‘I've been looking so long at these pictures of you’

Al ser una aficionada de la música que está obsesionada por saber más de todo —intensa, lo sé—, tuve que inventar una columna que habla de la historia de ciertos artistas y el porqué son relevantes para la cultura pop.

La música nos puede hacer revivir ciertos momentos, pero eso depende del artista. Es él quien hace que el oyente sienta algo memorable, muy pocos saben el secreto para hacerlo como Robert Smith, el cantante de The Cure.

Esta agrupación ha logrado hablarles a muchas generaciones desde hace más de cuarenta años, no solo porque sus padres los escuchaban, sino porque ellos han descrito situaciones con las que todos nos podemos identificar en muchas etapas de nuestras vidas. Esta es la razón por la que era necesario escribir de ellos y poder dar una imagen clara del impacto de la banda en el mundo musical.

The Easy Cure

Según All Music, en 1976, Smith se unió a sus compañeros de colegio, Michael Dempsey y Laurence “Lol” Tolhurst, para crear un grupo llamado The Easy Cure que estaba orientado a un pop dark con letras pseudo-literarias.

Dos años después, ellos se cambiaron el nombre a The Cure y grabaron un demo de una canción llamada Killing an Arab que pasaría a las manos de Chris Parry, un representante de la disquera Polydor Records.

En 1979, el conjunto inglés firmaría con la discográfica Fiction que fue creada ese mismo año por Parry. Con esto, The Cure tuvo el impulso para lanzar su álbum debut con el título de Three Imaginary Boys que posee canciones populares como Boys Don't Cry y su primer demo que causó mucho revuelo en la sociedad del momento.

A partir de ese primer éxito, caminaron por un sendero un poco más oscuro y maduro con su segundo y tercer disco, Seventeen Seconds (1980) y Faith (1981). Allí experimentaron con intros más largas que ayudaban a realizar una transición entre los temas, pero no es su trabajo favorito para muchos.

Puede que te fascine:

La transición

Después de esos dos productos musicales, tomaron otro giro con Pornography (1982) que pasaría a mostrar hacia dónde se dirigía la banda a nivel de sonido: dejaron atrás su tinte experimental para alcanzar algo un poco más atractivo.

the-cure-pornography

La banda se tomó un descanso en 1983 porque Robert debutó como el guitarrista de Siouxsie and the Banshees. Además, creó el grupo musical The Gloves con Steve Severin, el bajista de la Sioux, y grabó su LP Blue Sunshine.

En 1984, se vuelven a unir para estrenar The Top que tiene temas psicodélicos y con tonos alegres como The Caterpillar y Shake Dog Shake. Continuarían con esa vibra en la composición de The Head On The Door (1985), un producto que tiene muchas de sus canciones más relevantes: Close To Me e In Between Days.

Esta etapa de autodescubrimiento de The Cure terminaría con Kiss Me Kiss Me Kiss Me (1987), una creación con composiciones llenas de emoción como “Why are you so far away?’, she said / ‘Why won't you ever know that I'm in love with you? / That I'm in love with you?” de Just Like Heaven.

‘Desintegration’

Comenzaría así la era de Desintegration (1989), su más aclamado álbum que posee la posición número nueve entre los dos cientos LP más relevantes de los ochenta para Pitchfork.

the-cure-desintegration

Esta producción es la que realmente refleja lo que ellos son y lo que tenían que decir, con suspiros depresivos y sonidos que van a hacer que lo escuches de principio a fin sin parar. Absolutamente todas sus canciones son interesantes, pero las que más resaltan son Fascination Street, Pictures of you y Lullaby.

Luego del éxito del disco, The Cure se mantuvo creando durante la época de los noventa y principios de los 2000. En ese tiempo, publicaron cinco compilaciones en total: Wish en 1992, Wild Mood Swings (1996), Bloodflowers (2000), The Cure (2004) y 4:13 Dream (2008).

Actualmente a pesar de tener más de cuarenta de años en el mundo musical y pese a que muchos de sus miembros no son los del grupo original, se encuentran trabajando en su última realización musical que se espera que se lance este año 2019.

El legado de The Cure

Bajo la influencia principal de su cantante y compositor, Robert Smith, nos dejaron más de diez álbumes que tienen un mensaje para todas las generaciones que tienen en común la esperanza de ser felices y los problemas típicos de jóvenes adultos.

Él nos habla de cosas que nos afectan y nos los plantea de una manera bonita, aunque sea algo terrible. Esa es la razón por la que sus temas son memorables, porque son atemporales y conectan con todos como seres humanos.