¿Lo definirían como “romance”?

Cada comienzo de año el foco de nuestras preocupaciones está sobre alfombras rojas, discursos de aceptación y la quiniela malintensa que armaste con tus amigos que se la tiran de cinéfilos.

Razón por la cual, esta vez nos hemos dado el lujo, por segundo año consecutivo, de poner nuestra opinión sobre todas las cosas y resaltar su gran y significativo aporte a la cultura cinéfila, porque todo lo que tenemos que decir sobre las películas que hacen fila para los premios es estrictamente importante y necesario.

Y porque nos pagan por ello.

Así que, con una lista de 20 películas y un grupo de 7 personas dispuestas a deliberar y criticar -a veces profesionalmente y otras veces no tanto- con altos criterios de dirección, guionismo y fotografía, hemos fundado La Akademia The Amaranta.

Porque después de todo el shade que le hemos lanzado a nuestra contraparte, La Academia, no nos queda de otra que crear nuestra propia institución y celebrar unos premios menos polarizados y sensacionalistas -o quizás un poco de los dos- justo antes de que la ceremonia de los Oscars, bajo la estatuilla de Los OsKarinas.

Auspiciado por The Amaranta y GK Media.

Ver relacionado:

#TheAReviews: Lady Bird

#TheAReviews: Shape of Water

#TheAReviews: Call Me By Your Name

#TheAreviews: Get Out

#TheAreviews: I, Tonya

#TheAReviews: Darkest Hour

#TheAreviews: Good Time

#TheAReviews: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

#TheAReviews: The Florida Project

#TheAReviews: Dunkirk

#TheAReviews: The Disaster Artist

#TheAReviews: Molly's Game

#TheAReviews: Blade Runner 2049

#TheAReviews: The Big Sick

#TheAReviews: The Post

#TheAReviews: All the Money in the World

#TheAReviews: Mudbound

#TheAReviews: The Greatest Showman

Esto implica, por supuesto, que hasta el primero de marzo reseñaremos cualquier película que se atraviese en nuestro camino para comenzar las predicciones a nuestro gran evento (esto es mentira, estudiamos cuidadosamente las nominaciones de los demás premios y críticas para hacer esta lista de películas).

Hoy es el turno de Phantom Thread

¿Keslokes?

Si buscas Phantom Thread por cualquier lado te la definirán como un “drama” y “romance”, pero lejos de ser una historia de como dos personas se conocen y enamoran, narra la relación de obsesión y búsqueda de perfección entre todos los individuos que conviven en la casa del protagonista. 

La película dirigida por Paul Thomas Anderson está protagonizada por Daniel Day-Lewis como un diseñador de moda que vive con su hermana, interpretada por Lesley Manville. Se “enamora” (para llamarlo de alguna manera) de una joven camarera, interpretada por Vicky Krieps; la relación de la pareja vacila entre el afecto y la distancia mientras luchan por vivir con las diferencias del otro.

Por otro lado, Phantom Thread también es la película en la que:

  1. Daniel Day-Lewis cumplió su último rol en el cine (se quiere retirar, no murió).
  2. Se rumorea que Balenciaga sirvió de fuente de inspiración.
  3. El pana de Radiohead compuso el soundtrack.

Desde su estreno el 19 de enero de 2018, ha recibido aprobación mundial ganando un BAFTA por Best Costume Design, un Boston Online Film Critics Association por Mejor Dirección, dos Critics Choice (Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Actor), y por supuesto recibiendo seis nominaciones a los Oscars.

¿Kesloke pensé?

Mientras escribo esta reseña escucho el soundtrack original de Phantom Thread y no me queda duda, el score compuesto por Jonny Greenwood, el guitarrista y tecladista de Radiohead, es el mejor del 2017. Y qué difícil es comparar a cualquier artista con Hans Zimmer, quién por más de erizarnos los pelos en Dunkirk no compuso un soundtrack con tantos matices como Greenwood en Phantom Thread. Podría escuchar los temas una y otra vez en repeat, ¿pero volvería a ver la película? La respuesta es no. Les explico el porqué. 

Sí, Daniel Day-Lewis se la come en esta película con el papel del quisquilloso y maniático Reynolds Woodcock y Vicky Krieps hace el papel perfecto de Alma, la novia joven y desesperada, pero qué pesada la experiencia. Fueron 2h y 10min de ver cómo una mujer buscaba la admiración y atención de un hombre que claramente no quería ni tenía tiempo para dársela, hasta que en los últimos minutos te das cuenta de que él también la necesitaba. Pero no de la manera romántica que se esperan, (spoiler alert) Alma recurrió dos veces a atrapar a su hombre envenenándolo y él complacientemente ingiere el veneno para volver a quererla. Sí, estos dos locos encontraron que la mejor manera de amarse era casi muriéndose para pasar días y noches solo sobreviviendo por el otro. Es por esta y otras razones (como el ritmo lento de la película) que podría decir que por más de que me gustó, no la volvería a ver.

No me queda duda de que Phantom Thread es una película increíble. Todo desde el diseño hasta la música, la ropa y actuaciones es perfecto, pero está diseñada para perturbarte y confundirte. Muchos como en The Newyorker compararon la dirección de Anderson a la de Hitchcock en Rebecca, y sí, tienen mucho que ver entre ellas. Pero a diferencia de la película de 1940 que mantenía un aire de suspenso escalofriante por sus plot twists a cada esquina, Phantom Thread no logra horrorizarte sino hasta el final.

¿Khé le daría?

Phantom Thread se lleva la Oskarina por “Película que no le deberían mostrar a sus Novios/as si sufren de Paranoia” y una mención honorable por “Película que demuestra que las Profesiones no tienen Sexualidad Predeterminada” (por si a caso le quedó la duda a alguien que no entiende cómo los diseñadores de moda pueden ser heterosexuales).