The Last Jedi no es lo que estábamos esperando y por eso es increíble - The Amaranta
Que la sala haya estado en silencio sepulcral toda la película habla por si solo

Disclaimer: Nuestra editora aun no ha podido ir a ver la película, por lo que, compasivamente, no entraré en detalles que puedan generar algún spoiler.

De haber podido ser la niña que se hizo los moñitos de Leia y usó una camisa como el vestido-túnica de la princesa en A New Hope para entrar a la función, felizmente lo hubiera sido, pero mi nivel de preparación no pudo ser tal porque fue mera (y bellísima) casualidad lograr entrar a la película este fin de semana.

Dentro de una experiencia casi extática, llegó el momento en el que comenzó el icónico intro de la saga. Sentí una mezcla de felicidad, ansiedad, y miedo (por la posibilidad de que la película no cumpliera mis expectativas) que me paralizó desde el principio al final del film.

La conclusión de todas estas emociones al finalizar la película puede ser resumida en: ni siquiera me importó que tuve que verla en 3D.

Dirigida por Rian Johnson, The Last Jedi ha recibido un rank de 7.8 en IMDb y un 93% de aprobación en Rotten Tomatoes. Hasta los críticos de cine, que suelen ser unos haters insoportables que siempre quieren quitarle la ilusión a los fanáticos, tuvieron que admitir que el nivel que alcanzó este episodio es uno de los mejores desde The Empire Strikes Back.

En mi humilde opinión, estas son las razones por las que The Last Jedi es increíble:

Existe un desarrollo profundo de los personajes

A diferencia de The Force Awakens donde todo parecía sacado de un molde estereotípico de película de princesas de Disney - pero desarrollado en el espacio-, en The Last Jedi la complejidad de las personalidades y motivaciones de los personajes que llevan la trama se siente mucho más humana.

Es una película que te permite cuestionar si realmente Kylo, Rey, o Luke son enteramente buenos o malos, lo que evidentemente hace que exista una conexión mucho más fuerte entre el espectador y la película. Además, le da razones argumentales para llevar a cabo sus acciones a personajes que anteriormente no tenían casi que ninguna razón de existir.

Tiene una fuerte crítica político-social

No es mentira que hay películas que se roban nuestro corazón por razones enteramente irracionales, lo que hace que a veces nos encontramos defendiendo basofias como Click solo porque nos parece una linda analogía sobre apreciar el presente (me disculpo por esto, pero de verdad no puedo evitar que me guste, yo sé que es terrible).

El caso de The Last Jedi es justamente lo contrario. El trasfondo de la película es de muchísimo peso y pone en tela de juicio el concepto de la guerra y cómo esta puede afectar diferentes generaciones de no de preservar la memoria del pasado.

De cierta manera entiendo la posición de Rey al tratar de preservarla, pero no puedo evitar congeniar con la idea de Kylo de “aniquilar el pasado” así como aniquiló a Han Solo.

Es una película por si sola

A pesar de ser parte, no solo de una trilogía, sino de una saga de trilogías, The Last Jedi puede ser perfectamente sacada de este grupo y es una película que alguien que no es fan puede disfrutar porque las fuertes emociones de la película son tan relatable para cualquiera.

Además, a diferencia de muchas películas que se dejan influenciar por su público, esta no le da a los fans necesariamente lo que quieren. Las preguntas que Carla decía que debían ser respondidas en esta entrega, no son precisamente dirigidas y lo más probable es que se queden como misterios sin resolver, y eso está bien, aunque haya ocasionado que muchos fans quedaran molestos.

Adam Driver y los Porgs

Estas son las razones cero objetivas, pero dude… Adam es HOT.

Y esos Porgs me mataron de la ternura en cada aparición.

Cinematográficamente es bellísima

Obviamente el presupuesto de la película permitió el increíble trabajo de artistas de CGI, que le dieron vida a todos los aliens, naves, y animales fantásticos (que sí me parecieron un poco excedidos), los de efectos especiales de cada una de las batallas, la cinematografía de muchas de las escenas, como esta:

RED STAR WARS

Además de una musicalización que enfatiza la intensidad de las emociones durante toda la película.

Técnicamente es preciosa.

Le da pie a un nuevo episodio

Aún en mi misión de no hacer spoilers, solo diré que esta saga siempre se preocupará por integrar nuevas generaciones a la historia, que permitan que la trama se continúe desarrollando por más tiempo.

Porque para ser sinceros, sabemos que nunca nos cansaremos de Star Wars, así lleguemos a los 60 años disfrutando de algo nuevo que haya sacado la franquicia.

Pero por ahora, solo nos queda esperar ansiosamente por el Episodio IX hasta Diciembre 2019.