Alemania se abre a la posibilidad de aprobar el matrimonio gay

Alemania se abre a la posibilidad de aprobar el matrimonio gay

Fotografía: Reuters

Al parecer la lucha de los gays está teniendo sus frutos, pues cada día son más los países que están a favor de aprobar el matrimonio homosexual, sin embargo todavía quedan algunos en donde los homosexuales no han logrado triunfar y es que es muy difícil que el mundo cambie su forma de pensar en un día, eso es algo que toma su tiempo.

Este ha sido el caso de Alemania, pues a pesar de que su canciller Ángela Merkel votó en contra de la aprobación del matrimonio homosexual, al final la mayoría del parlamento terminó por aprobarlo, por lo que ahora Alemania se une a la lista de países que lo aprueban.

Sin embargo, el hecho de que Merkel esté en contra no significa que su partido también lo está, ya que ella instó a los parlamentarios miembros de la Unión Demócrata Cristiana a votar libremente.

De acuerdo a The Guardian, en un evento realizado por la revista Brigitte la canciller alemana dijo que se sintió afligida porque el debate estuvo concentrado principalmente en torno a los lineamientos del partido y que ella esperaba que “fuera dirigido hacia un voto consciente.”

Esta decisión para nadie fue ninguna sorpresa, ya que era ampliamente sabido que el Bundestag aprobaría el matrimonio gay en una votación libre acerca de esta cuestión.

Alemania era uno de los muchos países occidentales donde todavía no se aprobaba el matrimonio entre personas del mismo sexo. La sociedad civil lo había permitido desde 2001, pero la Unión Demócrata Cristiana, el partido de Merkel, se ha resisto a la idea de abrirse al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

La centroderecha CDU (Unión Demócrata Cristiana), que ha estado gobernando una parte superior en coalición con la centroizquierda SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) desde el año 2013, ha dicho que prefería modificar la legislación que las parejas que viven juntas tuvieran los mismo impuestos y derechos a adoptar que una pareja casada.

Faltan al menos unos tres meses para las elecciones federales, los comentarios de Merkel le cortaron las alas a las críticas y abrieron una gran posibilidad a su partido de alcanzar una coalición en la post-elección.

Los socialdemócratas, los Verdes y el resurgido partido Demócrata Liberal que ellos iban a oponerse a una coalición con el CDU si este iba en contra del matrimonio homosexual.

Antes de las elecciones del 2013, Merkel aseguró que tenía “problemas” con darle a los gays y lesbianas el derecho a la adopción, admitió que esto podría verse como pasado de moda, la canciller admitió que “No estoy segura de lo que es bueno para el niño y esta duda me hace querer expresar que esto no tiene que ver con un deseo de discriminar a nadie.”

Sin embargo para el invierno de 2015, una pareja de lesbianas la hizo tener otra perspectiva de este asunto, pues la canciller dijo “Viví una experiencia que me conmovió en mi circunscripción electoral de nacimiento”.

Gundula Zilm le propuso a Merkel que fuera a visitarla con estas palabras: “Venga a visitarme a mi casa, donde vivo con mi pareja lesbiana y ocho niños adoptados. Viven con nosotras desde hace tiempo y pienso que les va bien.”

“Si las agencias de protección de la infancia confían en una pareja lesbiana con ocho hijos adoptados, entonces el Estado no puede seguir utilizando el bienestar del niño como un argumento en contra de las adopciones.”, agregó la canciller

Es cierto que los motivos de Merkel de abrirse al debate sobre la aprobación del matrimonio gay eran más por estrategia política que otra cosa, pues después de todo ella misma votó en contra del proyecto, aunque sí es posible que esta experiencia con esta pareja la haya llevado a cambiar de opinión acerca de la adopción por parte de parejas homosexuales.

TheA logo
Más artículos
mitos coronavirus
Coronavirus desmitificado: por qué nos deberían preocupar más las consecuencias que la enfermedad