¡Último episodio de la segunda temporada!

Querido diario:

En mi último lunes de review de Westworld debo decir que me volví un ocho y que la serie está conspirando para escanear todas esas reacciones que me provocó este episodio y crear un host. Porque sentí demasiado.

Después de diez episodios, llegamos a nuestro último lunes donde veremos todas las teorías conspirativas locas, videos explicativos y reviews de fanáticas como yo que ni siquiera saben cuándo que se estrena la próxima temporada. Pero tranquilos, sí la habrá y eso debería dejarnos dormir en paz por un rato.

Aunque por cómo dejaron las cosas, no me emociona mucho esperar al año que viene. Lo que no podemos negar es que a pesar de lo pesado y confuso que fue este episodio, sí podemos rescatar varias cosas.

Ver relacionados:

Filosofía, encuentros y despedidas: Westworld ‘Vanishing Point’

Recuerdos, promesas y plumas: Westworld 'Kiksuya'

Pérdida, reencarnación y mucha sangre: Westworld 'Les Échorchés'

Mutilaciones, colinas y data: Westworld 'Phase Space'

Moscas, doppelgängers y geishas: Westworld 'Akane No Mai'

Reencuentro, inmortalidad y nitroglicerina: Westworld ‘The Riddle of the Sphinx’

Guerra, nieve y tigres: Westworld ‘Virtù e Fortuna’

Pistoleras, venganza y esplendor: Westworld ‘Reunion’

Caballos, sangre y robots: Westworld ‘Journey Into Night’

Episodio #10: 'The Passenger'

En este episodio final, todos los personajes tuvieron una especie de cierre o continuación para la próxima temporada. Ninguno quedó en el aire. Sin embargo, ese "cierre" no fue genial para todos. 

El Internet básicamente odió este episodio, porque se pasó por donde no pega el sol muchísimas teorías oscuras que tenía la gente y bueno, los escritores de The Passenger deben admitir que se volvieron un ocho también.  

En lo personal esperaba mucho más pum, wow, whut, ah, aaah! Pero solo diré que faltó mucho para que pasara eso. Aún así intentaré ser lo más objetiva posible y ustedes emitirán sus opiniones a lo largo del artículo.

Adivinen de quién hablaremos primero.

Dolores, la Barbie de mil pasados

Desde el comienzo de la temporada, Dolores estaba buscando rebelarse contra el parque y los humanos. Ella no quería vivir controlada en un mundo ficticio, ella quería conquistar su mundo, nuestro mundo, y en parte, lo logró. Solo que de una manera súper retorcida.

En The Passenger ella encuentra (junto con Bernard) la puerta al otro mundo, el Valle Lejano, que en realidad es como una línea base del parque al que no puede entrar ninguna mente consciente porque es una simulación. Ahí el sistema les muestra todo lo que tienen que saber sobre los humanos, pues tienen una especie de biblioteca infinita llena de códigos.  Y son esos códigos, ahora simplificados, los que servirán para replicar la conciencia de los humanos. 

Con el surgimiento de "la puerta" (que es el lugar a donde van los hosts que quieren "ser libres"), Dolores sabe que solo se trata de una prisión más. No es la libertad que tanto querían sino que están en un mundo de mentira, dentro de otro mundo de mentira, sin llegar a ser reales nunca. 

Es por eso que Dolores no desiste de su intención de ir al mundo real...peeeeeeero, en el cuerpo de Charlotte Hale y cargada de muchas otras conciencias de hosts.

Otra sopresa es que Dolores fue quien creó a Bernard y no Ford como habíamos creído. Por todas sus reuniones con Arnold, fue ella quien pudo recrear cada palabra y cada gesto de Bernard. Y como lo creó una vez, lo pudo crear de nuevo al salir de Westworld.

William o el Hombre de Negro, pero que no lucha contra extraterrestres

En este episodio, William no pintó mucho. Casi nada más bien.  

Aquí sí me identifico con las opiniones del mundo cuando dicen que evolucionaron mucho a este personaje para que terminara sin hacer nada en The Passengers

A lo largo de toda la temporada, hemos visto a William tratar de encontrar una puerta o entender el juego que Ford le impuso. Pero después de tanto rollo, lo único que hizo fue acompañar a Dolores a la puerta del Valle Lejano (The Craddle donde tienen todos los códigos de los humanos y hosts), ella logra herirlo y se queda ahí en el piso. Al menos hasta que, al estilo Marvel, apareciera para darnos una sorpresa después de los créditos.

Al llegar abajo, está toda la Craddle destruida y vieja, y de ahí aparece su hija Emily (a quien mató el episodio pasado) y probablemente es un host (o una mente consciente en el cuerpo de un host) y le dice que todo es una prueba de fidelidad, tal como Dolores le había dicho a Bernard desde el comienzo. 

Ahora, no entres en pánico:

- No, todo este tiempo William no fue un host, sino que siempre fue humano.

- Esta escena pasa en un futuro muy remoto. Hace rato pasó lo de los hosts destruyéndose y es en ese futuro muy muy lejano en el que William es por fin un host.

- Aunque no está muy claro de qué pasó con William después de que Dolores le mochara un dedo, sí sabemos que el equipo de rescate lo encontró. Mostraron su cuerpo siendo curado en las tiendas de rescate del la orilla del parque. Así que no murió ahí tirado en el piso. 

El parque y los intereses inhumanos de sus humanos

En The Passenger, nos probaron que todo eso de las historias de los personajes dentro de Westworld es solo un juego de niños. Lo que siempre fue la intención del parque era hacer a los humanos inmortales: escanear su conciencia y ponerla en el cuerpo de un host.

De alguna forma, Ford creó este mundo bajo un submundo para que los hosts pudiesen vivir "libres". Pero solo se tratada de una especie de mundo en el que ya los humanos no tienen que preocuparse de los hosts, porque sus "mentes" (códigos) están en ese paraíso virtual y sus cuerpos deshechados en el valle, el cual inunda Dolores desde la Craddle y se conecta con la escena que vimos en el primer episodio de todos los hosts muertos. 

Claro que otros factores influyeron:

- Charlotte y su gente usaron a Clementine (que podía controlar con la mente a los hosts para hacer que se mataran antes de entrar a "la puerta".

- Charlotte mata a Elsie y bueno, Dolores (con el cuerpo de Charlotte) asesina a la verdadera Charlotte.

- Y resulta que Ashley Stubbs siempre fue un host. ¿Sabes de quién hablo? El guardia sexy del parque interpretado por el hermano de Liam y Chris Hemsworth. Ahora sí sabes de quién hablo. Bueno, sí lanzaron así sin más que él también era un host. Detalle que no me gustó para nada porque no tiene antecedentes y mucho menos función dentro de la narrativa. 

Maeve, la ex prostituta de mente maestra

Ajá. Mi pobre Maeve.

En el episodio pasado, vimos a Maeve toda herida y sangrando, pero cuando el parque decidió usar a Clementine en lugar de ella, prefirieron matarla. Solo que no contaron con que Maeve controlara la mente robótica de una docena de toros para liberarse...muy al estilo Maeve, ¿no? 

Así que junto a su pandilla de pistoleros (Héctor, Lee, Armistice y la Armistice japonesa) se reunieron con los demás hosts que buscaban la puerta. Ahí Maeve se encontró con la que fue su objetivo en toda la temporada: su hija. Después de una matadera, gracias a Clementine, Maeve logra que su hija y su nueva madre entren a este paraíso virtual. Una vez que lo logra (controlando la mente de cientos de hosts para que no hirieran a su hija), nuestra host favorita murió con una sonrisa en el rostro. 

Peeeeeeeeeeeeeeeero, no tan rápido. Este NO es el final feliz que quería para Maeve porque la ponen como si nada de su lucha valiera la pena. O al menos no como queríamos. 

Maeve no "libera" a su hija, sino que la pone en esta jaula de oro, como dice Dolores, y muere prácticamente en una mentira, llevando a su hija de un mundo irreal a otro mundo irreal. Si se hubiese quedado con ella, sería más comprensible todo este sacrificio. 

Por otra parte, está a salvo su hija. Pero en una fantasía robótica: lo mismo pasó con Teddy (a quien Dolores metió a último momento) y a nuestro bello Akecheta. Así que este final para los hosts no fue mi favorito. 

Sí, por supuesto que no pude ser objetiva. Westworld me hace eso.

Así que recapitulando, ¿de qué trató esta temporada?

En esta segunda temporada, aprendimos más sobre el parque en sí, sus secretos y sueños. Todo estaba en la conciencia humana, ¿cómo mezclarlo con los hosts?

Aprendimos muchísimo sobre lo que pasó entre William después de conocer a Dolores, y el William de Hombre de Negro. Este personaje fue uno de mis favoritos y uno de los mejores desarrollados de la serie. Sabemos sus miedos, sus secretos y sus deseos. Cómo pasó a poseer todo el parque y todo lo que sufrió para querer quedarse en Westworld en lugar del mundo real. 

También vivimos muchas historias de los hosts, quienes buscaron ser libres hasta el final, y cómo "despertaron". Más que todo yo creo que esta fue una temporada de transición que llevó la historia de un punto A a un punto B, es decir: los hosts querían salir del parque y de alguna forma lo hicieron. Claro que todo fue un proceso, un proceso de diez episodios, algunos excelentes y otros, no tanto. 

Ahora, lo que nos falta por ver la próxima temporada es qué queda del parque después de toda la destrucción, cómo será su renacimiento. Y muchísimo más importante, ¿qué será de los hosts en el mundo real? 

Gracias por leerme quienes me aguantaron y espero que hayan disfrutado esta temporada de Westworld. A pesar de todo, yo lo hice.