El terrorismo seguirá siendo noticia

El terrorismo seguirá siendo noticia

Todo comenzó el 11 de septiembre de 2001 con la caída de las torres gemelas en Estados Unidos, y desde ese entonces los ataques no han cesado y el terrorismo se ha convertido en un problema mundial.

En todo este tiempo los grupos se han vuelto más extremistas y logran burlar la seguridad de los países más poderosos del mundo. Luego de muertes como la de Osama bin Laden (Fundador de Al Qaeda) y Mohammad al-Adnani (Líder y portavoz de ISIS) los grupos terroristas ahora no se rigen por un solo líder, sino varios para poder seguir perpetuando ataques.

No es noticia que Estados Unidos ha estado luchando contra ISIS (Estado Islámico de Irak) desde su creación en el 2014, posteriormente se unirían a la batalla países que tuvieran alianzas con la primera potencia mundial.

Se creó el 10 de octubre del mismo año la “Coalición Internacional contra el Estado Islámico”, teniendo como principal a Estados Unidos. Su coalición ha dirigido ataques aéreos contra ISIS en Iraq y en Siria, de acuerdo con el Pentágono.

Una variedad de poderes militares están actuando como Francia, Rusia, Reino Unido, junto con varias naciones árabes y los kurdos, quienes pelean en el norte de Irak y Siria.

Otros países que forman parte de la coalición incluye a Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Jordania, Holanda, Bahréin, Arabia Saudita, Turquía y los Emiratos Árabes Unidos.

Los ataques de ISIS a nivel mundial desde mitad del 2015 han causado terror en otros territorios tras querer “dominar” el mundo. Este año, por poner un ejemplo se han dirigido a nuevas tierras como Francia, Alemania y Bélgica.

Las posibles víctimas para el 2017 pueden ser el Reino Unido y Rusia. El ministro de Seguridad británico, Ben Wallace, en una entrevista con el Sunday Times aseguró que: “La ambición del ISIS es sin duda la de llevar a cabo ataques que causen gran número de víctimas.”

“No tienen ningún escrúpulo moral para utilizar armas químicas contra civiles y, si pudieran, lo harían en este país. El número de víctimas que podrían causar sería lo peor de todo”, agregó Wallace.

El grupo extremista ha comenzado el año en los titulares por el atentado en Estambul en año nuevo. El Club Reina fue atacado a primeras horas del año por un pistolero dejando un saldo de 39 muertos. El grupo amenazó a Turquía con “prender un incendio” en su territorio por la intervención turca en Siria. Las autoridades turcas avanzan contra reloj para localizar al asesino y han anunciado la detención de ocho sospechosos vinculados con el ataque.

Los comienzos de año ya de por sí son difíciles para los países por los nuevos retos económicos, sociales y políticos pero el terrorismo sigue siendo el problema principal para el mundo.

Si ya se tiene una coalición que ha intentado frenar al Estado Islámico, ¿por qué siguen los atentados? Es notable que hay algo que no está funcionando debido a que lo único que se ha logrado es intensificar el número de ataques.

Los países con mayor influencia están tratando de “resolver” el problema aunque resulta ser contradictorio que los terroristas puedan burlar de manera tan sencilla la seguridad nacional y en algo estamos en lo cierto, no estamos seguros. Ahora los gobiernos redoblaron sus fuerzas militares.

Varios políticos compartieron su opinión sobre el último atentado en ISIS.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó el atentado de «inhumano y alevoso» en un mensaje enviado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El presidente francés, François Hollande, denunció «con fuerza e indignación el acto terrorista» e insistió en la «solidaridad» de Francia con Turquía ante este atentado. Además señaló que «continuará la lucha implacable contra esta plaga (del terrorismo) con sus aliados».

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo que «cuesta imaginar un crimen más cínico que el asesinato de personas pacíficas en el apogeo de la fiesta de Año Nuevo. Pero a los terroristas les son completamente ajenos los conceptos de la moral humana».

Para Estados Unidos, el hecho de que «tal atrocidad pudiera ser perpetrada sobre personas inocentes, muchas de las cuales estaban celebrando la Nochevieja, subraya el salvajismo de los atacantes».

Los líderes políticos mundiales tendrán que afrontar nuevos retos en los próximos meses y unirse aún más si quieren frenar a ISIS. Con la llegada del presidente electo en Estados Unidos, Donald Trump pueden cambiar para mejor o peor la situación.

No olvidemos que Angela Merkel no se encuentra en su mejor momento por su política pro inmigración, el Reino Unido ha salido de la Unión Europea y Vladímir Putin sigue causando problemas por sus ataques militares. Si juntamos todos estos problemas hay un futuro incierto con el terrorismo mundial. 

TheA logo
Más artículos
violencia doméstica cuarentena
El abrumador aumento de la violencia doméstica durante la cuarentena