La lucha del #MeToo no debería desaparecer por culpa de Asia Argento

Últimamente el movimiento feminista de Hollywood, que tuvo una gran repercusión no solo en la industria del cine estadounidense sino en todo el mundo, ha sido cuestionado debido a la noticia de que el actor y músico Jimmy Bennett fue abusado por una de las líderes de este movimiento, la actriz italiana Asia Argento.

La polémica trascendió de tal manera que la intérprete italiana y esposa del fallecido chef y presentador de televisión, Anthony Bourdain, tomó la decisión de retirarse como curadora del festival de música holandés “Le Guess Who?”.

Nadie puede discutir que la conducta de esta actriz sea bastante reprochable, pues básicamente lideró un movimiento que comenzó con la unión de muchas personalidades del mundo del cine para conseguir la justicia que no pudieron exigir u obtener en su momento por los abusos de Weinstein y parece que pasó de ser una víctima a una victimaria. 

Leer más: La campaña #MeToo corre el peligro de que se nos vaya de las manos

Tomando en cuenta lo importante de esta noticia te haremos un breve explainer de cómo ocurrieron los hechos y de por qué más allá de la controversia el #MeToo sigue siendo imprescindible aunque una de sus líderes no.

¿Pero son reales las acusaciones de Bennett?

Si bien es cierto que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, en el caso de Argento es válido dudar, pues la actriz con sus declaraciones no ha logrado conseguir credibilidad suficiente.

La líder del #MeToo negó haber sostenido un encuentro sexual con Bennett en un hotel de California en el año 2013, sin embargo el diario The New York Times tiene una selfie de ambos desnudos en la cama.

¿Pero qué es lo controversial de la noticia?

Primero que nada, en aquel entonces violaron una ley porque Bennett tenía 17 años y Argento 37 años, lo que lo convertía en un menor de edad y en California es ilegal tener sexo con menores. 

En segundo lugar, el abogado de Bennett afirmó que durante el trayecto de regreso a casa, Bennett empezó a sentirse «extremadamente confuso, mortificado y disgustado».

En aquel momento Bennett estaba pasando por muchos problemas personales, ya que se había enfrentado a su madre y a su padrastro en los tribunales, debido a que los acusaba de haberlo echado de la casa familiar, de haberle robado sus posesiones y de haberse adueñado, a lo largo de los años, de al menos un millón y medio de dólares de sus ahorros. 

Además Argento llegó a un acuerdo con Bennett años más tarde, pues a cambio de su silencio le daría 380.000 dólares, pese a que según el diario El Mundo sus abogados solicitaban inicialmente 3,5 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios, dado que su estado mental había afectado a sus ingresos.

¿Cuál es la versión de Asia Argento?

De acuerdo con el diario El País, este martes 21 de agosto la actriz hizo circular un comunicado en el que negaba haberse acostado con el joven músico y actor, también aseguraba que decía que Bennett había acudido a ella para conseguir dinero, ya que estaba pasando por dificultades económicas y ella estaba saliendo con el chef Anthony Bourdain, “quien era percibido como una persona muy rica”.

Además agregó en este texto que fue Bourdain quien decidió pagar a Bennett para evitar la publicidad negativa del caso.

Sin embargo, las fotos desmienten por sí solas esta versión, además divulgaron capturas de mensajes de texto de Argento a un amigo en las que afirmó tener sexo con Bennett.

“Me acosté con él. Fue raro. No sabía que era menor hasta la carta de chantaje”. La actriz dice que el actor le siguió mandando notas de amor y fotos desnudo hasta dos semanas antes de esa carta, escrita por su abogado. “No me violó, pero me quedé helada. Él estaba sobre mí. Me dijo que era su fantasía sexual desde que tenía 12 años”.

¿Cuál es la versión de Jimmy Bennett?

Por su parte, Bennett rompió el silencio a través de Instagram:

“Estaba avergonzado y tenía miedo de hacer parte de la narrativa pública”, expresó el actor norteamericano en la red social.

Sin nombrar explícitamente a Argento, Bennett habló de un “trauma” que ocurrió cuando él era menor de edad y contó que “pensaba que había un estigma al estar en esa situación como un hombre en nuestra sociedad”.

Con el objetivo de “salir adelante”, Bennett aseguró que decidió romper con su silencio.

¿Vale la pena seguir el #MeToo después de esto?

Definitivamente sí, pues el movimiento feminista de Hollywood lucha por unos objetivos que van más allá de la conducta de Argento. Recordemos que en el mundo del cine muchas actrices ganan menos que sus contrapartes masculinas haciendo el mismo trabajo y diciendo la misma cantidad de líneas de que estos en las películas.

Un caso donde se evidenció la brecha salarial fue el de Jennifer Lawrence, quien por American Hustle, recibió menos que sus colegas Christian Bale, Bradley Cooper y Jeremy Renner.

Además no hay que olvidar que el movimiento no está basado en la violación de Argento, sino en los abusos a los que se han visto sometidas muchas otras actrices  como Salma Hayek, Rose McGowan, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, entre muchas más.

En conclusión el movimiento feminista sí es necesario para acabar con esos abusos y evitar que se sigan cometiendo injusticias en el medio, pero no debe depender exclusivamente de Argento.

TheA logo
Más artículos
7 momentos icónicos del Venezuela Aid Live