Además ni siquiera son los Emmys como tal

A raíz de la crisis, los ladrones y la hiperinflación, casi la mitad de Venezuela se ha ido del país para no tener que comprar un celular al mes ya que siempre te lo roban entrando al metro. 

Sin importar las circunstancias, los venezolanos emigran a países demostrando, en la mayoría de los casos, que somos gente trabajadora en búsqueda de calidad de vida. Ya sea como doctores, meseros, taxistas, ingenieros, babysitters o influencers con peluca, la nacionalidad destaca al hablar de extranjeros en otros países. 

Y si de venezolanos afuera seguimos hablando, hace unos días nos sorprendió la noticia sobre la nominación de Marko Música a un Emmy. 

¿Marko Música, el tipo de la peluca? 

Exactamente. Un inmigrante que reside en Miami desde hace unos años, y a través de un celular, una peluca y una lista de chistes balurdos, llegó a los cuatro millones de seguidores y a la nominación de un Emmy.  

¿Pero los Emmys no son premios de televisión?

Exacto, hasta el día de hoy nadie sabía que Marko Música había participado en ningún proyecto que involucre a la industria de la pantalla chica; pero resulta que la nominación se debe a un cortometraje de ocho minutos titulado El poder de un post, dirigido por Nelson Bustamante y Antonio Torrealba. 

¿Un corto de ocho minutos en YouTube cuenta como nominación a un Emmy?

No; porque efectivamente la nominación no es a los Emmys como tal, sino a un festival regional en los Estados Unidos llamado Suncoast Chapter donde se premia “la excelencia en televisión de estudiantes de cine o profesionales empezando en el área, específicamente en algunas regiones del país”.

¿Así que no son los Emmys, Emmys?

No.

Bajo un formato absurdamente cliché, el video muestra de manera carismática todos los proyectos benéficos en los que ha colaborado el influencer, entrevistando a las personas enfermas y demostrando literalmente “el poder de un post”. Por lo que se han desatado cantidad de controversias, al comparar contenidos de otros proyectos audiovisuales, y porque el personaje Marko Música es sinónimo de polémica y amarillismo a todo dar.

Al final del día, nosotros como venezolanos mundanos viviendo en comunismo, no podemos saber si efectivamente ese video es mera publicidad, si el sujeto ayuda a personas necesitadas, o si el humor de peluca va a dominar el mundo; lo que sí sabemos es que en Venezuela, tenemos buenas referencias históricas de televisión, que, bajo la opinión más personal, merecen un Emmy mil veces primero que Marko Música.

A continuación se los enumeramos:

Ver relacionado: Los verdaderos ganadores y perdedores de Los Emmys 2018