreras