Pequeños cambios que puedes hacerle a tu rutina diaria para proteger el ambiente

Salvemos el planeta

¿Y si sustituimos los productos más básicos que utilizamos a diario por unos que protejan el medio ambiente? Sí, aunque no nos demos cuenta estamos maltratando ese pedacito de tierra en el que vivimos y esto perjudica a todo el planeta. Tratemos de olvidar la palabra “desechable” y seamos más conscientes del grave problema que producen algunos productos en el medio ambiente.

La tendencia ecofriendly que diversas marcas y empresas utilizan para vender productos sustentables es la excusa ideal para proteger el planeta debido a los daños que ha sufrido en los últimos años por el uso del plástico y el papel. Con frecuencia compramos artículos elaborados con estos materiales y los empleamos a diario desconociendo por completo el peligro que causan en el ambiente.

via GIPHY

Por una sociedad más ecológica

Algunas marcas han sustituido materiales sintéticos por otros reciclados y certificados ecológicamente. De esta manera promueven un estilo de vida natural con responsabilidad y respeto por el medio ambiente. Como resultado, distintas empresas de cosméticos han optado por fomentar la filosofía verde en sus categorías de producto empleando ingredientes naturales y libres de conservantes, derivados del petróleo, colorantes, sulfatos y todo aquello que provenga de un animal. Con esto dejan claro que el planeta necesita de nosotros para disipar los riesgos que lo afectan.

Por otro lado, la industria de la moda también se une a la protección del medioambiente. Existen distintos casos emblemáticos sobre este nuevo suceso que tiene como fin promover las tres erres de la ecología: reducir, reciclar y reutilizar. La firma española Ecoalf es una de las que practica esta consigna y la adapta de manera consciente al campo textil. El objetivo de la marca ha sido recuperar los desechos marinos del fondo de los océanos y transformarlo en hilo de alta calidad para producir prendas. A través del trabajo de los pescadores, quienes extraen los objetos del mar, se obtienen filamentos 100% reciclados sin utilizar más recursos naturales del planeta.

Ecoalf es el proyecto ecológico ideal para luchar contra el agravio que enfrenta el ecosistema marino al recibir grandes cantidades de basura diariamente. Sin embargo, también es necesario el apoyo del resto de la sociedad reemplazando ciertos productos que han resultado un problema para el medio ambiente.

Empieza por ti

Si lo más insignificante o cualquier nimiedad se convierte en moda y las personas enseguida la siguen a como dé lugar, ¿por qué no decantarse por la tendencia ecofriendly si también ha causado tanto furor últimamente? Empecemos por cambiar algunos de nuestros hábitos de consumo, que seguro la mayoría los constituyen productos fabricados con plástico.

De acuerdo con un estudio del presente año, el consumidor ecofriendly o amigo de la ecología tiene conciencia ambiental y posee tres actitudes que lo representan y lo hacen diferente: la conciencia ecológica, la eco-postura y la eco-actividad, que principalmente consisten en pensar y vivir de una manera ecológica, realizando pequeñas acciones que ayuden a proteger el planeta.

Pongamos a prueba nuestra creatividad para sustituir productos que generan un mayor impacto negativo en el medio ambiente por otros sustentables. A continuación los artículos que no debemos usar:  

La bolsa del mercado

Es común reemplazar las bolsas de plástico por una reutilizable de tela u otro tipo de material sostenible; sin embargo, es tan importante que nos repitan que es mejor despedirnos de esas que te venden o regalan en el supermercado por una que seguro se convertirá en tu mejor amiga y sin la cual no podrás salir antes de ir a hacer las compras. Sí, seguro voy a sonar como la propia doña, pero yo tengo una con un estampado que dice “I love my planet” y me ha ayudado a olvidar el tan destructor polietileno.

Toallas húmedas

Mejor conocidas como “limpia culito”, las que nos han salvado en infinidades de ocasiones. Lamentablemente, están elaboradas con fibra sintética que tarda años en degradarse. Por ello, para sustituir este producto la mejor alternativa son los paños de microfibra, que se pueden lavar las veces que desees y te permiten ayudar al planeta.

Toallas sanitarias

Están hechas con plásticos, polímeros, fragancias y pegamentos que contaminan el ambiente y son perjudiciales para la salud de las mujeres. La opción ideal es reemplazarlas por la copa menstrual, la cual puedes reutilizar las veces que quieras y además, dura hasta diez años, por lo que es considerada un producto ecológico y rentable.

Pitillos

Este producto suele pasar desapercibido y no se le da importancia debido a su pequeño tamaño; sin embargo, ese diminuto objeto de polietileno y polipropileno es un peligro para el planeta. Realmente, los pitillos sí perjudican gravemente al medio ambiente, sobre todo a animales marinos como las tortugas, ya que por su dimensión y forma hay más posibilidad de que terminen en los ríos y mares.

No pienses más en vasos, platos y cubiertos de plástico, o cualquier otro producto elaborado con este material. Indudablemente, resulta un poco difícil prescindir de algunos objetos para nada ecológicos, pero es indispensable empezar poco a poco a sustituir algunos artículos innecesarios que contaminan el medio ambiente. Lo más importante es iniciar. Posiblemente después te adaptarás y te convertirás en todo un seguidor ecofriendly.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
¿Qué implica la toma de posesión y la usurpación del poder?