#AsíProtestoYo: Estudiantes

#AsíProtestoYo: Estudiantes

Un mes de protestas ha pasado y Venezuela sigue luchando por su libertad. Una libertad que le permita al venezolano vivir sin miedo, ese miedo que paraliza y no deja vivir en paz.

¿La razón? Inseguridad, escasez de alimentos, inflación y vivir en un totalitarismo que cumple 18 años en el poder. En ese tiempo ha cambiado tanto el país, que ahora es irreconocible.

Los ciudadanos están hartos de la situación, sin saber qué hacer para despertarse de la pesadilla. La protesta es uno de los actos del ser humano más viejos, comunicando a través de las calles un mensaje claro y fuerte.

Resulta difícil protestar si el que busca el odio está armado y tiene buena puntería, una característica que se repite en todos los mayores asesinos de la política.

Un pulso que no tiembla, que no duda al darle a su blanco, cueste lo que cueste. El blanco en este caso son jóvenes que a través de la lucha pacífica al morir quedan como héroes nacionales.

Debería ocurrir en otras instancias, pero este no es un país normal, sus ganas de vivir y sus sueños se esfumaron por pensar diferente.

En otro país democrático las marchas no serían sinónimo de muerte sino de debate, de reflexión. A la policía y a los militares nunca se les ocurriría asesinar a su pueblo que juraron proteger. Respetarían la opinión de su gente y los ayudarían a defender sus derechos.

Pero no, en Venezuela todo es al revés. En distintos períodos históricos de esta tierra han sido los estudiantes los que la han sacado adelante.

Cuando aprendemos sobre historia siempre hay un personaje recurrente, que aparece en todos los acontecimientos más importantes del mundo. Alguien que no se cansa de exigir justicia pase lo que pase, que nunca se rinde y que puede mover a un país entero.

Ese es el poder que tiene un estudiante, la mayor amenaza de la tiranía. A los gobiernos les aterra un grupo de personas con ideales firmes hablando en la televisión o en una plaza.

Son los que constantemente hacen abrir los ojos del engaño de los gobiernos a los ciudadanos. Esos estudiantes que nunca se rinden, que luchan hasta lo último por la justicia y los derechos.

En Venezuela son nuestro mayor tesoro, nuestros guerreros sin pedir nada a cambio, solo libertad.

Es por ello que en The Amaranta quisimos honrar a esos dirigentes estudiantiles que no les importa marchar hasta que les duelan los pies, los que ayudan a los detenidos de las protestas o los que atienden y dan asistencia médica a los que lo necesitan en la calle por la absurda cantidad de bombas lacrimógenas y perdigones que lanzan sin ningún tipo de remordimiento nuestro funcionarios, perdón, cobardes.

 Defensa UCV

Maria Alejandra Romero, estudiante de Derecho en la Universidad Central de Venezuela y coordinadora de Defensa UCV.

He observado estos últimos 27 días (si no me equivoco) cómo han hecho lo que han querido con nuestras leyes, violentando incluso la constitución que ellos en su momento defendieron. Las detenciones primero, son arbitrarias ¿por qué? Para que una detención sea «legal» debe ser in fraganti, es decir, ser capturado cometiendo el delito o con una orden judicial ART 44 CRBV. Los cuerpos policiales indican que las detenciones se están haciendo in fraganti, sin embargo, todos sabemos que protestar no es un delito, además, ni siquiera cumplen el lapso que indica la ley ya que al ser detenido en flagrancia debes ser presentado dentro de las 48 horas siguientes a la detención. 

Y he visto muchas veces como todo esto ha sido ignorado y como jóvenes e incluso adultos han pasado más de dos días detenidos sin que ninguna autoridad dé información al respecto. También se ha dado el caso de personas que pasan horas o días desaparecidas cuando el primer derecho que tenemos es el de saber dónde nos encontramos y poder tener una llamada para avisar a nuestros familiares. 

Durante las primeras protestas, específicamente el 31 de Marzo sufrí una detención de un compañero cercano del equipo. En ese momento me di cuenta de la necesidad, la carencia que tenían las familias, amigos y todo su entorno con respecto que hacer y cómo ayudar en el momento de la detención.

He tenido la oportunidad de hablar con mamás que han estado preocupadas y me convertí en esa persona que está ahí para ellas ya que un abogado es difícil de contestar todas y cada una de las preguntas que tienen. 

La experiencia ha sido increíble, me ha movido las fibras, recibí llamadas muy dolorosas a altas horas de la noche, he visto como hay claras violaciones a los derechos y al debido proceso. Lo más gratificante es cuando una mamá te escribe que su hijo está libre y te agradece.

Primeros auxilios UCAB

Victor Tang, coordinador y consejero de Humanidades y Educación en la Universidad Católica Andrés Bello.

El apoyo motiva, motiva a seguir saliendo, a seguir formando parte de esta causa porque al final esto es algo voluntario y que la gente te reconozca y te agradezca es más que suficiente. 

El proyecto nació porque en el 2014 salía muchísimo y formaba parte de las guarimbas. 

En el 2017 veo y afrontó la situación con una perspectiva distinta y este me pareció el mejor espacio.

El espacio de colaborar con el bienestar de las personas y el espacio de estar ahí cuando alguien lo necesita, estar atento, pendiente. Creo que es algo que me motiva muchísimo, me da ganas de salir a la calle y estar ahí para las personas.

No hay momento que nos quedemos sin una persona que nos apoye y colabore porque hay gente que incluso a veces se involucra en lo que es el tema equipo porque aportan materia teórica y de conocimiento. Ambas personas son sumamente importantes.

El Tambor VE

Jorge Lander, fundador y Licenciado en Comunicación Social de la Universidad Monteávila.

La censura que estamos viviendo en Venezuela desde hace 18 años ha sido exponencial, cuando ingresamos en la UMA sabíamos que íbamos a estudiar una carrera que cada vez se hace más cuesta arriba ejercerla en nuestro país, sin embargo, al momento de realizar nuestro proyecto final de carrera quisimos hacer algo distinto para aportar al país desde lo que sabemos hacer: informar. 

Al momento de crear El Tambor VE lo hicimos con la firme convicción de combatir la censura y comprometidos con la verdad, en contra de la injusticia venga del lado que venga.

Actualmente a raíz de las protestas que se están llevando a cabo en Venezuela transmitimos en vivo desde nuestras redes sociales, además de documentar con fotos y vídeos todo lo que sucede para que las personas que no tuvieron oportunidad de conectarse a la transmisión se enteren de lo que ocurrió.

Cada quien ante la situación que vivimos en Venezuela asume un rol, la nuestra con El Tambor es informar la verdad y luchar contra la injusticia. Aportamos al país desde donde sabemos. Como periodistas tenemos el rol de informar la verdad y todo lo que está sucediendo en el país.

No cabe duda que el rol de los estudiantes es necesario en países que atraviesan situaciones difíciles no solo políticamente sino también socialmente y económicamente. 

Los jóvenes entrevistados no representan ni una cuarta parte de los dirigentes estudiantiles que siguen luchando por su país, muchos protestan en silencio, otros con sus familiares y otros dirigen a los demás. 

Sus ganas de unirse y siendo tan jóvenes con sus conocimientos recién aprendidos logran hazañas únicas y Venezuela puede estar segura que tiene a los indicados dispuestos a trabajar en reconstruirla.

Así protestan ellos, 

¿cómo protestas tú?

TheA logo
Más artículos
industria de la moda pandemia
Un solo tejido: el altruismo de la industria de la moda ante la pandemia