Al fin Bob Dylan puede recoger el dinero de su Nobel de Literatura

Si pensábamos que Bob Dylan iba a rechazar el dinero que viene con el premio Nobel de Literatura, nos equivocamos y es que el cantante, el día en que asistió a su reunión con miembros de la academia sueca, había decidido no hacer el tradicional discurso por el recibimiento del premio, condición necesaria para recoger el dinero que viene con este, el cual es nada más y nada menos que 8.000.000 de coronas (900.000 $).

El audio que contiene el discurso, leído por el cantante en voz alta, fue enviado a la academia recientemente a través de un link, donde se refleja el posible vínculo entre las letras de sus canciones y la literatura.

“When I first received this Nobel prize for literature, I got to wondering exactly how my songs related to literature,” expresó el cantante.

Luego citó a los músicos y obras de la literatura que influenciaron en él, desde Buddy Holly que según el cantante “cambió su vida”, porque lo hizo querer escribir canciones cuando era un adolescente, hasta novelas clásicas como Moby Dick, Sin novedad en el frente y La Odisea.

Desde que la academia sueca anunció en octubre del año pasado que el cantautor recibiría el máximo galardón en letras, la noticia trajo consigo mucha controversia. No solamente porque al principio el norteamericano no hizo ninguna mención al saber el anuncio, sino también porque se convirtió en el primer cantante en recibir un premio dedicado a escritores, cuestión que criticó el también Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, al calificar de “equivocación” la entrega del premio a este y es que según el periódico The Huffington Post, a pesar de que al escritor peruano le gusta mucho como cantante consideró que el premio debe distinguir una gran obra que haya marcado un tiempo o la de un autor poco reconocido hasta ese momento y que lo merece, «no el espectáculo de un gran cantante.”

Para aquellos que son curiosos, les dejo aquí un último dato: únicamente se han presentado dos casos de escritores que se negaron a recibir el Nobel de Literatura: el primero fue el ruso Boris Pasternak que en 1958 lo aceptó, pero luego tuvo que rechazarlo, debido a la presión del gobierno soviético. El otro caso fue el francés Jean Paul Sartre en 1964, ya que tenía como principio personal «rechazar premios» y se quejó de que no fue consultado previamente para saber si lo quería recibir.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
¿De qué va el caso de Thelma Fardín y cuál es su repercusión en Latinoamérica?