Un latin remix no salvará la decadencia de una canción

Sí, Despacito, estoy hablando de ti.
Author:
Publish date:
Despacito

Cuando en el carro, en una fiesta, o gozando de un ambiente musical mientras estás en tu cuarto escuchas la guitarra de Despacito o los beats de What Do You Mean, tu reacción cambia de:

"Súuuubeleeee".

"Súuuubeleeee".

A algo así como:

"¿Otra vez?"

"¿Otra vez?"

Sabes que la canción está empezando a sufrir de lo que comienza como un leve resfriado, un malestar, en el que el tema musical simplemente no causa el mismo impacto (o alboroto de hormonas) que ocasionaba antes. Sin embargo, durante esta primera etapa solo se notarán skips repentinos de la canción, y se seguirá bailando de rumba en rumba sin importar lo trillada que empiece a estar.

Durante la siguiente etapa, ya el track pasó de fruncir algunas cejas a producir un "ughhh" perfectamente perceptible acompañado de volteadas de ojos. No obstante, siempre estarán los mal pegados grabando Snapchats con la canción de fondo.

De aquí pueden pasar dos cosas: uno, la canción pasa a mejor vida y se une a los playlists de "May's Top Hits" o "Más Escuchados en 2017" (también conocido como sisoymainstream.com). El segundo destino de la canción es evolucionar a un idioma nuevo, e incorporar a un artista de otra nacionalidad y género de música. 

Es aquí cuando nacen los "Latin Remix"

Queremos que este artículo sirva de carta abierta a todos los reggaetoneros y artistas que piensan hacer una colaboración para salvar una canción de su curso natural de decadencia:

Que Justin Bieber cante "slowly" en vez de Despacito, para luego intentar expresarse en español (por amor a Dios, no)...

Que Zion y Lennox decidan incorporarse en la letra ingeniosamente creada por Ed Sheeran para hablar de las tetas de una mujer...

O que la hermosa y adiestrada voz de Sia sea interrumpida por Nicky Jam diciendo que quiere ser dueño del cuerpo de alguien...

NO ESTÁ BIEN

Sí, es verdad. Hay algunos que lo logran, pero son muy, muy pocos. La mayoría de las veces estos temas lo que crean es confusión, y a menos de que se haga un consejo de DJs de la ciudad en la que se planee lavarle el cerebro a la gente de rumba en rumba, el tema no pegará.

Nuestro consejo es que dejen que las cosas sigan su curso natural y que se apoyen de las palabras de Elsa:

Let it go... 🎶