El poder de la mujer se demostró a nivel mundial

Un día después de la toma de posesión del presidente número 45 de los Estados Unidos, Donald Trump, el sábado 21 de enero se pautó la “Women’s March”. Una marcha que se organizó por internet y las redes sociales.

¿Cuál fue el motivo? Esta vez, muchos. Solo por nombrar algunos, el racismo, igualdad de género, paga igualitaria, el aborto, el apoyo a la comunidad LGBT y el disgusto hacia el discurso de Donald Trump hacia la mujer en su campaña presidencial el año pasado (no es ningún secreto que protagonizó un sinfín de polémicas por sus acciones y pensamientos al sexo femenino). Las figuras principales fueron las mujeres desde un principio, sin embargo, los hombres también participaron.

En la historia se han visto miles de manifestaciones de mujeres por todo el mundo que han logrado cambios importantes. Demostrando las ganas de querer cambios y el poder que tiene el sexo femenino en acontecimientos sociales.

La marcha fue organizada por Linda Sarsour, directora ejecutiva de la Asociación Árabe-Americana de Nueva York; Tamika Mallory, organizadora política y ex directora ejecutiva de la Red Nacional de Acción; Carmen Perez, directora ejecutiva del grupo de acción política The Gathering for Justice; Y Bob Bland, un diseñador de moda.

Vanessa Wruble, cofundadora y copresidenta de Okayafrica, actuó como Jefa de Operaciones de Campaña. De hecho, para poder organizar el evento se dispuso de una página web con toda la información y las redes sociales.

Al ser un evento de alcance mundial, artistas que anteriormente se declararon en favor al feminismo fueron representantes de la marcha. Madonna, America Ferrara, Scarlett Johansson, Alicia Keys y Janelle Monaé fueron algunas que ofrecieron discursos ese día.

Miles de personas se concentraron en varios puntos, para dar a entender que este era un evento para todos; hubo representantes para los latinos, mujeres blancas, mujeres negras y homosexuales. Se enfatizó a no llamar a la discriminación de ningún tipo y no negar el acceso a nadie.

Algunas de las ciudades fueron New York, Chicago, Los Ángeles, México, París, Berlín y Sydney, en total fueron 673 marchas alrededor del mundo.

Washington solo atrajo a más de 500.000 personas de acuerdo con funcionarios de la ciudad. En Chicago, los organizadores cancelaron el evento por razones de seguridad debido a una multitud que llegó a un estimado de 250.000. De todos modos, la gente hizo su camino por las calles. En Nueva York, más de 100.000 marcharon por delante de la casa de Trump en la “Trump Tower” de la Quinta Avenida. Más de 100.000 también se reunieron en Boston Common, y un número similar se demostró en Los Ángeles.

Los científicos de la multitud Marcel Altenburg y Keith Still (de la Universidad Metropolitana de Manchester en Gran Bretaña) compartieron sus estimaciones con The Times. Casi 3 millones de personas en todo el mundo se reunieron para manifestar el sábado.

El metro de Washington DC informó que el sábado fue su segundo día más ocupado en la historia de la ciudad, con más de 1 millón de viajes tomados en el metro. Además, las fotos hablan por sí solas, en el acto de posesión de Donald Trump no fueron tanta personas como en la marcha de las mujeres, triplicaron la asistencia.

Y es que, no se esperaba esa gran cantidad de personas. Fue toda una sorpresa tanto para las autoridades como para el mundo. La asistencia fue exitosa.

Los hombres compartieron sus opiniones sobre los temas por los cuales las mujeres protestan y por qué son feministas. Jossif Ezekilov dijo, «durante demasiado tiempo el movimiento de mujeres no ha tenido participación masculina. Incluso los hombres más liberales entre nosotros han visto esto como un único problema de las mujeres”. Continuó,»romper muchas de estas barreras de género ayudarán a todos. Quiero ser parte de eso”.

Otro protestante, Jason Ashley manifestó: «No soy una minoría de ninguna manera. Creo que es importante que gente como yo salga porque tenemos mucho poder institucional que no necesariamente se usa para ayudar a otras personas, y está a punto de usarse para continuar la manera de discriminar de los Estados Unidos «.

Del mismo modo, otros voceros fueron la activista de derechos de las mujeres Gloria Steinem, la presidenta de Planned Parenthood, Cecile Richards y el director Michael Moore.

Sin duda alguna, un movimiento que demostró su fortaleza e influencia. La lista de artistas que asistieron es larga, contando con estas figuras para ayudar con el alcance. Tras ser una marcha pacífica, en ningún lugar se detuvo a nadie.

Lo que vimos fue una representación de poder y lucha por temas que todavía necesitan ser tratados. Fuimos testigos de la unión de las mujeres a nivel mundial que por un día fueron una, acompañadas por supuesto de hombres, niñas y niños que también quieren participar.

El mundo demostró que los derechos de la mujer son derechos humanos. Por fin se generó un impacto con los temas que han sido primordiales para el movimiento feminista desde hace años.

Las organizadoras de la marcha lo saben y quieren continuar con su lucha. La meta para los grupos laborales y progresistas es «conectar a los participantes de la marcha de las mujeres con las organizaciones de mujeres que impulsan el cambio día tras día», según Alicia Jay, cofundadora de la campaña laboral Make It Work.

En la página Women’s March informaron sobre una nueva campaña llamada “10 acciones para los primeros 100 días” con el siguiente mensaje:

“Gracias a los millones de personas en todo el mundo que, el 21 de enero, se reunieron para elevar nuestras voces. Pero nuestra marcha hacia adelante no termina aquí. Ahora es el momento de reunir a nuestros amigos, familia y comunidad y HACER HISTORIA”.

El 21 de enero de 2017 será recordado por generaciones por el comienzo de un nuevo movimiento. Un movimiento que no descansará hasta lograr sus objetivos. Este fue el día en el que miles de mujeres a nivel mundial se unieron para reclamar sus derechos y dejar en claro que sí son un poder que hay que tener en cuenta. Esperemos que más acciones así se recreen este año. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
‘Victoria’s Secret Fashion Show’: el declive de una fantasía