50 años cumple el mejor disco de la historia

“I get high with a little help from my friends”.
Author:
Publish date:
Patricia Quiroga

Patricia Quiroga

El primero de junio el disco con la portada más psicodélica de los Beatles cumple 50 años.

Ha pasado medio siglo desde que salió a la venta Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band considerado “The Best Album of All Time” por la revista Rolling Stone.

Lo grandioso de este disco no solo recae en su música, sino en las circunstancias en las que fue estrenado.

Para 1966 la banda más grande de todos los tiempos estaba enfrentándose a la extinción. Por más insólito que nos parezca, ya que hoy en día si pudiésemos tener un concierto con los 4 ingleses de Liverpool pagaríamos cantidades extravagantes de dinero, los Beatles no causaban tanta euforia a mediados de los 60 como en sus principios.

Los conciertos ruidosos que antes no dejaban que se escuchara la música, habían sido reemplazados por estadios medio vacíos y un desprecio agudo por gran parte de los Estados Unidos. La razón era sencilla, otras bandas habían cobrado más popularidad con la onda de música psicodélica y al bocón medio loco de John Lennon se le “había ido la mano” con comentarios anti católicos que habían escandalizado a una comunidad bastante religiosa estadounidense.

Luchando por mantenerse relevantes y demostrar que seguían siendo la imagen de magnates musicales que les habían dado con sus primeros discos, John, Paul, George y Ringo se reunieron en los Abbey Road Studios para grabar.

Un poco cansados de ser los culpables de la “Beatlemanía”, en un viaje en avión a Paul McCartney se le ocurrió crear un alter ego para la banda. De un paquetico de sal y pimienta inventó en forma de chiste el nombre “Sargent Pepper”, y luego agregó “Lonely Hearts” "because why would a Lonely Hearts Club have a band?"

Supuestamente durante la grabación Ringo Starr estuvo medio aburrido porque no escribió ninguna pieza del álbum y mientras esperaba para grabar las partes de batería, Paul y John jugaban con instrumentos sin darse cuenta que estaban creando el álbum que causaría más impacto en el movimiento hippie.

A pesar que “Strawberry Fields Forever” y “Penny Lane” no fueron añadidas al vinilo (error que atormentaría por el resto de su vida al productor), canciones como “With a Little Help From My Friends”, “Lovely Rita” y “Lucy in the Sky With Diamonds”, se convirtieron instantáneamente en himnos para el movimiento hippie que conocerían los hijos de casi dos generaciones más tarde. (o sea, yours truly)

Inspirados por los Beach Boys y Frank Zappa, los Beatles inventaron en este disco un sonido que no había sido escuchado nunca antes. Una vez más los fab four, que ahora vestían trajes militares de colores, revolucionaron la tendencia musical y la manera en que la gente escuchaba la música.

Desde su lanzamiento causó furor, 27 semanas en el tope de las listas en el Reino Unido, 15 semanas consecutivas en el número 1 del Billboard 200 y 32 millones de copias vendidas en el mundo entero. Todo esto antes de que existiera Spotify y en la época donde la gente cargaba consigo un disco del tamaño de un plato porque lo quería escuchar en todas partes.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band logró moldear y llamar la atención al movimiento hippie. A partir del éxito del disco, se le dio importancia a la gran cantidad de jóvenes que vivían en comunas bajo ideales de amor y tolerancia y que repudiaban la manera sangrienta en que los gobiernos se involucraban en guerras. La música de los Beatles logró reunir estas personas que creían en un estilo de vida distinto, con ropa distinta, cierto tipo de películas y poesía e incluso un movimiento artístico sin precedentes.

Tal como varias de sus líricas y su portada insinuaban, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band aludía a las drogas con ligereza. No fomentaban su uso ni le daban gran relevancia en el contenido de sus canciones, pero justamente este trato tan rutinario a las sustancias psicotrópicas logró que la BBC prohibiera la transmisión de “A Day in the Life” y que en el sur de Asia, Malasia y Hong Kong se prohibiera escuchar “Lucy in the Sky With Diamonds”.

Ringo Starr dijo años después que el disco unió a muchas personas. Eran tiempos difíciles y se demostró en esta ocasión como en muchas otras, que la música crea un ambiente de reunión y hermandad.

Joe Cocker cantó en Woodstock (básicamente la representación más significativa del movimiento hippie) una versión de “With a Little Help from My Friends” que inmortalizó la melodía y que sigue erizando los pelos de la nuca.

Sir Peter Blake se encargó de la portada que con los años sería tan legendaria como la música. Rumores cuentan que John Lennon pidió que aparecieran en la multitud Jesús, Hitler y Mahatma Ghandi y Blake para no dejar de complacer al artista, los colocó detrás de la banda. Están ahí, solo que no se ven.

Sgt. Pepper fue la pega cultural que necesitó el mundo a finales de los 60 y hoy en día la música sigue tan relevante como hace 50 años, sin duda alguna por eso es que lo seguimos viendo como uno de los mejores discos que jamás hemos escuchado.